¡Síguenos!
Raheem Sterling

La Tribuna de Brian Clough

Raheem Sterling, el jugador de la temporada

No son los números los que le hacen acreedor al premio de Jugador del Año, sino su actitud frente a un racismo impulsado por la legitimidad y la permisividad derivada del Brexit.

Si jugáramos contra Maradona solamente, el partido estaría chupado». Eso o algo similar dijo Di Stéfano antes de un partido contra el Barcelona que, creo recordar, finalmente perdimos (soy madridista). Tenía razón el entonces entrenador del Real Madrid, pues es el fútbol es un deporte de equipo. Y sin embargo nos empeñamos en debatir hasta la saciedad los premios individuales, un debate que ya llega hasta los propios jugadores, que, cuando el sobre de marras contiene el nombre de otro, ponen la misma cara que un niño al que Santa Claus le ha traído el regalo equivocado

Si el dichoso Balón de Oro fuese el único premio individual podríamos aguantar unas semanas de debate y refunfuño. Pero en Inglaterra van mucho mas allá. Ellos dan el premio al Jugador del Mes, al Entrenador del Mes y al Gol del Mes en cada división. Por si esto no fuera suficiente, los propios jugadores otorgan por votación el premio al Mejor Jugador de la Temporada (en esta edición Virgil van Dijk) y la prensa especializada también se une a la fiebre por los galardones con su propio premio, llamado Football Writers Player of the Year (Jugador del Año de los Escritores de Fútbol). En este caso, sin que sirva de precedente, han elegido mejor que los propios jugadores. El ganador fue Raheem Sterling.

Hacen bien los redactores deportivos quizá en distinguirse del resto de las secciones de sus diarios. Múltiples veces han tenido que justificarse diciendo que ellos se dedican a las paginas finales (la sección de deportes suele tener como portada la última página del diario) y no siguen la línea editorial de su tabloide —generalmente sensacionalista, ofensivo, intolerante— que elige a la víctima de sus iras e inicia la correspondiente campaña de desprestigio.

Hace 12 meses, camino de un Mundial que la afición inglesa disfrutó mucho, Sterling era causa de preocupación de las páginas posteriores por su falta de gol en los partidos con la selección y causa de indignación en las portadas por un tatuaje: un arma grabada en una pierna, generalmente cubierta por sus medias. Los tabloides cargaron rápidamente contra Sterling, en especial The Sun, que junto a la foto y la historia del tatuaje publicó una noticia sobre el apuñalamiento de dos adolescentes con la intención de enlazar dos historias que no presentaban relación alguna.

Terminado el Mundial, Sterling encontró el camino del gol (dos veces) acompañado de una actuación decisiva en la visita a España en la Liga de las Naciones, donde Inglaterra se impuso 2-3. De la mano de Guardiola y su cuerpo técnico, Sterling ha marcado 23 y 26 goles en las dos últimas temporadas —en su mejor año hasta entonces había hecho once— y ha sido clave, una vez más, en la temporada triunfal del Manchester City.

Sin embargo, no son esos números los que le hacen acreedor al premio de Jugador del Año, sino su actitud frente a un racismo que, impulsado por la legitimidad y la permisividad derivada del Brexit está encontrando la vía de retorno a los estadios ingleses. Tras el abuso al que fue sometido por un grupo de aficionados del Chelsea, Sterling, a sus 24 años, acusó a un sector de la prensa por fomentar este ambiente.

Sterling ha sido acusado por los tabloides más intolerantes por viajar en compañías de vuelos baratos o comprar en tiendas de ropa de precios razonables, y al mismo tiempo le critican conducir coches por un valor total de un millón de libras. Sin motivo aparente se le dedicó un artículo titulado “De juventud problemática a 100 libras semanales: la vida del ‘idiota del fútbol’ Raheem Sterling”.  Hasta le criticaron por tomarse un helado de vacaciones con su novia dos semanas después de que Inglaterra fuese eliminada del Mundial. Harto del tratamiento recibido por unos diarios incapaces de mantener los comportamientos mínimos de una democracia, Sterling denunció públicamente a través de su cuenta de Instagram el enfoque de dos noticias similares en el mismo diario.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Good morning I just want to say , I am not normally the person to talk a lot but when I think I need my point to heard I will speak up. Regarding what was said at the Chelsea game as you can see by my reaction I just had to laugh because I don’t expect no better. For example you have two young players starting out there careers both play for the same team, both have done the right thing. Which is buy a new house for there mothers who have put in a lot of time and love into helping them get where they are, but look how the news papers get there message across for the young black player and then for the young white payer. I think this in unacceptable both innocent have not done a thing wrong but just by the way it has been worded. This young black kid is looked at in a bad light. Which helps fuel racism an aggressive behaviour, so for all the news papers that don’t understand why people are racist in this day and age all i have to say is have a second thought about fair publicity an give all players an equal chance.

Una publicación compartida de Raheem Sterling x 😇 (@sterling7) el

 

Una noticia tiene un tono negativo y presenta al jugador —de color— como un chulo con dinero sin que haya hecho nada: “Joven jugador del Manchester City, de 20 años, y con sueldo de 25.000 libras semanales, gasta extravagantemente 2,25 millones de libras en una mansión pese a no haber disputado nunca un partido de la Premier League”. En la otra el futbolista es un buen chico –blanco– que cuida de su madre: “Joven estrella del Manchester City Phil Fodden compra una casa de 2 millones de libras para su mamá”.

No cabe duda de que Raheem Sterling es un gran jugador que aun sigue mejorando y que a su velocidad y dribbling ha añadido una relación excelente con el gol. Es posible que haya mejores jugadores que él, pero precisamente el premio que ha recibido de la prensa especializada no hace referencia a la palabra Best. Simplemente ha sido el Jugador del Año por su comportamiento decisivo tanto dentro como fuera del campo. Sea esta vez bienvenido un premio individual en un deporte de equipo.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en La Tribuna de Brian Clough

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies