¡Síguenos!

Real Madrid

Planificar de oído

Fichar jugadores para puestos que ya están cubiertos y dejar sin atender otras posiciones. Así es la errática política deportiva del Real Madrid.

En estos últimos días suena en la prensa que el Madrid va a fichar en la ventana de enero a un centrocampista y el nombre que más se escucha es el de Eriksen.

En la carrera por adquirir talento joven, a la secretaría técnica del Madrid, esa que supuestamente forman Florentino Pérez, José Ángel Sánchez y Juni Calafat, se les ha vuelto a olvidar un dato: no es muy inteligente doblar o triplicar jugadores para  la misma posición.

Este verano el gran fichaje del equipo ha sido Eden Hazard, un futbolista que juega de extremo izquierdo o media punta. El belga tiene 28 años, por lo que se supone que su estancia en el Madrid no será inferior a cuatro o cinco temporadas. Lo curioso es que el jugador revelación del año pasado fue Vinicius Jr, y lo hizo desde la posición de extremo izquierdo. Por lo tanto, y con 19 años, el brasileño se va a solapar en la misma plantilla que el belga al menos esos cinco cursos de los que hablábamos.

Ante Osasuna deslumbró la otra joya brasileña, Rodrygo, un talentoso brasileño de 18 primaveras fichado la temporada anterior y cuya mejor posición es la de extremo izquierdo. ¿Nadie se dio cuenta?

Que tus dos inversiones en talento juvenil brasileño las hagas con dos jugadores que se mueven más o menos en la misma posición sobre el campo, no parece un gran acierto. Menos aún si esos futbolistas juegan en la misma zona que tu máxima estrella y jugador franquicia. Para que todo parezca aun más surrealista, Florentino se ha pasado todo el verano flirteando con el fichaje de Neymar, quien, como todo el mundo sabe, juega como ¡¡extremo izquierdo!!

Muchos pensarán que esto no es un error de planificación, sino que se debe a una casualidad o a una oportunidad/ganga de mercado que no se podía desaprovechar. Pero si ahora buscamos en la plantilla un jugador joven, zurdo, talentoso, al que le guste jugar por la derecha y que se desenvuelva tanto de extremo como de volante y/o medía punta, ¿cuántos nos salen? A bote pronto y sin pensar mucho, Asensio y Brahim, pero si retiro lo de joven puedo sumar a Bale y hasta a James, cuatro futbolistas que con virtudes parecidas podrían desempeñar sobre el césped más o menos la misma tarea. Lo curioso es que si miro fuera de la plantilla del equipo y me fijo en los cedidos, veré que los dos jugadores que más están brillando en este comienzo de temporada responden a esas mismas características, jóvenes , zurdos y que juegan de volantes o falsos extremos por la derecha, o sea Odegaard y Kubo.

El líder de la Liga tiene una plantilla tremendamente talentosa, y a su entrenador le gusta rotar, hacer que todos los componentes se sientan más o menos importantes. Sin embargo, rotar a cuatro o cinco jugadores en una sola posición no parece ni fácil, ni lógico, ni permite ofrecer un número de minutos suficiente, menos aun si dos o tres de ellos apenas tienen veinte años, edad en la que la única condición no negociable debe ser jugar, jugar y jugar.

Este tipo de casualidades hacen que la planificación blanca parezca improvisada, hecha a golpe de oportunidad tipo Brahim o Kubo, sin pensar en lo que ya tienes, como Asensio u Odegaard. El resultado es que hay posiciones dobladas hasta por tres y cuatro jugadores, mientras tienes otras están sin cubrir.

Estamos en octubre, y tras la cascada de lesiones que no parece tener fin —el último Kroos— son muchas las voces que piden que el líder se refuerce con un centrocampista para la ventana invernal. Eriksen termina contrato en verano y al Tottenham le interesa vender. Referido al Real Madrid, Eriksen se presentaría como un volante asociativo que podría rotar con Modric y Kroos, algo que sumado a la indiscutible y obligatoria titularidad de Casemiro, pondría freno a la progresión de Valverde, por no hablar de la condición de comparsas de jugadores como James e Isco. Al mismo tiempo, complicaría muy mucho la vuelta a la casa blanca de apuestas de futuro como Ceballos, Kubo u Odegaard.

Mientras suena con fuerza Eriksen, muy buen futbolista, Casemiro sigue sin tener un relevo claro y su posición necesita alternativas tras las salidas de Llorente y Kovacic, Y para rematar el rompecabezas, el entrenador, con quien sueña es con fichar a Paul Pogba.

Puede que todos estos pasos sean un plan de futuro perfectamente estudiado, pero a mí personalmente me cuesta muchísimo ver lógica en muchos fichajes, así que quien lo entienda que lo explique. Yo me declaro incapaz.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Real Madrid

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies