¡Síguenos!
Hazard Nueva York
Hazard durante el partido ante el Atleti en Nueva York I CORDON PRESS

Café Society

Perdidos en Nueva York

«Para nosotros ha sido un amistoso, y para el Atlético no», dijo Zidane en rueda de prensa. Y quizá ha dado con la clave, la forma en la que llevamos tiempo tomándonos la vida. 

Quiero llevar a cabo un ejercicio de sinceridad desmesurada y confirmo que estaba durmiendo mientras en Nueva York la sangre llegaba al Hudson. No quise trasnochar para ver el partido, porque a ciertas edades el verano todavía conserva cierto nivel de inocencia, romanticismo e idealismo que, por el momento, me gustaría conservar sin que el Real Madrid de Zidane lo contamine. Si una ha de pasar una noche de julio en vela que sea por calor o por amor. Dicho esto, sí me he preocupado en leer un par de comentarios y de ver un amplio resumen de lo acontecido ahora que tengo el estómago lleno.

No creo que a nadie le sorprenda del todo el bochorno, porque el Madrid sigue siendo la misma viuda de la temporada pasada. Viste de negro —aunque ha añadido un par de perlas nuevas a su vestido en forma de Hazard y de mancebos talentosos que nutrirán al Castilla más que al primer equipo muy a nuestro pesar—, se la ve triste, apática, esperando a un fantasma que regrese y la salve, y que si ella misma no lo remedia, terminará matándola suavemente y se llevará a Zidane a la tumba como un bonito recuerdo de un tiempo pasado y mejor. En primer lugar, quiero corregir a aquellos que no cuentan como pretemporada lo que el Real Madrid lleva haciendo desde febrero. En segundo lugar, es cierto que un amistoso veraniego no debe servir para sacar conclusiones aventuradas o para tomar decisiones precipitadas…hasta que lo hace, hasta que sirve precisamente para acelerar conversaciones o sopesar la compra de alguna bomba. Y no creo equivocarme si afirmo que lo ocurrido ante el Atleti ha provocado un par de avisos y una sonora advertencia. Llegar borracho a una entrevista de trabajo no causa una buena impresión.

Por ser un amistoso, el encuentro tiene que medirse con pies de plomo aunque con la suficiente disciplina como para no arrepentirse de no haber dado un golpe en la mesa cuando estemos en enero. Por tratarse de un derbi, el partido dejará huella en el corazón rojiblanco y querrá olvidarse rápido de la mente madridista. Y por el resultado, al Atleti le servirá para saber que va por el buen camino y que la apuesta puede ser ganadora, mientras que al Madrid le hace falta una operación de cirugía estética donde al salir del quirófano no le reconozco ni su madre. La falta de frescura en el sistema, en los nombres y en la disposición de muchos para afrontar lo que viene es sumamente preocupante. «Para nosotros ha sido un amistoso, y para el Atlético no», dijo Zidane en rueda de prensa. Y quizá ha dado con la clave, la forma en la que llevamos tiempo tomándonos la vida. 

La retahíla de que todavía queda tiempo es el clavo ardiendo al que nos agarramos a esta hora. Mientras el heredero errante marcha a China, mientras suenan Neymar o Pogba o mientras Kubo sigue dejando buenos highlights en los entrenamientos por si alguien considera oportuno verlo alguna vez en un vídeo recopilatorio de Youtube, el Madrid sigue tieso en ambición y carente de recursos para revertir un estado comatoso insultante, una cuarentena que ya dura demasiados meses. Y que a nadie se le olvide, el tiempo vuela.

Periodista. Si suena Ella Fitzgerald, mejor. LaLaLandera. Tiene carácter, talento y, para colmo, nació cuando la mayor parte de nosotros ya teníamos media carrera hecha (o deshecha). Posee una gran habilidad para salir al corte en el fútbol y en la redacción, aunque es más de ponerla en la escuadra. Emperatriz de la batcueva.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Café Society

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies