¡Síguenos!

Roland Garros

Solo la lluvia detiene a Rafa Nadal

Rafa había ganado los dos primeros sets y en el tercero tenía ventaja 4-2 cuando la lluvia lo paró todo. Tras la reanudación, nada cambió: 6-1, 6-1 y 6-3.

Los meteorólogos de Roland Garros predijeron que a las 17:26 h. las primeras gotas de lluvia empezarían a caer sobre la arcilla de la Phillipe Chatrier. Es imposible no imaginarse a Rafa Nadal, minutos antes de saltar a jugar su partido, preguntando a su equipo: «¿Cuánto tiempo tenemos?». El manacorí saltó a la pista a las 15.44h. Una hora y cuarenta y un minutos después comenzaba a llover sobre París. Para entonces Nadal tenía el partido el mano, tras un doble 6-1 y se disponía a cerrar el partido con 4-2 en el tercero cuando el cielo se abrió. No pudo Nadal ganar el partido a la lluvia, aunque Nishikori, que además jugaba tocado parecía hace tiempo entregado al campeón de Roland Garros. Tras la reanudación, nada cambió: 6-1, 6-1 y 6-3.

Como si de una batalla contra el tiempo se tratara, Rafa saltó a pista para solventar aquello por la vía rápida. Las condiciones climatológicas se hacían sentir en la Phillipe Chatrier, en una pista más pesada y rápida de lo habitual por la humedad. Pero ni siquiera eso desconcentró a Nadal, obsesionado con el reloj, él que es un experto en alargar los puntos y los partidos, también las rutinas entre saque y saque, tenía que correr ahora contra sí mismo. Y lo hizo a la perfección. No necesitó un gran saque (55% de efectividad con su primer servicio) para resolver en poco más de media hora (34 minutos) el primer set. Más incisivo y determinado, los once golpes ganadores frente a los solo tres del japonés terminaron de inclinar la balanza.

La historia se repitió en el segundo set y eso que todo empezó muy revuelto, como el cielo de París. Hasta tres breaks se vieron en los tres primeros juegos de la segunda manga, en un intercambio de la que también salió favorecido Rafa. La rotura de Nishikori al juego de Nadal supuso la tercera vez que el manacorí cede su servicio este año. Y estamos en cuartos. La imagen contrastaba con el caminar cachazudo y la mirada perdida del japonés, que hacían prever que en cualquier momento se retiraría. El caso es que cuando empuñaba soltaba, de vez en cuando, golpes maestros. Insuficientes en cualquier caso ante un Nadal con el Modo París On ya encendido. El servicio del manacorí subió varios puntos hasta situarse en el 85% y los errores no forzados se redujeron hasta el mínimo para calcar el tanteador del primer set (6-1).

Cinco minutos antes de la previsión, la negrura se apoderaba del cielo de París, mientras Rafa repartía raquetazos a diestro y siniestro. Nishikori miraba todo aquello con extrañeza. Con 4-1 a favor del manacorí y con el reloj acercándose peligrosamente a la hora marcada el japonés pedía tratarse con el médico en el intercambio de juegos. Rafa metía presión saltando a pista de nuevo más rápido de lo habitual. Pero con 4-2 y a las 17.26 h. las primeras gotas empezaban a caer en la Phillipe Chatrier. A unos pocos metros, en la Suzanne Lenglen Roger Federer y Stanislas Wawrinka se encaminaban a los vestuarios. Nadal intentó, sin éxito, convencer al supervisor del torneo con aquello tan español de «son cuatro gotas». No coló y el partido se suspendió cuando la previsión más favorable aventuraba que la tormenta duraría hora y media. Rafa se marchó contrariado  y mirando al cielo. En principio, el partido se iba a reanudar el miércoles, pero la lluvia cesó unos instantes para que Nadal terminase su obra a la que solo le faltaba la firma. Finalmente, el tercer y definitivo set acabó 6-3 y el español se medirá al genio suizo en las semifinales de Roland Garros.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Roland Garros

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies