¡Síguenos!

Real Madrid

El Real Madrid ya ha contactado con Antonio Conte

El Madrid, según ha podido saber A la Contra, está en negociaciones con el entrenador italiano, en lo que sería un cambio de estilo con respecto a Lopetegui

Conte es la primera opción. El entrenador italiano, en paro tras abandonar el Chelsea, se convertirá en entrenador del Real Madrid si terminan despidiendo a Lopetegui. El club de Chamartín, según ha podido saber A LA CONTRA, está ya negociando los términos del contrato con el técnico italiano. Su llegada supondría un cambio de timón no solo en el estilo de juego sino también en el trato humano y el componente psicológico del vestuario. Si el bloque nacional fue el principal aval para la llegada de Julen, ahora poco o nada se habría tenido en cuenta su opinión para iniciar los contactos con el italiano y actuaría de contrapeso de la influencia del capitán  Sergio Ramos en el vestuario y en el club. Conte, caracterizado por su disciplina tanto dentro como fuera del terreno de juego, creció tomando apuntes de Marcelo Lippi en la Juve y cuando saltó del verde a la banda rescató la defensa de tres con dos carrileros largos que tanta fortuna hizo en Turín y que le llevó a dirigir a la azzurra.

Repetir esa fórmula en el Bernabéu suena a quijotesco, aunque dependerá del poder concedido desde la planta noble para aplicar su idea o adaptarse a las características de sus nuevos jugadores. En Londres, en el selecto barrio de Chelsea, llegó con libertad de movimientos para aplicar su mando de hierro. Allí se encontró una plantilla repleta de talento, pero algo carente de rigor y consistencia táctica. En Stamford Bridge abrió las ventanas tras el último paso de Mourinho y no tardó en convencer con su mensaje. Conte es un técnico enérgico, de los que cargan las tintas en sus mensajes al vestuario, de los que pide la implicación de todos y hasta la última gota de sudor del utillero. En Londres, por cierto, comenzó con defensa de cuatro, pero tras dos malos resultados optó por su sistema fetiche, ese 3-5-2 que en primera instancia se olvidó de jugadores como Fábregas para el centro del campo a base de potenciar el sistema defensivo y las contras capitalizadas por Hazard y Diego Costa. La Premier se tiñó de blue y el éxito mantenía su idilio con Conte.

Esa tendencia no se prolongó en el segundo año. La exigencia del mensaje de Conte no calaba de igual modo en el vestuario y su sistema táctico no evolucionó al ritmo que lo hicieron el resto de sus adversarios. La confrontación con algunas de las estrellas del equipo (véase Hazard quien con el italiano en el banquillo tendría más difícil cumplir su sueño) tampoco ayudó a revertir la situación y aunque durante buena parte de la temporada el equipo estuvo entre los cuatro primeros de la Premier, el Chelsea terminaría quinto, fuera de la Champions y a 30 puntos del campeón, el City de Guardiola. El Chelsea prescindiría de sus servicios un 13 de julio y Conte se preparaba entonces para afrontar un año sabático tras seis campañas de máxima exigencia en la élite.

Su primera experiencia lejos de Italia, por tanto, terminó de manera abrupta (había firmado por tres temporadas), pero, antes, en el país transalpino recuperó el esplendor de la Juventus, con tres Scudettos consecutivos, aliñados de récord de puntos y un estilo de juego que marcó tendencia en Italia. La Champions fue siempre su asignatura pendiente, aunque aquella Vecchia Signora no estaba todavía preparada para el asalto al trono europeo. Quien sí dio el salto fue Conte, por sorpresa, a mediados de 2014, cuando todavía le restaba un año de contrato. El técnico no pudo decir no a su selección y con ella completaría una brillante clasificación para la Euro 2016. Sin duda, bajo su mandato, vimos los últimos días de esplendor de la azzurra. Sin ir más lejos a España le dio una lección táctica para eliminarla en octavos (2-0). Luego caería en cuartos en los penaltis ante Alemania.

Con esos antecedentes el perfil del entrenador italiano se asemeja más al de Mourinho que al de Zidane o al de su compatriota Ancelotti. Más pendiente de buscar el error del rival, de contrarrestar sus virtudes y de aprovechar las debilidades del contrario, que de potenciar las virtudes propias. Sus equipos suelen juntarse en dos líneas muy juntas que evitan el juego entre líneas del rival para dejar descolgado a sus dos hombres más brillantes, habitualmente sus dos delanteros. En el Madrid dispondrá de hasta cuatro hombres para disputarse esas dos posiciones, aunque el principal problema sería la escasez de efectivos en el centro del campo para desarrollar su idea de juego. El hecho de llegar con la temporada ya empezada obligaría en gran medida al italiano a postergar su dibujo y adoptar un estilo más adecuado al perfil de jugadores con el que contará en la Casa Blanca.

Su llegada, no obstante, dependerá fundamentalmente del resultado del equipo en los dos próximos compromisos. Una derrota ya fuera ante el Viktoria Plzen o en el Clásico del Camp Nou este domingo haría saltar de la silla a Lopetegui. En la planta noble hace días que lo sentenciaron y solo esperan un resultado, una excusa para ejecutarlo. La destitución sería un duro golpe para un vestuario que ha apoyado a su técnico en público y en privado, desde las vacas sagradas hasta el último meritorio, aunque luego sobre el césped hayan hecho caso omiso a gran parte de sus indicaciones. Eso seguramente no ocurriría con Conte, quien gusta de marcar territorio con sus jugadores, tal y como hizo en Londres, donde después de cada derrota agasajaba a los suyos con sesiones de entrenamientos a primerísima hora de la mañana. Veremos si el Madrid madruga o se despierta a tiempo de la siesta.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Real Madrid

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies