Premio Villamejor: 6 + 6 (y un gran espectáculo) | Turf | A la Contra
¡Síguenos!
Tregua, en la Zarzuela. Foto de A Galopar

Turf

6 + 6 (y un gran espectáculo)

En el Hipódromo de la Zarzuela, en el Premio Villamejor, se han juntado 6 estadísticas, 6 Grupos I y por supuesto, un gran espectáculo.

Si hubiera que definir el día de carreras vivido hoy en la Zarzuela quizás el término “clásico” sería lo más adecuado. Porque en un día ventoso y otoñal hemos vivido una preciosa jornada con sabor a otra época. Pruebas de fondo, mucho barro y bastante frío (porque fondo, barro y frio son las patas de un turf pretérito, nos pongamos como nos pongamos) han servido para despedir la temporada de otoño en hierba. Y así en los 4.000 metros del Gladiateur hemos podido ver (y disfrutar) de la victoria del que para muchos aficionados ha sido el mejor caballo de este 2018, Hipodamo de Mileto. Cierto es que el lote al que se enfrentaba no debía presentarle una gran oposición (como ha así fue), pero tampoco era de esperar una victoria de tamaña contundencia. Porque no solo han sido 10 cuerpos los que le ha endosado al segundo clasificado, sino que lo ha obtenido sin ser mínimamente exigido.

Una verdadera exhibición que supongo que habrá hecho que sus conexiones comiencen a barajar la posibilidad de cruzar los Pirineos para medir al hijo de Falco con la élite de los stayers franceses. Pero también hay que resaltar a Gueraty, que portando un penalty de 2 kilos se ha hecho con el Veil Picard, poniendo el broche de oro a una temporada realmente brillante que le ha llevado a encadenar Martorell, Gran Criterium y Veil Picard. Simplemente soberbio. Pero yo resaltaría a Tregua, que entrenada (y magníficamente presentada) por Guillermo Arizkorreta y estupendamente montada por Ioritz Mendizábal se imponía con claridad en la tercera pata de nuestra Triple Corona. Pero esta victoria es más que un simple triunfo. Es el reencuentro de la ilusión, de cuando hace más de 30 años dos chavales coincidieron en un picadero de la localidad vasca de Oyartzun aprendiendo a montar a caballo. Uno de ellos, Ioritz, se dedicó en cuerpo y alma a intentar triunfar como jinete en el hiper competitivo y durísimo turf francés, mientras que Guillermo tras un periodo de aprendizaje en Francia e Inglaterra, regresó a España para trabajar en su verdadera vocación, ser entrenador de caballos de carreras. Ioritz Mendizabal lograría 6 victorias en carreras catalogadas como Grupo I, mientras que Guillermo Arizkorreta encabezaría la estadística de preparadores españoles en los 6 últimos años. Y hoy con Tregua se ha vivido el emocionante reencuentro de dos viejos amigos que han compartido emociones, recuerdos e ilusiones al hacerse con el histórico Premio Villamejor.

Y es que hoy en el Premio Villamejor se han juntado 6 estadísticas, 6 Grupos I y por supuesto, un gran espectáculo.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Turf

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies