¡Síguenos!
Quinta del Buitre. / Cordon Press

Real Madrid

¿Sería la Quinta del Buitre titular en el actual Real Madrid?

Ya sabemos que es fútbol ficción, pero no me dirán que no sería un gusto ver una pareja de centrales compuesta por Ramos y Sanchis, una media con Martín Vázquez, Casemiro y Modric, y disfrutar de las asociaciones entre Butragueño y Karim.

A la Contra publicó el jueves una entrevista a Poli Rincón del gran Rafa La Casa. En la misma, Poli afirmaba, sin que le temblara la voz, que “La Quinta del Buitre “ sería titular en el actual Real Madrid.

Sacaba de la ecuación únicamente a Pardeza que, aún perteneciendo a esta excelente camada de peloteros, salió cedido al Zaragoza, que se lo quedó en propiedad después de que regresara para vestir un solo año de blanco. Por aquel entonces las cesiones tenían más peligro que tener mal pulso e ir a robar panderetas. Hablamos de los años 80.

Así que después de la rotundidad de Rincón diciendo que Michel, Butragueño, Martín Vázquez y Sanchis tendrían atornillada la titular al cuerpo, vamos a hacer una comparativa entre los que ahora son camiseta puesta y los cuatro integrantes de la famosa Quinta. Qué el dios del fútbol reparta suerte…


Sanchis-Varane


El primero tenía más clase que María Antonieta (aquélla que pidió perdón al verdugo porque le pisó un pie al subir a la guillotina). Era un pulpo con el balón en los pies. No la sacaba jugada, es que mimaba a la pelota. Tanto que, en lugar de la cueva, podríamos decir que Manolo la sacaba de un chalé de tres plantas. Iba bien por arriba y hasta tenía gol. Varane le supera en el físico. Rafa (con ph) es más rápido de lo que era Sanchis. También es un central de clase, pero Manolo era mucho más que Varane.

Pronóstico claro: 1


Michel-Modric


Para ser justos, vamos a comparar a estos dos magos en sus mejores años en el Madrid. Sería absurdo hacerlo de otra forma. Michel era buenísimo. Un jugador de banda con un guante en la pierna derecha y una izquierda que sólo le valía para no caerse cuando iba corriendo. Tenía la clase de Isco en el recorte y era el rey de eso que ahora se llaman centros tensos. Aunaba con estas virtudes un dinamismo propio del fútbol actual. Pero sus detractores le acusaban de minga fría. De ser un jugador para ganarle a los medias tablas, pero que se rajaba en los grandes envites.

Exageraban bastante. Michel era del corte Cristiano-Piqué en eso de caer mal a los rivales. Es cierto que a veces se iba de los partidos (de uno en el Bernabéu, literalmente), pero era un gran jugador. Pero aquí yo no firmo debajo de la afirmación de Poli Rincón. Modric es más que Michel. El croata domina todos los palos del fútbol y es mucho más influyente en un equipo que el jugador madrileño.

Pronóstico claro: 2


Martín Vázquez-Kroos


Rafa pudo ser el mejor centrocampista español de la historia del fútbol. Así de claro. Juntaba una técnica prodigiosa con un físico de atleta. Era un box to box, y otra vez to box. Las que hicieran falta. Disparaba a puerta como una mula, tenía regate en corto y en largo y, además, el segundo mejor centro del equipo (después del de Michel). Pero a Martin Vázquez se lo cargaron dos cosas: las lesiones y buscar más dinero lejos del Madrid. Cuando sales te das cuenta de lo mucho que llueve fuera. En Torino, a cántaros. Cuando volvió ya no era el mismo. Pero estimando mucho a Kroos, Rafa era mejor que él. Más completo, con mejor físico y empatado a clase con el nibelungo.

Pronóstico claro: 1


Butragueño-Hazard


Creo que la comparativa lógica es con el belga. El mejor Buitre necesitaba de un delantero centro a su lado y su mejor posición era entrando desde el lado izquierdo del área (recomendamos ver el gol que le metió al Cádiz). Emilio era un jugador especial. De esos que en fútbol se llaman de inspiración. Si tenía el día, date por muerto. Si no lo tenía, no te descuides, que en tres segundos te la liaba.

A mí, que me gustan los futbolistas que van con la cabeza alta, ver a Butragueño era disfrutar de un pelotero que jugaba desde un primer piso. No era canchero. Era hábil y listo. Sacaba todas las ventajas que le daba su técnica (que eran muchísimas), pero jamás le vi queriendo humillar a un contrario. Le faltaba pedir perdón después de hacer un túnel al defensa, pero se lo hacía dos veces si la jugada lo necesitaba. Muy goleador. Mágico. Creo que estas dos definiciones, junto con la de que valía la pena no ya pagar una entrada, sino un abono por verle jugar, son las que corresponden realmente a este peloterazo.

Hazard es muy bueno. Butragueño era mejor.

Pronóstico claro: 1

La conclusión es que Poli tenía casi razón en el pleno. Salvo la comparativa Michel-Modric, el resto, a mi forma de ver, sí serían titulares en este Madrid. Ya sabemos que es fútbol ficción, pero no me dirán que no sería un gusto ver una pareja de centrales compuesta por Ramos y Sanchis, una media con Martín Vázquez, Casemiro y Modric, y disfrutar de las asociaciones entre Butragueño y Karim. Con esto último, hasta se nos caerían las lágrimas. Y luego a ver quien se atrevía a decir que este deporte no es arte. Serían, simplemente, dos violinistas en el tejado del fútbol.

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Pardeza: "La literatura fue mi antidepresivo tras la retirada" | Entrevistas | A la Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Real Madrid

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies