¡Síguenos!

Real Madrid

Muchas dudas y pocas certezas

Parece como si estos jugadores necesitasen de un enfado de su entrenador para concentrarse.

Como no podía ser de otra manera, Zidane nos sorprendió con su enésima decisión en el once que nadie imaginaba, allí donde todos esperábamos a James o  Vinicius, y alguno hasta a Isco, el francés dio entrada a Rodrygo como extremo derecho en un once que por lo demás sí era el esperado. Ojalá Zizou fuese uno de esos entrenadores que hablan de fútbol en las ruedas de prensa, y explicase el porqué de determinadas decisiones que solo él entiende y que seguro deben tener una explicación cuanto menos meditada.

El equipo saltó al campo concentrado, rápido y solidario, es decir, igual que en todos los partidos de este año tras una derrota o un mal resultado y la consiguiente declaración de Zidane sobre la actitud, que no el fútbol, del grupo. Parece como si estos jugadores necesitasen de un enfado de su entrenador para concentrarse. Bien colocados y bastante simétricos pese a la movilidad algo anárquica de Valverde, el Madrid se adueño del partido de forma casi sorprendente. La pelota circulaba a dos toques a una velocidad poco vista este año y cuando la perdía aparecía la pierna del uruguayo para en cualquier parte del campo presionar para recuperarla, fueron quince minutos de agradable sorpresa en cuanto al fútbol desplegado por el equipo, pero poco tardaron en aparecer los problemas en el juego de este Madrid.

El más notable, como siempre, fue la espalda de Marcelo, que jugaba muy adelantado como suele ser habitual, zona que comenzaba a ser una vía de agua que Ramos era incapaz de achicar. Ese desfase entre la posición poco defensiva del lateral brasileño y el estado de forma del capitán para sofocarlo fue por donde empezó a aparecer el Galatasaray. Además, Terim, entrenador de los turcos, colocó a sus dos puntas pegados a los centrales blancos, lo que impedía al camero a bascular con comodidad a la zona izquierda en ayuda de Marcelo, sin desproteger el centro del área, algo que ocurrió en un par de ocasiones en la primera parte y que por suerte Courtois salvó con sendos paradones. Otro de los problemas que se evidenció es que el Madrid no tiene gol, solo Karim muestra colmillo afilado y ya sabemos que Benzema es solo moderadamente fiable. Ayer el nueve blanco dispuso de no menos de tres ocasiones que a los pies de un killer de verdad habrían sentenciado el partido.

La segunda parte fue un poco correcalles; el Galatasaray es un equipo con una pésima defensa, que sobrevive gracias a una intensidad que raya lo ilegal en cada duelo, un equipo de exagerada pierna fuerte pero pocos fundamentos defensivos, que el Madrid no supo aprovechar pese a tener infinidad de buenas ocasiones que nunca fructificaron fundamentalmente por errores de los atacantes blancos. El equipo blanco dejó algunas buenas señales. Con Kroos y Valverde ha logrado tener una gran cantidad de opciones de pase por dentro, destacando la figura del uruguayo, que el tiempo que ha estado en el campo no solo ha presionado y acompañado cada jugada en ataque sino que ha sido el mejor amigo de cada jugador blanco que tenía el balón. La ausencia de un patrón claro de juego ofensivo impidió que muchas jugadas de ataque crecieran, ahogadas por movimientos inadecuados de los jugadores, movimientos que se producen cuando se confunden los apoyos y se acercan demasiados jugadores a una misma zona a triangular. En paliar esa falta de patrón de juego ofensivo ha brillado Kroos, que volvió a ser una válvula continua de escape con sus pases para el equipo.

El Madrid venció con claridad en el campo, pero con cierta angustia en el marcador, el 0-1 no era por juego el resultado merecido, pero los problemas ante el gol de los de Zidane nos han dejado en suspense hasta la última jugada del partido.

Z¡dane: Sorprendió su decisión de colocar como titular a Rodrygo en banda derecha. Vio como Terim buscaba el 1×1 de sus dos delanteros ante su pareja de centrales sin que se apreciase ninguna corrección táctica por su parte al respecto. Tardó un mundo en hacer los cambios, manteniendo más tiempo de lo necesario a jugadores fundidos físicamente como Valverde y Rodrygo, lo curioso es que ninguno de los tres cambios fuera por motivos tácticos para corregir nada del partido, que sin ser un mal partido, sí tenía cosas que poder corregir como la debilidad defensiva de Marcelo o la falta de ayudas de Hazard en esa banda, por ejemplo.

Courtois: Fue el portero que se ganó el título de mejor portero de un mundial. Sobrio y seguro, tres paradones suyos sobre todo dos a Andone sujetaron el marcador antes de la media hora y salvaron al equipo de lo que podía haber sido un gran problema.

Carvajal: Los movimientos de Babbel que unas veces se pegaba a él y otras a Varane le tuvieron muy descolocado tácticamente. No se entendió en ataque con Rodrygo al que no entendió si doblar por fuera o apoyar su diagonal.

Ramos: Fisicamente no está y se le nota en sus movimientos, sobre todo laterales. Tuvo problemas en la primera parte para tapar la espalda de Marcelo y con ello dejar libre a Andone entre él y Varane, con el que por momentos había demasiada distancia.

Varane: Bien en su papel de secundario; al igual que a Ramos en la primera parte, le costó entender los movimientos de Babbel y Andone. Mejoró en la segunda parte en la que se le vio más centrado.

Marcelo: De nuevo un problema en defensa al jugar tan cómodo en una posición tan adelantada, un lujo que estando Ramos como está es poco comprensible. En ataque no se entendió con Hazard, al que le negó en demasiadas ocasiones la pelota. Volvió a exagerar su juego al pie y los centros laterales al área sin ton ni son. Nada de lo que hace en el campo respaldan su titularidad. 

Casemiro: Como siempre que Kroos está en el campo la vida de Casemiro es más cómoda. Notable en defensa, le costó perfilarse bien en alguna jugada para recibir la pelota y soltarla de primera. Que Seri se juntase a N¨zonzi y no buscase la media punta le facilitó el trabajo. Hizo un buen partido.

Kroos: Para mí fue el jugador del partido. Entendió perfectamente el ritmo que había que darle a la circulación del balón del Madrid y supo oxigenar las jugadas que sobre todo Marcelo y Hazard, en su descoordinación, ahogaban en banda izquierda.

Valverde: Hizo un desgaste brutal, lo que le llevó a ser sustituido exhausto en el 78´, pero para mi gusto en algún momento del partido corrió más que jugó y a veces correr tanto te descoloca mucho a ti y a los que tienen que hacerte la cobertura. Ayudó mucho a Kroos en la circulación de la pelota por dentro. Se empieza a consolidar como pieza importante en el engranaje del medio campo de Zidane.

Hazard: De momento Hazard es un verso suelto que solo parece entenderse con Karim. En el Chelsea todo el juego de ataque rondaba en torno a él y aquí de momento no ha encontrado su sitio, además como el Madrid carece de un patrón de juego ofensivo, esa libertad de momento le penaliza más que le ayuda. Llamó la atención su nulo entendimiento con Marcelo, jugador con el que se presuponía conectaría. Todo apunta a que le va a costar más tiempo y trabajo de lo que se esperaba el liderar el ataque del Madrid.

Benzema: Él sí fue el líder del ataque blanco, pero esta vez volvió a ser  “el gato”. Hizo muchas cosas bien sobre el campo, pero su finalización siempre fue timorata. Fue el Karim en estado puro.

Rodrygo: La sorpresa de Zidane en el once. El brasileño jugó a no equivocarse, se mató en defensa y dejó detalles de clase en ataque. Le falta físico para la Champions y Marcao, su marcador, se aprovecho de ello para ganarle la mayoría de las pelotas divididas.

Vinicius: Jugó algo más de 10 minutos y todo lo que hizo fue atropellado y sin sentido. Tuvo una e hizo un remate de esos que claman al cielo. El Madrid va a tener que trabajar mucho con él,su remate y su cabeza, porque va camino de ser un problema más que una solución.

James: Entró para ayudar a mantener la pelota los diez últimos minutos, pero lo hizo sin ritmo,  y dos pérdidas suyas costaron una amarilla a Kroos y una contra que cortó Casemiro.

Jovic: Jugó muy poco, pero al menos se le vio trabajar implicado y con intención.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Real Madrid

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies