¡Síguenos!

Euroliga

El Madrid vence en la primera batalla

El Real Madrid logró la primera de las tres victorias que necesita para superar al Panathinaikos y acceder a la Final Four de la Euroliga.

Los hombres de Laso vencieron al equipo griego en un final de infarto, al que llegaron por delante después de sobreponerse a un pésimo último cuarto en el apartado ofensivo. Deshaun Thomas tuvo la oportunidad de mandar el partido a la prórroga desde el triple, pero su intento resultó fallido. Con el triunfo del equipo blanco, se completa el pleno de los cabezas de serie en los partidos que abren las cuatro series de Playoffs. El Panathinaikos tendrá otra oportunidad de arrebatarle el factor cancha a su rival el viernes.

El conjunto madridista dominó en el marcador y manejó el ritmo de juego durante la gran mayoría del choque. Parecía que estábamos ante uno de los muchos partidos en los que los blancos manejan una ventaja próxima a los diez puntos hasta que aprietan el acelerador para dejar atrás a su rival. Este patrón se repitió, pero los atenienses reaccionaron en el momento justo para después darle la vuelta al partido de forma progresiva.

Con la lesión de Sergio Llull y la imposibilidad de que Luka Doncic, presente en el WiZink Center, sea inscrito para jugar el Madrid echó de menos la presencia de un base puro capaz de relevar a Campazzo (Prepelic está lejos de serlo). Las molestias que viene arrastrando Randolph impidieron que el ala-pívot liderara el ataque ofensivo, y sus puntos se repartieron entre varios hombres. 11 jugadores anotaron y los 13 de Taylor fueron el tope individual.

En el conjunto griego, el máximo anotador fue Nick Calathes con 17 puntos. La estrella del Panathinaikos fue anulada por la defensa del Madrid durante los tres primeros cuartos, pero en el último se destapó para liderar la remontada de su equipo con 12 puntos. La nota negativa de su partido fue su estadística de tiro: 6/19 y 3/10 en triples.

Taylor fue el encargado de romper la sequía anotadora con la que iniciaron ambos conjuntos con dos triples consecutivos. El sueco aún sumaría cinco puntos más antes de marcharse al banquillo por problemas con las faltas personales. Los madridistas gestionaron a la perfección la renta obtenida al comienzo del cuarto para cerrarlo con cuatro puntos de ventaja (21-17). El acierto de Vougiukas desde el poste ayudo a mantener a los de Pitino desde el partido.

El encuentro continuó en la línea del primer cuarto, con el Madrid mandando, pero a la vez siendo incapaz de abrir una brecha de mayor profundidad. Los griegos se rebelaron contra la normalidad establecida con un parcial de 8-2 que igualó las fuerzas de nuevo. La reacción visitante encontró respuesta inmediatamente. El equipo madridista restauró el orden que imperaba en el choque, ayudado por la agresividad atacando el aro rival de un hasta entonces inédito Causeur. Una canasta de Campazzo dio la mayor renta del choque (+8) a los madridistas antes de marcharse a vestuarios (43-35).

El equipo blanco salió decidido a romper el partido con un parcial de 6-0 en el que aprovechó los despistes del conjunto ateniense e incrementó la intensidad de su red defensiva. Pero el Panathinaikos no se hundió a las primeras de cambio, y aprovechando su acierto desde el 6’75 y los fallos (1/9 en el tercer cuarto) desde esa misma distancia de su rival se renganchó de nuevo al partido. La buena defensa de los madrileños evitó que se completara la remontada. De esta forma, con solo un cuarto por delante, la distancia entre ambos volvió a los guarismos vistos durante la mayor parte del choque (58-52).

Calathes, desaparecido hasta el último cuarto, comenzó a distribuir a su gusto (como acostumbra) los ataques de su equipo. Poco después, su segundo triple anotado en ocho intentos puso el empate en el marcador tras todo un partido a remolque. Otro triple, esta vez de Deshaun Thomas, colocó a los griegos por delante. La ofensiva blanca colapsó por completo, mientras el parcial griego crecía hasta el 13-0. Con un triple de Rudy el Madrid despertó del shock. Ante la falta de claridad ofensiva, los de Laso sacaron su mejor rendimiento defensivo en el momento más decisivo. Los tres minutos que estuvieron los griegos sin anotar los aprovecharon los madridistas para recuperar el mando y no volver a soltarlo.

2 Comments

2 Comments

  1. Pingback: El Real Madrid acaricia la Final Four I Euroliga I A la Contra

  2. Pingback: El Real Madrid barre al Panathinaikos y se clasifica para la Final Four | Euroliga | A la Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Euroliga

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies