¡Síguenos!

Tour de Francia

Quince segundos de fama

Es la mayoría sensata de espectadores la que debe expulsar a los lelos en ejercicio. No solo por poderosas consideraciones estéticas, sino por simples razones deportivas: ponen en peligro la carrera y a los corredores.

A Andy Warhol se le atribuye la primera mención a “los quince minutos de fama” que persigue todo individuo. La cita, que ya cumple cincuenta años, hace alusión a un deseo inherente a la práctica totalidad de las personas: ser reconocidas. No se conoce un ser humano que no disfrute de la popularidad que eleva y distingue, aunque sea por unos minutos. Warhol pensaba que en el futuro —es decir, hoy— todos nos veríamos gratificados con esa pequeña porción de fama. En cierto sentido, fue capaz de intuir la aldea global mediática. Sin embargo, falló en el fondo de la cuestión. Imaginó el desarrollo tecnológico, pero no calculó que la vanidad (o la estupidez) crecería al mismo ritmo. Ahora, instalados en el futuro de Warhol, los individuos se conforman con quince segundos de fama, incluso menos; el objetivo es distinguirse del rebaño, poco importa si la distinción los transforma de ovejas a cerdos o asnos.

Una inmensa cantidad de esos especímenes se concentran en las montañas durante el Tour de Francia, apostados en las cunetas a la espera de una cámara de televisión. Están disfrazados de preservativo, de monje budista o de escocés de los Highlanders. También los hay que llevan triquini o corren embutidos en licras imposibles, poseídos por un exhibicionismo enfermizo. La característica común es que les importa un rábano la carrera y los ciclistas. Su único objetivo es salir en la tele y vanagloriarse después ante otros congéneres que han de ser, necesariamente, igual de imbéciles.

Hay quienes disimulan su estulticia fingiendo que animan a los corredores, pero la mayoría ya han dejado de disimular. Camino del Alpe d’Huez, un tipo se colocó delante de un ciclista y se puso a hacer muecas frente a la cámara, poniendo en riesgo la integridad del corredor y del motorista. Otro hizo uso de una bengala que cubrió la carretera de una humareda rosa junto cuando cruzaban los ciclistas, probablemente el origen del accidente de Nibali y que ha provocado su abandono (fractura de vértebra) tras chocar contra una moto. No faltó quien se colocó en mitad de la calzada para hacer una foto que casi capta su atropello.

La plaga es incontenible. La realización televisiva tiene orden de no detenerse en los idiotas, pero los idiotas son demasiados y muy visibles. De manera que se hace imprescindible que los espectadores normales, los verdaderos aficionados, tomen cartas en el asunto. Hay que hacer notar al tonto que lo es y, si se puede, reconvenirle paternalmente. En caso de que insista —la perseverancia es un rasgo típico—, hay que recurrir a las advertencias disuasorias o directamente a las increpaciones personales. Malo será que no podamos huir de un tipo disfrazado de preservativo.

Ahora en serio. Es la mayoría sensata la que debe expulsar a los lelos en ejercicio. No solo por poderosas consideraciones estéticas, sino por simples razones deportivas: ponen en peligro la carrera y a los corredores. Nos están arrebatando el espectáculo de las grandes ascensiones y si la policía no puede contener la avalancha (la Guardia Civil se las arregla un poco mejor), será la gente quien tenga que hacerlo. Otra opción es convocar un concurso de disfraces en la meta y que cada participante explique delante de una cámara las razones de su trastorno. Durante quince segundos.

Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS y colabora con El Transistor de Onda Cero. Ahora se lanza a esta aventura de 'A la Contra' porque cree que hay que hacer cosas. Y esta tiene buena pinta y le apetece mucho.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Tour de Francia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies