¡Síguenos!
Petra.
Bárbara Lennie, en 'Petra', película de Jaime Rosales.

Cine

‘Petra’: en busca de la verdad

Jaime Rosales teje una película siniestra y lleva a los personajes por el camino de la amargura. La búsqueda de la verdad no conlleva, precisamente, encontrar la felicidad.

La búsqueda de la verdad no conlleva, precisamente, encontrar la felicidad. Descubrir la realidad oculta es un camino arduo, está lleno de matices y plagado de espinas, de mentiras. A veces, el final de esa travesía no es una rosa resplandeciente, sino una marchita. Con Petra, Bárbara Lennie vuelve a protagonizar un nuevo drama familiar en menos de un año. Si en La enfermedad del domingo busca, después de tanto tiempo, reencontrarse con su madre, en esta ocasión, en la piel de Petra, pretende averiguar quién es su padre.


Dirección: Jaime Rosales.

Reparto: Bárbara Lennie, Àlex Brendemühl, Marisa Paredes, Joan Botey, Petra Martínez,Carme Pla, Oriol Pla, Chema del Barco.

País: España.

Duración: 107 minutos.


Tras la muerte de su madre, siempre reacia a contarle quién es su padre, consigue reunir algunas pistas que la conducen a Jaume (Joan Botey), célebre artista y persona miserable —todos los somos, pero él traspasa los límites—, aunque eso ella no lo sabe. Petra, que también tiene inquietudes artísticas, decide entonces colarse en su casa como aprendiz. Durante su estancia, conoce a Marisa (Marisa Paredes), la esposa de Jaume y madre de Lucas (Alex Brendemühl), con quien conecta especialmente bien, pero podría ser su hermano.

Jaime Rosales (Las horas del día, La soledad, Hermosa juventud) no empieza a contar la historia de Petra por el principio; el director capitula cada uno de los actos, los reorganiza a su manera, dotándolos de cierto sentido, y adelanta las tramas con enunciados que son como pequeños spoilers. Rosales teje una película siniestra y lleva a los personajes por el camino de la amargura, porque nunca investigar la identidad de alguien, de un padre en este caso, ha traído consigo tantas desgracias, se suceden una tras otra hasta convertir este drama en una auténtica tragedia.

En Petra, no todo son conflictos familiares, protagonizados principalmente por Jaume, déspota rompesueños y destrozavidas del que no se puede sacar nada bueno, personaje espléndidamente interpretado por un debutante de 77 años. La película también quiere buscar la verdad en cuanto al arte —contemporáneo para más inri—, o cuando menos abrir un debate, ofrece distintos puntos de vista e invita a la reflexión. Jaume tiene una visión puramente monetaria, lo importante para él es ganar dinero. A Petra, por su parte, le interesa el arte verdadero, su percepción tiene que ver con que sin verdad no hay belleza —sin embargo, más o menos, todos mentimos—. Mientras Lucas, fotógrafo de profesión, se mueve por intereses sociales.

Jaime Rosales demuestra con Petra ser un creador —no todos los cineastas lo son—, derrocha estilo propio, por momentos demasiado sofisticado. Puede gustar o no, como el olor de las rosas, pero no pretende estar entre las flores más vendidas —hablando de arte, sería contradictorio aspirar a ser comúnmente aceptado—. Por su concepción y carácter no es una película para todos los públicos, pero sí es altamente recomendable para el suyo.

Periodista vigués. No trabaja en el Daily Planet, ha estado en el decano de la prensa nacional y ahora va A la Contra, buscando siempre la mejor opción. Colabora con Radio Marca. Su debilidad no es la kryptonita, sino la Cultura y el Deporte, pero en el buen sentido. No vive en Smallville. Su nombre no es Clark Kent, tampoco es Superman, solo es periodista.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Cine

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies