¡Síguenos!
De Marchi terminó adjudicándose la etapa. / Foto: Cordon Press

Vuelta a España

Pinot nos levantó del sofá

Ni ganó, ni sacó la ventaja que mereció, pero su osadía y su valentía en la fuga del día nos reconfortaron con un ciclismo demasiadas veces olvidado

100 kilómetros para que se hiciera la fuga buena del día, corredores a mil por hora por los fabulosos paisajes gallegos, lluvia en la parte final, persecuciones, pelea y cuarenta minutos de adelanto fueron unos ingredientes formidables para la mejor etapa de La Vuelta 2018. Prendió la mecha Miguel Ángel López al quedarse cortado, eso provocó una primera gran persecución que terminó resolviendo con muchos apuros Astana. Y poco después cogió el testigo Thibaut Pinot por delante, filtrándose en un grupo cabecero de 19 corredores que obligó a Movistar a bajar al barro y tirar a muerte para que el francés no se metiera de nuevo en la pelea por la carrera. Y en medio de todo esto, el equipo BMC fue el más listo. Metió a tres delante, cedió el protagonismo al francés y recogió sus frutos con De Marchi, vencedor en Luintra.


Etapa a mil por hora


“Ha sido una salvajada”, comentó Mikel Bizkarra, ilustre fugado, al finalizar la etapa. Y es que no se puede definir de otra forma el día de hoy. No hubo un segundo de respiro desde el banderazo de salida. Ni se pudo parar por delante ni por detrás, primero por los problemas de López y después por la escapada de Pinot, que fue líder virtual durante muchos minutos y que provocó un trabajo a destajo de Movistar, el equipo que asumió la responsabilidad de la persecución. Mitchelton, el equipo del líder Simon Yates, actuó con presteza y metió delante a uno de sus mejores corredores, Jack Haig, algo que utilizó de coartada para pasarle la tostada a los telefónicos, que solamente pudieron llevar en cabeza de carrera a un Anacona muy retrasado en la general.

Ayudó a todo esto el terreno, en constante sube y baja, sin un metro llano y sin rectas que favorezcan la persecución del pelotón. Ante esta situación, el pulso del francés Pinot fue fabuloso, ayudado por su compañero de equipo Leo Vincent, que fue el que llevó la voz cantante en el grupo cabecero. Entre los dos consiguieron llevar la ventaja por encima de los cuatro minutos, pero el trabajo colectivo no fue el mejor. Todos se lavaron las manos y los cazaetapas dejaron pasar los kilómetros, sabiendo que el francés no se iba permitir a parar en ningún momento. Así fue, así lo leyó De Marchi mejor que nadie y al final Pinot se quedó sin fuerzas, sin el premio de la etapa y casi sin ventaja, pues apenas sacó 12 segundos al grupo encabezado por el murciano Alejandro Valverde.


De Marchi, triunfador


De Marchi fue el gran protagonista del día en la última media hora. Ya se quedó cerca hace unos días y hoy no falló aprovechando el buen trabajo de sus dos compañeros de fuga, Dylan Teuns y Nicolas Roche. Ellos dos hicieron de lanzadera, taponando ataques y torturando rivales, mientras el italiano aguardó agazapado su momento. En el último puerto tiró para adelante y solamente Restrepo le aguantó el ritmo, pero el recorrido escondía un tremendo repecho a tres kilómetros de meta y ahí el del BMC, mucho más escalador, se pudo ir en solitario para ganar con autoridad.

En esa cota final hubo un par de movimientos de Rigoberto Urán, pero se quedó en casi nada porque todos los favoritos lograron salvar los muebles, a excepción de Fabio Aru, que sigue con su desastroso 2018. Ni iba en el Giro ni parece estar en buena condición física en esta Vuelta. A ver si es capaz de darle la vuelta a la carrera o al menos de intentarlo, pero sus sensaciones no son halagüeñas.

Y todo esto a dos días de que arranque el tríptico montañoso asturiano que atemoriza a todos los corredores. Para mañana se espera un día más tranquilo y después del calentón de hoy no descartemos que el pelotón conceda una fuga numerosa, de gente poco peligrosa, y ellos se pasen la etapa comentando el estado del tiempo, las últimas series de Netflix o el cierre del mercado de fichajes. Aunque igual se nos filtra un Thibaut Pinot en la fuga y nos levanta del sofá. Habrá que estar atentos, que camino del Faro de Estaca de Vares acompañarán, como poco, los paisajes.

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Thibaut Pinot se redime en Los Lagos | La Vuelta | A la Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Vuelta a España

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies