¡Síguenos!

Golf

Borja Valero escribe en A la Contra: Por qué amar a Rahm

La irrupción del jugador vasco ha sido un maravilloso soplo de aire fresco para el golf. Hasta ha servido para extramotivar a Sergio García.

Borja Valero escribe en A la Contra: Por qué amar a Rahm

Aunque el golf es un deporte minoritario en nuestro país, hemos tenido la suerte, a lo largo de los años, de contar con al menos un español entre el selecto club de los mejores jugadores del mundo. Han sido y son admirados hasta la locura fuera de nuestras fronteras, sobre todo en Gran Bretaña, donde este deporte es casi una religión, pero quizás en España no tienen el reconocimiento que se merecen.

En los últimos tiempos, dos de nuestros grandes, Olazabal y Jiménez, han dado un paso atrás por un motivo tan irremediable como la edad , aunque siguen brillando en el circuito sénior. Rafa Cabrera-Bello, que está jugando muy bien, parece encontrarse un escalón justo por debajo de los grandes, aunque se espera que en un periodo corto de tiempo llegue a incluirse entre los top players, yo estoy convencido de ello. Sergio García, hasta ahora, era el único español entre los diez mejores jugadores del mundo, y aún así, ha sido eternamente criticado porque parecía que nunca ganaría un grande. Críticas infundadas, en mi opinión, porque la carrera del castellonense siempre ha sido envidiable, con infinidad de victorias alrededor del mundo.

 

Pero de repente, ha llegado un torbellino llamado Jon Rahm. Vasco y gran aficionado del Athletic, tomó la decisión de irse a Estados Unidos para continuar con sus estudios universitarios y el desarollo de su ya buen juego de golf. En esa época, batió todos los records hasta proclamarse dos años consecutivos el mejor jugador universitario de todos los Estados Unidos. Este año, el primero completo como jugador del Tour, ya ha conseguido una victoria en Estados Unidos, varios segundos puestos (sobre todo en los campeonatos del mundo), dos victorias en el circuito europeo (incluida la de este fin de semana en la final del Race to Dubai), ha sido nombrado roockie del año por el circuito europeo y ocupa actualmente, nada mas y nada menos, que el 4º puesto del ranking mundial. ¡¡Y todo esto a la edad de 23 años!!

Creo que este soplo de aire fresco ha sido un gran regalo para este maravilloso deporte. La llegada de Rahm ha extramotivado incluso a Sergio Garcia, que ha hecho un año fantástico y por fin ha podido cumplir su sueño de ganar un grande, el Masters. Rahm ha llegado y tirado abajo las puertas de la élite, espero y deseo, para quedarse por mucho tiempo. Sus declaraciones siempre están llenas de ambición y hambre de éxitos, cosa que nos hace recordar al más grande que ha dado nuestro país, el gran Severiano Ballesteros.

 

Se puede decir que esta temporada que está a punto de terminar ha sido increíble para los españoles, con un total de nueve victorias por todo el mundo gracias en gran parte al de Barrica. ¿Cómo no amarlo? Yo ya lo hago, exactamente igual que al resto de la Armada Española.

2 Comments

2 Comments

  1. José Vaquer

    22/11/2017 at 11:43

    Completamente de acuerdo. García por fin ha podido callar a todos aquellos que le echaban en cara ser siempre una eterna promesa que nunca se había materializado. En esta temporada, «el xiquet de Borriol» por fin se hizo mayor. Y la llegada de Rahm confirma y asegura la continuidad española en la élite de este deporte.

  2. Pingback: Borja Valero, el futbolista sensato - Internacional - A la Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Golf

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies