¡Síguenos!
Coentrão y Mathieu

Europa League

El penúltimo cigarro de Coentrão y Mathieu

En el Sporting han logrado volver a sentirse importantes. Coentrão es odiado por la afición del Benfica y suma polémicas con rivales y compañeros. Mathieu no piensa dejar de fumar.

Suelen aparecer con aire distraído antes de los partidos, como si su mente estuviera lejos del estadio. Quizá sea la realidad. Esa imagen forma parte de esa personalidad dispersa que les ha acompañado durante su carrera. Fábio Coentrão y Jérémy Mathieu siempre han parecido fuera de sitio, como si su lugar en el mundo estuviera lejos de donde ellos están. Una desubicación permanente. En el Sporting de Portugal han encontrado quizá la penúltima oportunidad de manejarse en el fútbol de cierto nivel, pero su travesía con el equipo lisboeta no está siendo ni fácil ni tranquila. En especial para Coentrão.

Su rendimiento está siendo aceptable, son básicos en las alineaciones de Jorge Jesús, se vuelven a sentir importantes en un equipo. Coentrão lleva disputados 20 encuentros de Liga y diez en Europa. Mathieu, 25 en Liga y también diez en competiciones europeas. Pero siempre hay algo que perturba la paz. El asunto quizá más polémico y sobre el que más se ha enredado en la prensa es la afición de los dos por fumar. En el pasado mes de diciembre se publicó en Portugal que Jorge Jesús había pedido a Coentrão y Mathieu que dejaran de fumar. Parece que con poco éxito.

En una entrevista concedida a Record, Mathieu fue claro sobre este tema: «Soy una persona que siempre dice la verdad. Sobre el asunto de ser fumador, no soy ni el primero ni el último jugador que fuma. Cuando la gente me ve en el campo se queda satisfecha. Eso es para mí lo más importante». Aclarado. Seguirá fumando.

A Coentrão ya le pillaron fumando en público en abril de 2012, cuando estaba en el Real Madrid, en una fiesta con motivo de cumpleaños. «Era mi cumpleaños y fue algo ocasional. Estoy bastante desilusionado con lo que se escribió, porque en realidad no me pueden acusar de nada. No es justo que estén cuestionando todo debido a un acto aislado», declaró entonces. El hecho aislado dura ya seis años. Parece claro que los dos futbolistas seguirán echando humo en el Sporting.

La llegada al club tampoco fue tranquila para Coentrão, exjugador del Benfica, gran rival del Sporting. «El Benfica es el club de mi corazón y no sé cuándo volveré a Portugal, pero será para jugar en el Benfica. Es una sensación muy especial para mí que llevaré siempre conmigo», dijo Coentrão al fichar por el Madrid.

Cuando se confirmó su fichaje por el Sporting, seguidores del Benfica no tardaron en responderle: «Nadie que haya besado el Manto Sagrado puede pasar a representar la mierda». Durante la pretemporada, Coentrão se fotografió con dos aficionados del Sporting y una bufanda en la que se podía leer: «Benfica es mierda». En su visita a Da Luz, el lateral fue alcanzado por un objeto lanzado desde la grada.

En el caso de Mathieu, su fichaje no fue tan traumático, pero el francés terminó reconociendo que el Sporting, en el que debió estar unos días a prueba, sólo fue la segunda opción para él, que prefería ir al Marsella. En declaraciones a Sporting TV, la cadena del club, dijo que se decidió por el Sporting tanto por su afición como por su entrenador: “Es una buena persona, estoy aquí por él”. Antes, en una entrevista con SFR reconoció que su objetivo no era acabar en Lisboa, sino en Francia: «Rudi García me llamó y me dijo que me quería. Pero al final no se concretó nada. Me hubiera gustado llevar la camiseta del Marsella. Desde pequeño soy aficionado del equipo«.

Los toques de atención de Jorge Jesús no se han limitado a pedirles que dejen de fumar. También en diciembre pasado, después de jugar en Copa de la Liga contra Belenenses, el técnico expresó su disgusto por cómo habían regresado al trabajo: «Las vacaciones a Coentrão y a Mathieu no les han beneficiado». Ese día, Coentrão fue sustituido después de que se peleara sobre el césped con su compañero Marcos Acuña, con el que intercambió manotazos y empujones. William Carvalho tuvo que acudir a separarlos.

El 19 de enero fue amonestado por dar una patada al balón para protestar por un penalti en contra en el tiempo añadido del Vitoria de Setúbal-Sporting (1-1). Jorge Jesús le sustituyó y Coentrão empezó a dar puñetazos al banquillo hasta terminar con la mano ensangrentada. A continuación, se sentó al lado de los suplentes y comenzó a llorar.

Más feo fue lo ocurrido durante el último Oporto-Sporting, cuando Coentrão fue acusado de proferir insultos racistas a Marega. En ese partido también empujó a uno de los sanitarios que estaban a pie de campo al ir a recoger un balón, que estos miembros de emergencia habían escondido para perder tiempo.

En 1994 empezó a vivir el periodismo en AS, formó parte de la familia de PC Fútbol y en 2002 comenzó a navegar por Internet con AS.com. Vivió el triunfo en la Eurocopa de 2008, aunque para ello tuviera que alejarse durante un tiempo de Moratalaz.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Europa League

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies