Objetivo: el trono del Real Madrid | Euroliga | A la Contra
¡Síguenos!
El Real Madrid tratará de revalidar su entorchado europeo. / Foto: ZUMAPRESS.com/Cordon Press

Euroliga

Objetivo: el trono del Real Madrid

La Euroliga está de regreso con 15 equipos con la ambición de superar al vigente campeón y sentarse en el trono europeo

Arrebatarle el trono al Real Madrid. La Euroliga de baloncesto está de vuelta y ese es el principal objetivo de los 15 equipos restantes, algunos con más posibilidades que otros, pero todos con el mismo sueño de llegar a la Final Four de Vitoria del próximo mes de mayo. Ha pasado un tiempo desde la última vez y Obradovic sigue sin moverse de Estambul, en la Moscú del Chacho se ha producido un cambio de guardia, David Blatt ha aterrizado en Atenas y, aunque haya un club español menos con respecto al curso anterior, la ilusión del debutante Herbalife Gran Canaria lo compensa todo. La batalla por la corona europea está a punto de comenzar.

A pocas horas de que la pelota vuelva a botar, el Real Madrid es uno de los principales favoritos a revalidar el título que logró por décima vez en su historia este pasado mes de mayo. Es uno de los principales y no el principal, básicamente, por la marcha de Luka Doncic a la NBA. El base esloveno, que ya está impactando en sus primeros partidos con los Mavericks, fue el mejor jugador de la última Euroliga y, por tanto, es una baja sensible para Pablo Laso. El entrenador vitoriano tendrá que agarrarse a la magia de Sergio Llull, que podrá estar desde el inicio después de recuperarse de una grave lesión en los ligamentos cruzados de la rodilla derecha. Además, cuenta también con el bloque fuerte de la plantilla que ganó al Fenerbahce y con las incorporaciones de Deck y Prepelic.

En el conjunto turco no han cambiado demasiadas cosas. Las dos salidas más relevantes, las de Wanamaker y Nunnally, han sido suplidas por dos ex NBA como Lauvergne y Ennis. A pesar de las dificultades económicas que atraviesa el club, Obradovic sigue disponiendo de un equipo de garantías absolutas para buscar la décima Euroliga de su carrera. A destacar el fichaje del pívot francés Lauvergne, que no triunfó en su experiencia en el baloncesto norteamericano pero tiene un potencial bruto para explotar dentro de Europa. Sin duda, son uno de los tres grandes rivales a batir. El objetivo está muy claro: repetir la gesta de hace dos temporadas.

Otro de los favoritos, probablemente el máximo, ya sólo por el nombre ha de serlo, es el CSKA de Moscú del Chacho Rodriguez. Los aficionados del conjunto moscovita tendrán que acostumbrarse a las ausencias de los míticos Fridzon y, especialmente, Khryapa, que se ha retirado. A pesar de este cambio de guardia, la plantilla del campeón ruso se ha reforzado en algunas de las posiciones claves en las que flaqueaba, por lo que su favoritismo ha aumentado todavía más. Dimitris Itoudis contará con la ayuda de los nuevos: Peters, Hackett y Bolomboy, además de con los consagrados Chacho o De Colo, para volver a meter al equipo, una vez más, entre los cuatro mejores.

Uno de los conjuntos más interesantes para seguir en esta Euroliga será el nuevo Olympiakos de David Blatt. El que fuera técnico de los Cavaliers entrenará en el Pireo a una plantilla reforzada con sabor español tras las llegadas de Timma, del Baskonia, y Vezenkov, del Barça, a parte de los fichajes de Toupane, LeDay y, especialmente, William-Goss, proveniente del Partizan de Belgrado. El entrenador estadounidense-israelí tiene la misión de levantar a un club en el que está absolutamente prohibido naufragar de la forma en que se ha hecho los últimos dos años. A pesar de esta pequeña revolución, la columna vertebral de Blatt para regresar a la Final Four seguirá siendo la conformada por Spanoulis, Papanikolau y Printezis.

Al otro de lado de la ciudad, el Panathinaikos de Xavi Pascual también ha cambiado cosas pero, por encima de todas las altas y bajas, su mayor motivo de alegría ha de ser el haber mantenido en el equipo a Nick Calathes, el mejor base de la pasada Euroliga, al que se lo rifó medio continente. A pesar de esto, ha perdido potencial físico y, de primeras, no entra entre los favoritos para viajar a Vitoria en mayo.

La revelación del torneo pasado, el Zalgiris, que se plantó en la Final Four y le robó la tercera plaza al CSKA de Moscú, afronta esta Euroliga con Jasikevicius en su banquillo, lo que ya es suficiente razón para albergar un mínimo de esperanzas. También continúan los hombres más importantes, destacando al veterano Jankunas. Por contra, los lituanos han perdido a Kevin Pangos, que ha fichado por el Barça, y cuentan con un perímetro completamente nuevo y falto de experiencia a nivel internacional.

El Barça de Pesic afronta esta campaña con la esperanza de dejar atrás de una vez por todas las decepciones europeas que viene sufriendo en los últimos años. Será la primera Euroliga post Juan Carlos Navarro, uno de los grandes emblemas en la historia del club. Con el técnico serbio y las incorporaciones destacadas de Pangos y Singleton, los azulgranas están obligados, no a ganar el título, pero sí a limpiar su imagen.

Otro equipo que, por presupuesto, no está obligado a ganarlo es el Baskonia, que, sin embargo, tiene la misión de ilusionar a su gente en una Euroliga con una Final Four que se celebrará en su casa. El equipo vitoriano sueña con la proeza de ser el anfitrión y que todo se decida en campo conocido, a sabiendas de que el camino será muy complicado. Con Pedro Martínez en el banquillo, Shengelia en la pintura y toda una afición empujando, el Baskonia ha de pelear por su sueño hasta el final.

El Herbalife Gran Canaria no será el favorito pero a ilusión no le gana nadie. La plantilla se ha renovado y, aunque en este comienzo no hayan tenido una racha de continuidad en victorias, contra el Fenerbahce, en Estambul, dispondrán de una oportunidad de oro para alzar el vuelo. En cualquier cosa, esta Euroliga será la primera en la historia del Gran Canaria y sus aficionados se han ganado el derecho a soñar.

Además de estos equipos, será interesante ver a los otros tres nuevos: Bayern de Múnich, Darussafaka y Buducnost. Aparte de al Anadolu Efes turco y al Armani Milán, que se han movido mucho y bien en el mercado. Aunque para revoluciones, la del Macabbi, que tiene la necesidad, su historia así lo dicta, de regresar, como mínimo, a playoffs. Luego está el Khimki de Bartzokas y Shved, que el año pasado puso en complicaciones al CSKA y, especialmente, cuenta con el dinero por castigo. 16 equipos y un mismo sueño que se decidirá en Vitoria. Hasta ese mes de mayo, mientras tanto, disfrutaremos del mejor baloncesto del viejo continente.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio
Anuncio

Más en Euroliga

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies