¡Síguenos!
Braithwaite, autor del primer gol del partido. / Foto: José Luis Cuesta/Cordon Press

Rayo

La estrategia determina la victoria del Leganés

El Rayo logró empatar en superioridad numérica, pero acabó sucumbiendo ante un cuadro pepinero que consiguió ambos goles tras saques de esquina (1-2)

El fútbol de los lunes parece de domingo cuando se juega en un Estadio de Vallecas lleno y están más de media docena de equipos pendientes de lo que ocurra en ese partido (la clasificación apenas separa en cuatro puntos hasta a ocho conjuntos, los que van del puesto undécimo al decimoctavo). Es una forma gratificante de alargar el fin de semana. O de engañar a la realidad. La misma que olvidó durante muchos minutos el Rayo, irreconocible en su peor versión desde que perdió ante el Real Madrid allá por el 15 de diciembre del año pasado. Todo lo contrario que el Leganés, dominador y dominante, avasallador y sobresaliente, presionando y robando el esférico. Recio y Braithwaite, con un balón al palo tras un saque de banda prolongado de cabeza por En-Nesyri, pudieron adelantar a los pepineros antes de que el citado delantero danés, ya en el minuto 36, ejecutara a la perfección el plan de Pellegrino con un remate de cabeza tras un córner botado por Jonathan Silva (0-1 minuto 36). La estrategia determina al balompié, siempre que no te apellides Messi. En la primera mitad de Vallecas lo más cerca que se estuvo del talento del astro argentino fue en una magnífica jugada individual de Álex Moreno que Embarba no logró rematar en boca de gol. El conjunto rayista no aportó mucho más a ese periodo inicial.

A veces es necesario regresar al pasado para poder continuar. Algo así debió de pensar Míchel en el vestuario, que decidió dar entrada tras el descanso al debutante Di Santo en lugar de Ba para volver a su sistema anterior de cuatro defensas. La decisión pareció acertada y su conjunto por fin compareció en el choque con un cabezazo alto de Raúl de Tomás y un lanzamiento desviado de Imbula, si bien la tensión de la permanencia terminó por calentar el partido. Ayudó, sobre todo, Nyom, que vio la tarjeta roja directa en el minuto 58 después de una durísima entrada a Embarba con el juego detenido. Con un jugador más sobre el campo, los vallecanos rondaron el gol (en el minuto 65, ni RDT ni Di Santo conectaron en el área pequeña el centro de Álex Moreno, mientras que, ya en el 78, un despeje de Siovas casi termina en su propia portería tras dar en el propio Di Santo), pero el frontón del Leganés resistió los golpes hasta la recta final, cimentado especialmente por Cuéllar, que apareció pleno de reflejos en un cabezazo de RDT y en el posterior remate de Álex Moreno en el minuto 82. Un minuto después, el guardameta emeritense también apareció en el lanzamiento de Pozo, pero Álvaro García aprovechó el rechace para empatar a placer el encuentro (1-1 minuto 83).

Fue entonces cuando los aficionados rayistas creyeron que llegaría la remontada de su equipo, pero el Leganés acabó de inmediato con sus deseos: en el minuto 85, En-Nesyri cabeceó un saque de esquina botado por Óscar y el balón pasó por la trayectoria de Diego Reyes y un defensa y entró mansamente en la portería de Dimitrievski sin que nadie lo tocara. Solamente el impulso de la estrategia. Nada es más determinante en el balompié. Salvo que te llames Leo y te apellides Messi.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Rayo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies