¡Síguenos!
Zinedine Zidane, durante el partido frente al Leganés.
Zidane. CORDON PRESS

Opinión

Ya lo dijo el profeta: Zidane tenía razón

En el Real Madrid han cometido el error de pensar que porque se ha sido se es, sin darse cuenta de que hay que espabilar para seguir siendo

Cae el telón en el Bernabéu, y uno de los más grandes templos del fútbol se convierte en un bulevar de los sueños rotos. Lo hace de manera tan triste que, por mucho que se empeñase Chavela Vargas, las amarguras seguirían siendo amargas. Más que una temporada esto ha sido un dolor de muelas.

Lo dijo un profeta del balón y no le hicieron ni caso. A Zinedine le sobraba tanta razón para irse como sinrazón para volver antes de hora. Ver lo que va a pasar no da volantes para arreglar lo que está pasando, salvo poderes sobrenaturales sin declarar, y no es el caso.

La salida de Cristiano, los años colgados de las piernas de parte de los más titulares y el empeño de los mandamases en destruir el potencial de la plantilla, nos ha llevado aquí, donde estamos. Se ha pinchado el globo, señores; ahora toca soplar y volver a creer. Estaba visto que para la planta noble, marca es poder, y al son de «¡Qué guapo soy y qué culito tengo!» proclamaron a los cuatro vientos que “esto es el Madrid y vosotros no”. Ya no era ganar sin bajar del autobús, era jugar la final de la Champions (y ganarla) como si eso estuviese en el membrete de las facturas de nuestro departamento de marketing.

Así que aquí valían Lunin, Vinicius, Ceballos, Llorente, Vallejo… cuando a otros lares llegaban jugadores que, aún siendo jóvenes o no tan jóvenes, llevaban muescas de gol en cada bota y el carné de referenciales prendido en los dientes. En el Madrid sólo eran importantes dos cosas: ser menor de 23 y costar menos de 50 millones, sin darse cuenta de que a los que fichan se les da mejor el comprar realidades (que es lo que han hecho durante muchos años) que el descubrir Mbappés debajo de las piedras.

A la par, cometían el error de pensar que porque se ha sido se es, sin darse cuenta de que hay que espabilar para seguir siendo. La soberbia es mala compañera de viaje y además te da la vuelta a los planos para que te equivoques de destino. Aparte de fea tiene mala leche. Florentino confundió las peticiones y avisos de Zidane con lamentos de entrenador despechado. Del Cid se recuerda espada y caballo, jamás grosor o color de armadura, así que con un ejército de ocho nominados al glamour europeo, daba igual Conte que Allegri o Klopp que Pochettino, aunque todos te digan que «no» y tenga que acabar siendo Lopetegui. Y cuando todo va mal, la culpa es de Julen, luego de Solari y tampoco hay problema en pedirle al profeta, a ese que dijo que con esto «no», que ahora diga que «sí» y que vuelva, que vuelva, que vuelva… conmigo otra vez. Si Florentino tiene que invocar a los Amaya, a buscar karaoke.

Porque si 700 millones de presupuesto después lo único destacable del curso son las honestidadades de Lucas Vázquez y Reguilón, amén de los destellos de Vinicius (un chaval del que todavía no sabemos si es Ito o Garrincha), mejor que ayudemos al tramoyista a que caiga el telón de una vez. Y a ser posible que no se levante hasta que la nueva plantilla ilusione de verdad. Toca ser pacientes y estar preparados por si es turno de atravesar el desierto. A ver qué dice el profeta esta vez.

2 Comments

2 Comments

  1. juanjose

    23/05/2019 at 18:21

    Los manicomios estan llenos de profetas. Es el lugar destinado a los lunáticos que acaban aferrados a su verdad, donde siguen pensando que el mundo es injusto y los demás están locos.
    Pase lo que pase y en este caso, pasó lo que pasó. El discipulo del profeta continuará creyendo que Cristiano Ronaldo marcará siempre millones de goles por cada año en la Juve, pese a la realidad que todos han visto en cuanto a rendimiento,participación y estadística cón relación a su astronómico salario.Aunque parezca increible, hay muchos ingenuos que lo piensan-

    Pase lo que pase, el discipulo del calvo de la sonrisa agradable se marchó por discrepancias con la directiva, pese a la realidad que todos han visto,ha vuelto exactamente donde estaba antes y con la misma directiva.

    Si hablamos de soberbia,yo no miraría precisamente a la directiva del Madrid. Precisamente a quién se le puede reprochar por no saber rectificar es a nuestro calvo protagonista, que anteriormente ya fulminó a Achraf y se ha demostrado que se equivocó. El presente, nos muestra que volverá por sus fueros y echará a Reguilon, jugador que por cierto no le valía ni para el Castilla y hoy en día es muchisimo más que Marcelo. Mas presente de nuestro Frances y su soberbia, pues precisamente se cargará a Ceballos y a LLorente, que curiosamente durante su ausencia han sido precisamente de los pocos que han aprobado en este curso.

    Lo dejo, no sin antes de mencionar al profeta y su presente, que el futuro de Vinicius pinta muy mal, precisamente por la soberbia y no precisamente la de la directiva.

  2. stockton

    23/05/2019 at 20:01

    ¿ quien es el profeta ?¿y que es lo que dice ? Mi religion se llama madridismo que sigo con dedicacion y te aseguro que precisamente lo único potable del año pasado son precisamente los descartes de Zidane, es decir Ceballos,LLorente y Reguilon . Zidane no se fue por la directiva por el simple hecho de que en ese caso no habría vuelto y muchos menos por la salida de Ronaldo, que a la vista está que ha hecho otra temporada que confirma su caida constante, solo los ingenuos pensaban que iba a marcar tropecientos goles cada año en la Juve.

    Si con el profeta te refieres a Zidane, ya vimos sus virtudes adivinatorias con Achraf. En el presente lo vemos con Ceballos,LLorente y Reguilon. Y en el futuro,lo estamos empezando a ver con Vinicius. Para mí, no es la directiva la qué peca de soberbia, tengo muchas razones para pensar que el peca de soberbia es precisamente el de la sonrisa simpática

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Opinión

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies