¡Síguenos!
Sonia Bruno y Pirri, portada del ¡Hola!

Sociedad

Pirri y Sonia Bruno: la boda de Ramos hace 50 años

Ellos eran como habrían sido Sergio Ramos y Pilar Rubio hace medio siglo. Estandarte del Real Madrid y actriz famosa. Fueron portada de todas las revistas del corazón.

Pirri tenía 24 años y cumplía su quinta temporada en el Real Madrid. Sonia Bruno, de 23, era una actriz que había participado en 26 películas, además de ser una estrella habitual en la televisión. Pirri había ganado la Copa de Europa de 1966 y Sonia acumulaba premios por su trabajo: Fotogramas de Plata 1968, dos medallas del Círculo de Escritores Cinematográficos (1965 y 1967) y el galardón del Sindicato Nacional del Espectáculo (1968). Se casaron hace 50 años y el impacto que generó su boda nos hace ver que los tiempos han cambiado sin que hayamos cambiado mucho nosotros. Las bodas siguen excitando la curiosidad del pueblo. Y la combinación de futbolista con actriz o presentadora resulta insuperable.

Las diferencias también son evidentes. Como consecuencia del matrimonio, Sonia Bruno tomó voluntariamente la decisión de abandonar su carrera como actriz. Se lo comunicó a los padres del futbolista cuando los visitó en Ceuta. Así lo explicó Pirri en la revista TP: “Es probable que María Antonia deje el cine. Conste que es ella quien ha tomado la decisión. Yo no le he impuesto la menor condición”.

Se dice que Bernabéu no era partidario de aquel revuelo y había mucho aquel año. La cantante María Ostiz y Zoco, otro de los grandes futbolistas del equipo, también se habían comprometido para regocijo de las revistas del corazón. Su boda se celebró dos días antes en el Castillo de San Javier (Olite) en una ceremonia con solo 17 invitados. María Ostiz no abandonó la canción.

Pirri era consciente de que la mayoría de los focos estaban puestos en su relación. Sonia Bruno era la actriz del momento. Antes había sido Miss Barcelona y Lady España. Pirri ya era el jugador estandarte del Real Madrid. “Es cierto, me caso con Sonia y ella es muy popular; pero yo no debo estar apareciendo en revistas y periódicos con ella, constantemente. Me parece que se han desquiciado un poco las cosas. Mi público espera de mí que me porte bien en el campo. Yo me debo al Real Madrid y por eso he decidido que este sea el último reportaje que me hacen en estas condiciones. Desde ahora, todas las fotografías que me hagan serán en el terreno de juego y con la camiseta del Real Madrid, pero nada más”.

Sonia y Pirri se conocieron en la fiesta que organizaba cada año el diario Pueblo para entregar los premios Populares de Pueblo. Les sentaron juntos en la cena y ahí comenzó todo. Se casaron en la iglesia de Santa Rita el 12 de junio de 1969, hace 50 años y tres días. Así quedó relatado en la nota de Europa Press. “A las cinco y cuarto de esta tarde, en la Iglesia de Santa Rita, contrajeron matrimonio María Antonia Oyamburu Bruno y José Martínez Sánchez, popularmente conocidos como Sonia Bruno y Pirri. La actriz de cine y el futbolista del Real Madrid tuvieron dificultades para llegar hasta la iglesia, materialmente rodeada de público, así como su interior, que aparecía lleno a rebosar. Fotógrafos, periodistas, cámaras cinematográficas y de televisión captaron casi al segundo la ceremonia y sus preliminares”.

“Sonia Bruno llevaba un minivestido de organza blanco y de seda natural, con apliques de raso en forma de escama, velo y ramo de flores. Llegó a la iglesia del brazo de su padre y padrino, don Jesús Oyamburu. Pirri vestía de oscuro con camisa malva y corbata de flores. Acudió al templo del brazo de su madre y madrina, doña Rosario Sánchez Martínez”.

“Una vez traspasada la barrera de espectadores, con cierta dificultad —una señora incluso se acercó a Pirri y le estampó dos sonoros besos en las mejillas— se arrodillaron ante el altar y comenzó la ceremonia, que duró veinte minutos. El sacerdote tuvo que rogar más de una vez silencio a los asistentes, ya que el murmullo impedía seguir con atención la misma”.

“Los invitados y testigos tampoco pudieron ocupar los lugares reservados para ellos, todo estaba materialmente ocupado por el público curioso y por las decenas de periodistas y reporteros gráficos”.

“Después de los sí quiero emocionados de los contrayentes, —más emoción en Sonia que en Pirri— pasaron a la sacristía, donde firmaron el acta matrimonial. Pusieron también su firma como testigos, por parte del novio, don Juan Antonio Samaranch, don Santiago Bernabéu, don Raimundo Saporta, y don Francisco Gento. Por parte de la novia, el humorista Tono, don José Vicente Puente y Joaquín Jiménez-Arnau”.

“La fuerza pública tuvo que penetrar en la iglesia para preservar a los contrayentes de la avalancha de público que les rodeó en cuanto se levantaron del altar”.

“Finalmente, Perico Chicote sirvió una copa en un patio interior de la propia iglesia, a la que asistieron todos los invitados. Entre ellos, había rostros populares como los de Carmen Sevilla, Conchita Velasco, los futbolistas Puskas, Grosso, De Felipe y Amancio (…)”.

“Sonia Bruno y Pirri emprendieron viaje de luna de miel —en coche— hacia Francia e Italia, donde pasarán mes y medio. Posteriormente establecerán su residencia en Madrid en dos pisos que han unido en la calle de Las Azulinas”.

La nota de la agencia incorporaba un suculento añadido. “Los carteristas han hecho el día en la boda de Sonia Bruno y Pirri. Ocho robos se han denunciado ya al párroco del templo en los Agustinos Recoletos de Gaztambide. Aprovechando la multitudinaria afluencia de curiosos, los carteristas sustrajeron la cartera al director de una sucursal bancaria, los bolsos de mano a tres señoras, la cartera a dos fotógrafos de prensa entre los que figura el redactor de Cifra Gráfica don Antonio Moncau, conteniendo 1.600 pesetas y la documentación. El párroco del templo se teme que aumente el número de denuncias”.

Sonia Bruno y Pirri, de 73 y 74 años, permanecen felizmente casados. La misma suerte deseamos a los hoy contrayentes. Que sobrevivan a su boda y que luego coman perdices. 

Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS y colabora con El Transistor de Onda Cero. Ahora se lanza a esta aventura de 'A la Contra' porque cree que hay que hacer cosas. Y esta tiene buena pinta y le apetece mucho.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Sociedad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies