Proyecto Ñ: el secreto mejor guardado | Deporte USA | A la Contra
¡Síguenos!
J.J. Arcega-Whiteside, wide reciver de Stanford. Foto: Cordon Press

Deporte USA

Proyecto Ñ: el secreto mejor guardado

La participación y la importancia de los deportistas españoles en ligas americanas es cada vez mayor. Arcega-Whiteside es la última promesa.

No sé si lo soñé anoche cuando me quedé dormido viendo la película de Salt, me lo ha contado una de mis fuentes o he perdido la cabeza documentando esta historia, pero me veo en la obligación de contarlo. Hace unas semanas, en las oficinas del FBI, varios agentes estuvieron interrogando a un sospechoso espía español que decía estar involucrado en el Proyecto Ñ. Según él, este proyecto consiste en ir introduciendo en los Estados Unidos a los mejores deportistas españoles, para que poco a poco vayan triunfando en sus grandes ligas.

El Proyecto Ñ en la NBA empezó a finales de los años 80, cuando un madrileño, de nombre Fernando Martín, alto, moreno y de constitución fuerte, aterrizó en Portland. Debido a problemas físicos, estuvo lejos de los pabellones durante dos meses, lo que le costó no conseguir la regularidad que un deportista necesita.

Tras el primer ensayo, decidieron dar continuidad al plan y, en el nuevo milenio, varios baloncestistas volaron a diferentes puntos de los Estados Unidos. El mejor agente de campo fue el sujeto PG (Pau Gasol). El pívot logró consagrarse en la NBA con Los Angeles Lakers ganando dos anillos de campeón. A día de hoy, además de Pau Gasol, también juegan ocho nacionales más. Entre todos ellos, también destaca la segunda versión del sujeto PG, llamado MG (Marc Gasol). Este, empezó antes en USA, ya que estudió y jugó con el equipo de Lausanne Collegiate School, en Memphis. Ahora, en España, se conoce de forma metafórica al torneo como la ÑBA. ¿Les va encajando todo un poco más?

Pero, realmente, el deporte donde quería tener especial importancia el Proyecto Ñ es en la liga más seguida por los aficionados estadounidenses: la NFL. En 1911, en España estaba surgiendo el movimiento obrero, en el cual los trabajadores empezaban a luchar por sus derechos. Por aquel entonces, una pareja de asturianos, Fabriciano Rodríguez López y Josefa Ávila Suárez, emigraron a los Estados Unidos en busca de una vida mejor.

Proyecto Ñ se puso en contacto con Jesús Rodríguez Ávila y Aquilino Fabriciano Rodríguez Ávila, dos de los diez hijos de Fabriciano Rodríguez y Josefa Ávila. Primero, con Jesús, al que los americanos llamaron Jess. Fue el primero de los dos hermanos, el primer español y el segundo no americano en jugar en la NFL, por detrás del cubano Lou Molinet. El equipo con el que debutó en la liga fueron los Buffalo Bisons, franquicia que terminó desapareciendo con el Crack del 29. Aquilino Fabriciano Rodríguez tuvo más recorrido en la liga que su hermano. Al igual que él, debido a la fonética americana, su nombre terminó siendo Kelly. El hermano pequeño de los Rodríguez entró en la NFL defendiendo los colores de los Minneapolis Red Jackets.

Para poner en contexto, tras una mala temporada, el equipo de Minneapolis decidió fusionarse con los Frankford Yellow Jackets (1930), llegando a ceder trece jugadores al equipo de Frankford, del barrio de Philadelphia. Un año más tarde y, también por el Crack del 29, la NFL buscaba un lugar para montar una franquicia, ya que Yellow Jackets iba a desaparecer. Bert Bell y Lud Wray recibieron la concesión. El segundo fue exjugador y exentrenador de los Boston Braves, que actualmente son los Washington Redskins. Ambos montaron con la plaza de los Yellow Jackets a los Philadelphia Eagles. Nombre que eligieron al copiar el logo de la NRA (National Recovery Administration). La NRA fue un órgano administrativo creado por el gobierno de Roosevelt para llevar a cabo su política intervencionista debido a la crisis provocada por el Crack del 29.

Antes de que se apodasen Eagles, Kelly Rodríguez jugó 13 partidos con los Frankford Yellow Jackets. Era el segundo jugador del Proyecto Ñ en entrar a la liga y los resultados mejoraron. El 27 de noviembre de 1930, el pequeño de los Rodríguez anotó el primer touchdown de un español en la NFL. Fue contra los Green Bay Packers, tras una carrera de 7 yardas. Los Yellow Jackets terminaron perdiendo aquel partido contra el equipo de Wisconsin (25-7). Ese mismo año, los Packers se proclamaron campeones de liga tras imponerse en la final a los New York Giants.

Tras los buenos resultados obtenidos por los dos asturianos, el Proyecto Ñ siguió su desarrollo. Jesús Angoy, portero del F.C. Barcelona a principio de los 90, cuando se retiró del fútbol profesional en 1997, empezó como kicker de los Barcelona Dragons jugando en la NFL Europa. Ese año, se proclamó campeón de la World Bowl (final de la NFL Europa). Después de ser el segundo mejor anotador de la historia de la competición, con 329 puntos totales, fue seleccionado por los Denver Broncos en el draft de 1999. La idea no le convenció y decidió retirarse.

Parecía que Jesús Angoy podría ser el siguiente español salido del Proyecto Ñ para asentarse en la NFL, pero no fue así. Tuvieron que pasar 87 años y 363 días para que otro español volviese a hacer historia en la NFL. 1.100 millas (1.770 km, misma distancia que hay entre el Bernabéu y el Ámsterdam Arena) es la distancia que separa el campo de Packers (donde anotó Jess Rodríguez el primer touchdown español) y el de Broncos, lugar en el que Alejandro Villanueva anotó el primer tanto de un español en la NFL moderna.

 

 

El tackle izquierdo de los Pittsburgh Steelers nació en la Estación Naval Aérea de Meridan, en Mississippi. Su padre, oficial de la Armada Española para la OTAN, estaba destinado allí cuando su mujer dio a luz, pero pronto regresaron a España. Entre Motril y Zaragoza, dio sus primeros pasos en el rugby, pero fue en Bélgica donde descubrió el fútbol americano. Pronto se marchó a West Point Academy, una de las universidades militares más importantes del mundo. Allí, jugó como tight end en la Division I de la NCCA. Cuando terminó la carrera militar, el español tuvo que ir a la guerra de Afganistán para cumplir su servicio militar.

Cuando regresó, Proyecto Ñ se puso en contacto con él para regresar al fútbol americano. Se pagó por su cuenta el acceso a una combine (pruebas físicas para entrar en la NFL) y fue seleccionado por los Eagles. Allí, no tuvo un buen comienzo, pero fue en Pittsburgh donde se encontró con Mike Tomlin (entrenador de Steelers), quien le sitúo en el tackle izquierdo de la ofensiva de Steelers. En esa posición, según analistas de la NFL uno de los puestos más complicados de la competición, se ha consagrado como uno de los mejores de la liga, entrando en el partido de las estrellas la temporada pasada. Proyecto Ñ lo había vuelto a conseguir: otro español asentándose en una de las grandes ligas norteamericanas.

Pero el proyecto más ambicioso de la organización también destacó este mismo fin de semana. J.J. Arcega-Whiteside llegó a los Estados siendo muy joven. Su padre Joaquín Arcega, su madre, y sus tíos Fernando y José Ángel fueron grandes jugadores profesionales de baloncesto. Durante sus comienzos en el mundo del deporte, probó varias disciplinas, pero en la única que destacó fue en el fútbol americano. Sus grandes números en el instituto le llevaron a recibir varias becas deportivas de grandes universidades como Michigan State, Georgia Tech o Virginia. Pero un fin de semana en San Francisco, visitando la Universidad de Stanford y sus instalaciones, le sirvió para decidirse.

En su primer año en los Stanford Cardinal no jugó mucho, fue durante su segunda temporada cuando adquirió bastante importancia como wide reciver del equipo. A finales de ese año, en el partido clásico contra la Universidad de UCLA, el jugador aragonés consiguió en los últimos segundos una increíble recepción que sirvió para ganar el partido. Su carrera continuó en ascenso tras finalizar su tercer año con 48 recepciones y 9 TD. Podría haber salido al draft, pero decidió ser paciente y completar su último año universitario. En un equipo como el de la Universidad de Stanford es muy complicado triunfar siendo wide reciver porque utiliza mucho el juego de carrera. Grandes corredores de la liga han salido de esa universidad, por ejemplo McCaffrey, uno de los mejores jugadores junto a Newton esta temporada en Carolina Panthers.

Su último año antes de salir al draft está siendo espectacular. De momento, lleva 14 touchdowns. Sus tres últimos fueron este fin de semana en el clásico contra UCLA, en la victoria de Stanford por (49-42). El Proyecto Ñ en la NFL cada vez va teniendo más presencia. En unos años, a lo mejor se habla de la ÑFL, pero de momento, no sé si el Proyecto Ñ es algo soñado por mí, algo que me comentó una fuente o una alucinación sufrida por tanta documentación. Lo único claro es que los españoles van adquiriendo mayor importancia en otra de las grandes ligas americanas.

 

 

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Deporte USA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies