¡Síguenos!

Liga Smartbank

Playoff de Segunda: la maldición del tercero

Málaga, Albacete, Mallorca y Deportivo alcanzan el play off. Andaluces y manchegos parten como favoritos aunque la estadística juega en contra. Solo en tres de ocho ocasiones ha sido el tercer clasificado el que ha conseguido el ansiado ascenso.

El pasado domingo terminó la temporada regular de la Liga 123. Ya sabemos qué equipos jugarán el año que viene en la categoría de bronce del fútbol español (Rayo Majadahonda, Nástic de Tarragona, Córdoba y Reus) y dos de los tres que formarán parte de la máxima categoría. Osasuna y Granada, primero y segundo respectivamente, volverán en agosto a disputar la Liga Santander, mientras que Málaga (3º), Albacete (4º), Mallorca (5º) y Deportivo (6º) se jugarán la única plaza restante para el retorno a la élite.

La promoción de ascenso a Primera, con este formato, se implantó en la temporada 2010-11.  Así cuatro equipos se juegan el último billete a Primera, los equipos que hayan acabado entre el tercero y el sexto puesto (ambos inclusive) en la clasificación. La idea de implantar este formato fue la de ampliar las posibilidades de ascenso entre los clubes que no se encuentren en las tres primeras posiciones de la tabla. El resultado ha sido bastante positivo, se ha mejorado la competitividad en la liga y el interés se mantiene ahora hasta las últimas jornadas, pues el número de equipos con opciones de entrar en esta promoción aumenta, en una Liga caracterizada por la igualadad.  Hoy son casi inexistentes las voces que creen que era mejor el ascenso directo de los tres primeros.

Para dilucidar cuál de los cuatro aspirantes logra el ascenso se disputan dos eliminatorias a doble partido. El tercero juega contra el sexto y el cuarto contra el quinto. En estas semifinales no habrá penaltis en caso de empate y se decidirá el equipo que pasa a la final en relación al puesto obtenido en Liga. De los vencedores de ambas eliminatorias salen los dos equipos que se disputarán, también a doble partido, la ansiada plaza de ascenso a LaLiga Santander.

En esta edición, el primer partido lo disputarán Deportivo y Málaga en Riazor, el miércoles 12 a las 21:00 horas. El Málaga fue el tercer clasificado mientras que el Deportivo fue sexto. En los dos enfrentamientos previos de ambos clubes durante la temporada los resultados acabaron en tablas en sendos partidos, 1-1 en Riazor y 0-0 en La Rosaleda. El segundo encuentro de esta primera eliminatoria del playoff estará protagonizado por el Albacete, que fue cuarto, y el Mallorca, quinto. El primer encuentro de la eliminatoria se jugará en Son Moix el jueves 13 a las 21:00 horas. En los entrenamientos directo entre ambos clubes durante La Liga 123 sale beneficiado el Albacete, que logró ganar al Mallorca a domicilio 1-3 en la primera vuelta y 2-0 como local en la segunda. La vuelta de ambos partidos queda fijada para el sábado 15 y el domingo 16.

Una vez comience a rodar el balón el miércoles en Riazor, pasarán menos de dos semanas para que conozcamos al equipo que acompañará en el ascenso a Osasuna y Granada. De hecho, el domingo ya conoceremos a los dos equipos que jugarán la eliminatoria decisiva. En las casas de apuestas los favoritos son Málaga y Albacete, justo los dos siguientes clasificados a los equipos que obtuvieron el premio del ascenso directo. El ascenso de los andaluces se paga a 2.25 euros por euro apostado, mientras que el de los manchegos se cotiza a 3.00 euros. A tan solo 0.25 más por euro apostado se paga que sea el Mallorca el que logre el ascenso, mientras que el mejor pagado es el ascenso del Deportivo para el que las casas de apuestas ofrecen un montante de 4 euros por euro apostado.

Parecen unas cuotas sencillas de poner y no demasiado investigadas. El caso es que cuanto más abajo haya quedado el equipo en cuestión mejor se paga el hecho de que consiga el ascenso. Tiene su lógica si partimos de la máxima de que el mejor clasificado ha hecho una mejor temporada y, por ende, tiene más posibilidades de ascenso. Sin embargo, las estadísticas no apoyan del todo esa premisa. En las ocho ediciones ya disputadas de playoff de ascenso (esta edición será la novena), en tan solo tres ocasiones ha ascendido el tercer clasificado. Es decir, en cinco de ocho playoffs el equipo que consiguió el ascenso no fue el que mejor campaña hizo de los cuatro.

La primera temporada en la que se implemento este formato ya rompió la máxima de que el tercero tiene más posibilidades de ascenso. Era la temporada 2010-11 y el que consiguió acompañar al Betis (1º) y Rayo Vallecano (2º) fue el Granada, que ganó el playoff dejando atrás al Celta en semifinales y al Elche en la final después de haber acabado la temporada en la cuarta posición. En las dos siguientes temporadas (2011-12 y 2012-13) sí que fueron los terceros clasificados los vencedores del playoff, Valladolid y Almería respectivamente.

Pero si hay una temporada en la que los pronósticos se rompieron del todo fue en la 2013-14. En aquella ocasión los equipos que lograron el ascenso directo fueron el Eibar (1º) y Deportivo (2º). El dato curioso fue que por primera vez el séptimo clasificado tendría opciónes de asenso. En aquella temporada el Barça B acabó tercero en la tabla, y al ser un filial, no podía optar al ascenso, por lo que fue el Córdoba, séptimo, el que entraría a disputar el playoff en el puesto del filial culé. Habría quedado en algo completamente anecdótico de no ser porque el equipo andaluz consiguió el ascenso a Primera. Los cordobeses consiguieron apear del playoff en primera instancia al Murcia y luego a Las Palmas. El partido final del que el Córdoba salió campeón será recordado por la invasión de campo de los hinchas del equipo canario antes de la finalización de un encuentro que a falta de dos minutos ganaban por 1-0. El árbitro tuvo que detener el partido y, después de la reanudación, un Córdoba lleno de orgullo empató la contienda (1-1), resultado con el que logró el ascenso.

 

Vigués afincado en Madrid. Aficionado a los golpes en la cabeza y, por ende, también al motociclismo y al boxeo. Su primera bicicleta tenía motor y desde ahí ha ido in crescendo. El día que descubrió que no iba a ser ni el próximo Kevin Schwantz ni el próximo Muhammad Ali decidió dedicarse al periodismo. En sus ratos libres le gusta complicarse la vida y leer sobre filosofía y la Guerra Civil, probablemente a causa de algún traumatismo craneoencefálico.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Liga Smartbank

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies