¡Síguenos!

Real Madrid

Pogba: el pilar de Zidane para el mediocampo

El Real Madrid está detrás de Paul Pogba. Zidane suspira por él y Florentino Pérez parece dispuesto a concederle el capricho.

Que el Real Madrid quiere fichar a Pogba y que Pogba quiere jugar en el Madrid es un secreto a voces. El francés no ha dejado de hacer guiños al club blanco desde que acabó la temporada. El último comentario del futbolista galo así lo demuestra: “Después de esta temporada y todo lo que sucedió… Creo que para mí podría ser un buen momento para tener un nuevo desafío en otro lugar”. Una afirmación muy parecida a la que utilizó Eden Hazard, que manifestó que era hora de buscar “nuevos retos”.

El hecho de que Zinedine Zidane sea el entrenador blanco también acerca a Pogba al Bernabéu. El gusto del entrenador del Madrid por su compatriota tampoco es ningún secreto. Todas las partes parecen condenadas a entenderse, sin embargo, el principal problema de la operación está en Manchester, ya que el United no quiere desprenderse del jugador. Para que pueda materializarse el traspaso Florentino tendrá que rascarse el bolsillo una vez más, aunque después del desastre de esta temporada a nivel deportivo el presidente parece estar más que dispuesto a tirar de talonario.

A estas alturas nadie duda de la calidad de Paul Pogba. El mediocampista francés de ascendencia guineana ya fue galardonado en 2013 con el Golden Boy y el Trofeo Bravo, que premian al mejor futbolista europeo menor de 21 años. Sin embargo, su juego no está pensado para cualquier estructura táctica. En el Manchester de José Mourinho no consiguió mostrar su mejor versión, probablemente a causa del empeño del técnico portugués en ubicar al jugador en el doble pivote. Pogba necesita libertad de movimientos en ataque para dar lo mejor de sí y así lo ha demostrado con el cambio de entrenador en el banquillo del United.

Donde Pogba se encuentra realmente bien es jugando de mediocentro ofensivo, de enganche entre la medular y la delantera. Cuando el francés tiene el balón en tres cuartos de campo siempre es peligroso. Asiste bien, tiene un gran regate, filtra buenos pases entre líneas para romper la presión del rival y tiene un buen golpeo de balón. Ese era su trabajo en la Juventus y el motivo de que el United pagara unos 120 millones de euros. Es un jugador que promedia 12 goles y 16 asistencias por temporada, lo que no está nada mal para un mediocampista.

Pogba comenzó a jugar al fútbol en la localidad francesa de Lagny-sur-Marne, la misma a la que habían emigrado sus padres desde Guinea y en la que él nació. Primero jugó en un equipo local y luego pasó un año por el Torcy antes de fichar por un equipo profesional, el Le Havre. Curiosamente, Mendy, que acaba de fichar por el Real Madrid y podría ser compañero de Pogba en el club blanco, también jugó allí.

De Le Havre pasó al equipo reserva del Manchester United en el 2009 no sin algo de polémica. Al parecer, Pogba y sus padres habían llegado a un acuerdo de no captación hasta el final de la temporada 2009-10, acuerdo que incumplieron con su marcha al United. Esto no sentó bien al club francés, que emitió rápidamente un comunicado en el que afirmaban que “el jugador y sus padres han rechazado cumplir el contrato porque el Manchester United ha ofrecido una gran cantidad de dinero para llevarse a su hijo a Inglaterra”.

En su primera aventura en Manchester no tuvo excesivas oportunidades de mostrar su fútbol con el primer equipo. En la campaña 2009-10 estuvo con el Sub-18 y acabó disputando 21 partidos en los que marcó siete goles. La temporada siguiente empezó nuevamente la temporada jugando con el combinado Sub-18, pero tres meses más tarde, en noviembre, fue llamado para integrarse en el equipo reserva.

Su oportunidad parecía que iba a llegar en la temporada 2011-12. El propio Alex Ferguson confirmó que Pogba iba a tener opciones con el primer equipo afirmando en rueda de prensa que “sí, mantenemos a Pogba ¿qué va a pasar? Él va a irse cuando su contrato vaya a finalizar. Así que tenemos que darle la oportunidad para ver cómo lo puede hacer con nosotros”. Su debut con el primer equipo llegó el 19 de septiembre de 2011 ante el Leeds United en la Copa de la Liga. Sin embargo, su estreno en la Premier League tuvo que esperar hasta enero de 2012. Pogba ingresó en la segunda mitad del encuentro ante el Stoke City en sustitución de ‘Chicharito’ Hernández. Su última participación ese curso fue en la Europa League contra el Athletic Club.

El año de su debut con el primer equipo de los diablos rojos era también el de la finalización de su contrato y, haciendo buenas las palabras de Ferguson, abandonó la disciplina del United para recalar en la Juventus. En el club italiano es donde probablemente vivió, hasta esta temporada, sus mejores días de fútbol. En las cuatro temporadas que pasó en Turín disputó 178 partidos, marcó 24 goles y dio 43 asistencias. Esas cifras le sirvieron para que el Manchester United se diese cuenta de su error al dejarlo marchar y desembolsase 120 millones de euros para que retornase a las Islas Británicas. En su regreso, las dos primeras temporadas estuvieron marcadas por la inestabilidad del United y fueron un tanto intermitentes a nivel personal. Fue el cambio de entrenador, con el cese de Jose Mourinho, lo que volvió a hacer que Paul Pogba mostrase su mejor versión como futbolista. En las tres temporadas que lleva en Manchester ha jugado 135 partidos marcando 31 goles y repartiendo 29 asistencias.

A nivel internacional tampoco le ha ido mal. Ha sido un fijo en la selección francesa desde las categorías inferiores. En el 2013 fue campeón del mundo con la selección Sub-20 y en 2018 hizo lo propio con la absoluta. No será un fichaje fácil de acometer para el Real Madrid, pero Zidane lo desea desde hace tiempo y Florentino Pérez parece dispuesto a cumplir las pretensiones de su entrenador fetiche para poner fin a la mala situación deportiva que atraviesa el club blanco.

Vigués afincado en Madrid. Aficionado a los golpes en la cabeza y, por ende, también al motociclismo y al boxeo. Su primera bicicleta tenía motor y desde ahí ha ido in crescendo. El día que descubrió que no iba a ser ni el próximo Kevin Schwantz ni el próximo Muhammad Ali decidió dedicarse al periodismo. En sus ratos libres le gusta complicarse la vida y leer sobre filosofía y la Guerra Civil, probablemente a causa de algún traumatismo craneoencefálico.

1 Comment

1 Comment

  1. Adriano

    18/06/2019 at 13:34

    Eres un crack. Un saludo desde Vigo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Real Madrid

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies