Problemas de salud I Café Society I A La Contra
¡Síguenos!
Mariano durante el partido ante el Alavés I CORDON PRESS

Café Society

Problemas de salud

Habrá tiempo para limpiar las impurezas y sanar las heridas, porque se acerca el invierno y un mercado de oportunidades.

Se puede actuar de dos maneras diferentes ante la necesidad. En primer lugar, uno puede acostumbrarse a pasar hambre y a capear el temporal hasta que la suerte cambie. Pero la otra forma de sobrellevar la escasez, es aprovechar los pocos recursos que se tienen para maquillar las apariencias y contentar nuestro bienestar, aunque solo se trate de un espejismo. Insuficiente, pero en esta realidad de imágenes fugaces y momentos pasajeros en la que vivimos, las quimeras calman la sed. Quizá nos engañamos en los primeros partidos pensando que lo habíamos superado. El Madrid nunca ha estado acostumbrado a que le falte el pan de cada día, es una cuestión de haber nacido con ciertos privilegios. Sin embargo, en las últimas semanas, al equipo comandando por Julen Lopetegui se le han cuarteado los labios y tiene un aspecto famélico.

Desde que Cristiano no engorda estadísticas con tantos insignificantes, el Real Madrid se ha visto obligado a apretarse el cinturón. Esto ha provocado que la sangre empiece a coagularse, que las piernas se hinchen, que la cabeza no responda. Lo de la presión se ha vuelto en nuestra contra y ya no la aplicamos, la sentimos en el pecho. Hemos perdido demasiado tiempo convenciéndonos a nosotros mismos de que la ausencia del portugués no iba a ser para tanto (porque cincuenta goles se marcan todos los días), en lugar de buscar rápidamente otro cirujano, quizá no tan apolíneo, pero sí con la capacidad de seguir poniéndonos guapos de cara a portería. Habrá tiempo para limpiar las impurezas y sanar las heridas, porque se acerca el invierno y un mercado de oportunidades.

Normalmente no me gusta caer en teorías conspirativas, así que voy a desechar de mi mente eso de que alguno ya esté comprando la sábana bajera para que Julen se ponga cómodo cuanto antes. Me apena que se fije el cañón contra Lopetegui, mientras perdemos de vista el bosque, el lugar donde se esconden sospechosos habituales de mirar hacia otro lado cuando el entrenador de turno no encaja con sus perspectivas de futuro. El Real Madrid interpreta ya el papel de Paul Conroy en Buried. Ha despertado en un ataúd y ha descubierto que está enterrado. A partir de aquí, debe liberarse de sus ataduras, tomar conciencia de su situación y usar los objetos de los que dispone a su alrededor para poder escapar. La tarea es más complicada todavía cuando escasean el oxígeno y las segundas partes. Veo al Madrid con los ojos inyectados en sangre y al alcance de su mano tiene una pistola con una sola bala. Me queda la duda de saber si la dirigirá contra Lopetegui o contra su propia sien.

 

Periodista. Si suena Ella Fitzgerald, mejor. LaLaLandera. Tiene carácter, talento y, para colmo, nació cuando la mayor parte de nosotros ya teníamos media carrera hecha (o deshecha). Posee una gran habilidad para salir al corte en el fútbol y en la redacción, aunque es más de ponerla en la escuadra. Emperatriz de la batcueva.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Café Society

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies