¡Síguenos!

La Tribuna de Brian Clough

Cuestión de porteros

La estrategia de los clubes de la Premier en estos puestos es sorprendente y con frecuencia te encuentras con jugadores inesperados.

El partido estaba bien controlado, 2-0, el Liverpool era feliz sabiendo que alejaría al Manchester City un par de puntos más y además, por fin, estaba a punto de mantener la portería a cero. No deja de sorprender que el Liverpool apenas cuente con un empate entre un mar de victorias cuando encaja un gol cada partido, y que desde hace ya un tiempo el único rival que perdió por más de un gol contra el equipo de Klopp fuese precisamente el Manchester City (3-1). En estas estábamos cuando Alisson Becker salió a despejar un balón largo, mal medido, y acabó despejándolo con un manotazo sin disimulo. Tarjeta roja.

Por fortuna para el Liverpool, Adrián es el portero suplente. Su primera acción fue sacar el balón de la red. El árbitro permitió que el Brighton sacase la falta cuando aun se colocaba la barrera y el Liverpool terminó pasando algún momento de apuro. Adrián casi deja un balón suelto en el área, que pudo haber sido el 2-2, pero finalmente resolvió sus tareas. Adrián es mejor que Karius o Mignolet y el Liverpool tiene mejor cubierta la posición que la mayoría de los clubes de la Premier.

Una de las imágenes de la jornada la proporcionó el West Ham, precisamente el anterior club de Adrián, que le dejó ir libre. Su titular había sido el internacional Fabianski hasta su lesión hace unas semanas. El suplente de Fabianski es Roberto, cuyo último equipo fue el Málaga. La pasada temporada se la pasó en blanco, y a sus 33 años apenas ha tenido continuidad en un par de clubes, el Olympiacos y el Zaragoza, hace ya un tiempo. Es posible que el coste del resto de la plantilla sea tan elevado que se trate de ahorrar en los jugadores que apenas van a jugar, pero con la lesión de Fabianski, Roberto se ha visto titular y ha encajado goles de todos los colores, algunos sin culpa y otros por errores groseros. 

Con el agua al cuello y con los entrenadores perdiendo su sitio en los banquillos, Pellegrini tomó la decisión de apostar por su tercer portero, David Martin, que a la tierna edad de 33 años debutaba en la Premier. Martin, cuyo padre es leyenda del club con mas de 600 partidos disputados y también como portero, mantuvo su portería a cero en la visita a Stamford Bridge, ganando el partido por 0-1 y aliviando a Pellegrini.

La estrategia de los clubes de la Premier en estos puestos es sorprendente y con frecuencia te encuentras con jugadores inesperados. Tras un Chelsea-City de una competición copera, un comentarista dijo sentirse sorprendido porque el City no hubiese alienado al suplente habitual, Willy Caballero. La razón era clara: Caballero se había ido al Chelsea, donde a sus 38 primaveras es el suplente de Kepa. Ha jugado cinco partidos en dos temporadas y media. El tercer portero del equipo de Lampard es Rob Green, ex internacional inglés de 39 años. Es lógico pensar que el club prefiera que sus futbolistas jóvenes jueguen, pero eso no debería impedir que el tercer portero de la plantilla fuese el titular del equipo sub-23.

El segundo portero del City es Claudio Bravo, un guardameta que ha perdido aura a pasos agigantados, y que ya cuenta con 36 años. La situación se explica con facilidad: Los clubes quieren experiencia y los equipos de la Premier pagan bien. Si estos porteros se ven cerca de la retirada y no tienen ganas de trasladar a la familia, firman un plan de pensiones que consiste en sentarse en el banquillo y jugar cuatro veces por temporada y todos felices.

Como último ejemplo de esta tendencia tenemos al Everton, cuyo portero suplente es Maarten Stekelenburg, portero de la selección holandesa en la final del Mundial de 2010. Desde 2013 hasta hoy apenas ha jugado 50 partidos, y cuesta imaginarse que esté lo suficientemente en forma para sustituir a Pickford si este se lesionara.

No todo son veteranos en los banquillos. El Arsenal dejó ir a Cech la pasada temporada, aunque quizá debió hacerlo antes. El suplente de Leno hoy en día es Martínez, tras pasar varias temporadas cedido por toda la geografía inglesa. Sus vecinos del norte de Inglaterra, el Tottenham, cuentan con otro argentino, Gazzaniga, que ha cubierto bien la baja de Lloris. Y dado que es de lo poco que ha hecho bien el United en su plantilla, justo es reconocer que con De Gea y otro argentino, Romero, tienen la portería bien protegida. Apenas le quedan tres líneas por arreglar.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en La Tribuna de Brian Clough

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies