¡Síguenos!
Coche de Fuster.

Motor

Miguel Fuster logra su séptimo Rallye de Ourense bajo la lluvia

El piloto de Benidorm se alzó con la rueda de afilar de oro tras un Rallye de Ourense muy atípico, con pocos abandonos y con la presencia de la lluvia.

El 51.º Rallye de Ourense se fue para Alicante por séptima vez. El piloto de Benidorm Miguel Fuster logró en esta edición igualar el récord de victorias que tiene Jesús Puras en la capital termal española. Fuster, con su copiloto, Nacho Aviñó, dominó prácticamente desde el inicio el rallye a bordo de su Ford Fiesta R5. Junto a ellos, al podio del jardín del Posío se subieron Iván Ares con José Pintor y Joan Vinyes con Jordi Mercader a su derecha.

Hasta un total de nueve tramos, de los diez disputados, fueron los que lideró la carrera Fuster. Una edición marcada por factores poco comunes en Ourense, como son la pequeña cantidad de abandonos. El viernes hubo tan solo uno, y por la climatología. Este es para muchos de los equipos el rallye más bonito y difícil del campeonato, un evento que suele superar una media del 50% de abandonos respecto al número de pilotos que toman la salida, sin embargo, este año, de 77 inscritos, 55 lograron llegar a la bandera ajedrezada. Ourense es conocido por superar los 40°C en cada una de sus 51 ediciones, y con ello castigar duramente las mecánicas, salvo este año, en el que se ha vivido una de las excepciones que confirman la regla, y la lluvia fue una de las claves que decidió este rallye, sobre todo en lo que a monta de neumáticos se refiere.

El rallye comenzó en la jornada del viernes y la lluvia cogió desprevenido a más de un piloto que había escogido montar ruedas de seco, siendo un ejemplo de esta elección el mundialista José Antonio Cohete Suárez, quien firmó el único abandono del día al hacer aquaplaning su Hyundai, llevándolo contra una cuneta. El sábado amaneció en Ourense con un cielo soleado, por lo que los pilotos aprovecharon para atacar, sin embargo, algunas de las curvas de Esgos y Cañón do Sil todavía continuaban húmedas de la noche anterior, por lo que fueron hasta catorce los equipos que causaron baja en las primeras pasadas de estos dos tramos.

Los equipos locales, hasta 32 ourensanos, dieron el toque de color y espectáculo que acompañó a esta prueba del campeonato de España de rallyes de asfalto y sobre las carreteras de la tierra de la chispa firmaron una gran actuación, finalizando el primer local, Emilio Vázquez, en la octava plaza de la general. José Frade y Cristian Fierro, piloto y copiloto de la copa Dacia, tuvieron una gran actuación en el rallye de casa tras dominar con claridad el evento durante las dos jornadas, sin embargo, un inoportuno pinchazo, les relevó a la segunda plaza, a tan solo 2.9 segundos del vencedor, José Álvarez. En lo que al campeonato se refiere, Fuster y Aviñó salen líderes de Ourense con una pequeña ventaja sobre Ares y Pintor, equipos que llegaban empatados a la primera de las dos citas gallegas.

En el podio, además de los trofeos, se rindió un homenaje a la familia de Gonzalo Belay, fotógrafo ourensano que falleció recientemente y al que toda la ciudad le tenía una gran admiración. Además, como cada año, la Fundación Estanislao Reverter repartió su trofeo al mejor vehículo histórico. Este año cayó en manos del primer clasificado ourensano, Emilio Vázquez, quien corría con su Citroën ZX Kit Car.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Motor

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies