¡Síguenos!
Ivan Savidis, presidente del PAOK, con una pistola en el terreno de juego.
Ivan Savidis, presidente del PAOK, con una pistola en el terreno de juego.

Internacional

El presidente del PAOK, a por el árbitro con una pistola

Ivan Savidis se encaró a Kominis echándose mano a la cintura. “Se te ha acabado la carrera como árbitro”, le dijo en medio del caos general

Conviene conocer su nombre para no interponerse en su camino: se llama Ivan Savvidis, presidente del PAOK de Salónica y miembro del Parlamento ruso vinculado al presidente Putin. Un gol anulado a Fernando Varela en el tiempo de prolongación del partido entre el PAOK de Salónica y el AEK de Atenas desató la locura en el estadio del equipo local y provocó la invasión de campo por parte de aficionados y directivos, incluido el presidente del club, que amenazó al árbitro con una pistola que llevaba en la cintura.

 

El encuentro enfrentaba al primero y al tercer clasificado del campeonato griego con el AEK, entrenado por el español Manolo Jiménez, como líder con dos puntos de ventaja sobre el PAOK Salónica, entrenado por el rumano Razvan Lucescu. El partido transcurría con empate a cero cuando, en el tiempo de prolongación, Varela marcó, pero el árbitro, Georgios Kominis, señaló fuera de juego e invalidó el tanto que hubiera situado al PAOK como líder en solitario de la Liga.

La decisión exaltó a los aficionados locales y también a los jugadores del PAOK, que cercaron a Kominis, así como al cuerpo técnico, que saltó al terreno de juego para acentuar su protesta. Lo que nadie se esperaba es que sobre el césped compareciese, exaltado y con una pistola en la cintura, el presidente del club, Ivan Savidis, junto a un guardaespaldas. El dirigente se encaró al árbitro Kominis y le mostró el arma que llevaba amenazándole: “Se te ha acabado tu carrera como árbitro”.

El técnico español del AEK, el sevillano Manolo Jiménez, relató el hecho en los micrófonos en El Transistor de Onda Cero. “El árbitro ha invalidado el gol del PAOK por fuera de juego; se montó una trifulca de jugadores y entraron al campo muchas personas, incluido el presidente con sus guardaespaldas. Hemos sabido después que llevaba una pistola, pero en el campo no lo hemos visto. Hemos estado más de dos horas en el vestuario y luego quería que volviésemos con lo que ha pasado; y nos dan el partido por perdido. La vergüenza es que al final el árbitro les ha dado el gol legal, después de todo lo que ha pasado. Quería reanudar el partido dos horas después y le hemos dicho que no“, relató.

El incidente se produce justo cuando el Comité de Apelación de la Federación Griega de Fútbol (EPO) acaba de devolver al PAOK los tres puntos que le fueron retirados tras el lanzamiento por parte de un aficionado de un rollo de papel de caja registradora que impactó en la cara del entrenador de Olympiacos, Òscar Garcia Junyent, el pasado 25 de febrero. Entonces el partido no llegó a disputarse. El comité mantuvo la victoria por 0-3 que la EPO había otorgado al Olympiacos y retiró la sanción al PAOK de jugar dos partidos a puerta cerrada.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Internacional

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies