¡Síguenos!

Real Madrid

Los niños al poder

El Madrid ganó a la Juventus (3-1) gracias al aporte de aire fresco de Asensio, Vinicius, Ceballos o Llorente. Carvajal adelantó a los italianos con un gol en propia puerta.

Apetece lo nuevo, en el fútbol y en la vida, lo que está por ver o lo que se ha visto poco, y la asociación de ese deseo con la juventud es automática, y casi siempre ilusa; queremos creer que si empezamos de nuevo comenzaremos mejor, y lo que sucede en el fútbol vuelve a ocurrir en la vida. En torno a la expectación de lo que está por estrenarse o por explotar giró el interés del segundo partido de pretemporada del Real Madrid. Los veteranos ya son bien conocidos en sus arrebatos y en sus somnolencias. Cada joven, en cambio, nos ofrece una hoja en blanco y un estuche con rotuladores. Cada uno será lo que imaginemos. Vinicius, por ejemplo. Queremos suponer que es una versión superior a Robinho, más desarrollado en lo físico y en lo neuronal. Lo imaginamos como regateador y como killer, una centella con el balón pegado a los pies. De momento, nada contradice nuestra delirante imaginación. Contra la Juventus dio una asistencia y pudo marcar su primer gol; en esta última jugada incurrió en el primer pecado de todos los jóvenes, pensar que tienen todo el mundo por delante.

Lo importante es que cada vez que el balón llega a Vinicius surge un nuevo motivo para permanecer despierto. El muchacho está loco por hacer cosas y nosotros por verlas, y con menos ingredientes se han forjado matrimonios duraderos.

La estrella, no obstante, fue Marcos Asensio. Cuando entró en la segunda mitad —en compañía de Vinicius y Marcos Llorente— el partido se transformó. Dejó de ser un trámite para convertirse en una oportunidad. Se detecta con mucha facilidad a los futbolistas que se divierten. Asensio hizo lo posible por pasarlo bien. Es reconfortante cuando irrumpe con ese espíritu y solo cabe preguntarse si la regularidad, su única asignatura pendiente, será un problema que se resuelva con los años, o estará relacionado con ese cable pelado que llamamos genialidad.

Sobre los años, precisamente, se construye la verdadera esperanza. Hemos citado hasta el momento a Vinicius (19), Asensio (22) y Marcos Llorente (23), por fin asentado en el mediocampo. Pero podríamos hablar con el mismo entusiasmo de Ceballos (21), tan interesado como siempre pero menos ansioso, o de Reguilón (21), un lateral zurdo con descaro y buenas ideas, o del guardameta Lunin (19), inspiradísimo en todas sus intervenciones. Ahí radica la fortaleza del Real Madrid. En que el futuro tiene el mismo aspecto que el pasado. El desafío será no soltar de la mano a todos esos jugadores entre los que incluyo a Odegaard, más cuajado que al marcharse.

Todos los goles los marcó el Real Madrid, lo que ya dice mucho. Carvajal abrió el marcador en propia puerta y confío en que no culpen a Keylor; que al menos tenga una despedida tranquila. Bale empató con una coz de purasangre, en lo que fue su única acción de mérito. Fue tras el descanso cuando la chavalería revolucionó el partido y demostró que Cristiano tiene mucho trabajo por delante.

Un doblete de Asensio zanjó el asunto hasta nueva orden y motivó las primeras conclusiones. La ilusión ya está fichada; cuestión distinta es el glamour y el marketing, el negocio textil. Esos lazos adornarán más o menos, pero el futuro está en las manos. Ahora se recomienda no abrirlas.

Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS y colabora con El Transistor de Onda Cero. Ahora se lanza a esta aventura de 'A la Contra' porque cree que hay que hacer cosas. Y esta tiene buena pinta y le apetece mucho.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Real Madrid

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies