¡Síguenos!

Real Madrid

Menos VAR y más ‘Modrics’

La solución no parece sencilla y la cornada tiene varias trayectorias, así que se agradece que al menos salga un futbolista del vestuario a decir las verdades y no excusarse en el árbitro o el VAR

Ha sucedido algo extraordinario en el Santiago Bernabéu: un jugador ha hecho autocrítica. El clarísimo penalti a Vinicius que el árbitro no pitó y que el VAR no vio era la bomba de humo perfecta para enredarse con excusas, pero salió Luka Modric y dio el diagnóstico preciso de la situación: “Nuestro problema no es el VAR. Nos falta gol y más unidad en el campo, no es normal que nos marquen en casi todos los partidos. Tenemos que sentarnos y hablar, somos nosotros los que jugamos, y hay muchos que no están rindiendo a su mejor nivel, y hablo de mí mismo. No podemos tener una cagada en cada partido. Nos falta concentración y nos falta gol. Hay que hablar claro. No podemos decir que hemos hecho hoy todo bien. Hay que ver por qué no entra el balón. Hay razones por las que las cosas no van bien y hay que saber cuáles son”.

Por partes. El árbitro falló y el VAR también, pero desde luego no es el problema del Madrid. Frente a la Real tuvo 27 ocasiones, 19 de ellas a portería y no fueron capaces de marcar ni un gol. Sólo han logrado 26 en lo que va de temporada en Liga, que es una birria. Basta con decir que entre Messi (16) y Luis Suárez (12) ya llevan dos tantos más que todo el conjunto blanco. El error de creer que no se iba a echar de menos a Cristiano Ronaldo es garrafal; ni Bale (otra vez lesionado), ni Benzema, son capaces de tapar el cráter que dejó el portugués con su marcha. Y no se fichó nada.

Los goles encajados son nada menos que 23. Como bien ha apuntado Modric, en cada partido hay una cagada. Este domingo tocó en el minuto 2, entre Marcelo y Casemiro. El primero no es que no esté en su mejor nivel, es que está infame. El segundo acaba de salir de una lesión y se le nota. El croata señaló en su comparecencia ante los medios en más de una ocasión la falta de atención, de concentración, como uno de los factores que les están haciendo papilla. En cuanto al estado de forma, terminamos antes nombrando a los que sí están bien: Courtois, que ha salvado al equipo ante el Huesca y el Rayo, por ejemplo; Marcos Llorente, que le dio sentido al juego antes de lesionarse y fue el mejor en la final del Mundial de clubes. Y ante la Real, Vinicius, que no se arruga y tiene descaro, calidad y fue el único que se iba al espacio y no pedía el balón al pie. El resto, fluctúan entre la mediocridad y la desidia, como es el caso de Isco que como está muy enfadado con Solari por no alinearle está haciendo todo lo posible para que se le note.

Con Solari achicando agua de un bote que se va a pique, equivocándose en la sala de prensa diciendo que no hay que subestimar un empate y poniéndose la medalla por ser cuartos (ya son quintos tras la derrota frente a los donostiarras), la cuestión es cómo seguir a flote a diez puntos del Barça en la Liga recién comenzado enero. La excelencia de la que tanto habla Florentino Pérez se ha convertido en purria y un nuevo cambio en el banquillo propiciaría que las críticas se centraran en él y su gestión, que es justo lo que trata de evitar por todos los medios.

La solución no parece sencilla y la cornada tiene varias trayectorias, así que se agradece que al menos salga un futbolista del vestuario a decir las verdades y no excusarse en el árbitro, el VAR, la mala suerte o el tendido —por cierto, frente a la Real hubo 53.412 espectadores en el Bernabéu, la segunda peor entrada de la temporada— porque al aficionado le queda el triste consuelo de saber que hay alguien ahí dentro que percibe la realidad tal y como es. Y para resolver un problema el único paso que uno no se puede saltar es reconocerlo. Menos VAR y más Modrics.

Periodista. Feminista. No me toques las palmas que me conozco. Optimista por obligación, sigo pensando que me tocará el Euromillón. 25 años de profesión. Empecé en Marca cubriendo el Madrid con Mendoza y me vine a Barcelona con el Barça de Laporta. He vivido más Copas de Europa que Gento. Y qué bien me lo paso aunque no haya visto nadar a Phelps o correr a Bolt en vivo y en directo. Canto fatal, pero no me rindo. Porque el que canta, su mal espanta.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Real Madrid

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies