¡Síguenos!
Llull

Liga ACB

Cuando ganar se hace costumbre

El Real Madrid se proclamó campeón de la Liga Endesa tras vencer al Baskonia en el cuarto partido, celebrado en el Buesa Arena, por un resultado final de 85 a 96. El equipo dirigido por Pablo Laso suma su 34ª Liga (séptimo doblete), y el entrenador vitoriano acumula la impresionante cifra de cuatro campeonatos ligueros y quince títulos en siete temporadas. Rudy Fernández fue nombrado MVP de la final, tras firmar una brillante actuación: 27 puntos, 5 asistencias y 3 robos de balón.

El equipo madrileño ha tenido un más que digno rival en el Baskonia, que se llevó el primer partido y ha vendido muy cara su piel en cada uno de los triunfos de su rival. Los hombres de Pedro Martínez han firmado una temporada muy seria, que no han podido coronar con un título, pero han competido muy bien en Euroliga y Liga Endesa.

 

Luka Doncic, en su último partido con la camiseta del Real Madrid antes de marchar a la NBA, selló la victoria blanca con un imposible triple a una mano al límite de posesión. Además, al no hacer falta un quinto partido, podrá acudir a la ceremonia del Draft. El joven base esloveno no tuvo su mejor partido, pero deja un recuerdo imborrable en la afición madridista. No hay mejor manera de despedirse que con un doblete.

Al inicio del encuentro estuvo marcado por los diversos cambios de liderazgo en el marcador, hasta que los vitorianos tomaron una pequeña ventaja gracias a dos triples consecutivos de Janning. Carroll fue el único jugador blanco que logró ver aro con algo de facilidad.

Rudy Fernández fue el protagonista absoluto del segundo cuarto. El balear participó en cada uno de los 22 puntos que anotó el conjunto blanco, con 17 puntos y 2 asistencias; además de dos robos. Los merengues aprovecharon el acierto de su alero para firmar un 2-11 de salida y tomar el mando del partido, que mantuvieron hasta el descanso.

 

En un cuarto nada brillante por parte de ambos equipos, los madridistas conservaron su ventaja. Ante la falta de acierto, tiraron de casta para imponerse en casi todos los duelos y balones divididos. El conjunto local no aprovechó la ausencia de Tavares en la zona, que se marchó al banquillo con tres faltas, y siguió centrándose en el tiro exterior.

En los primeros compases del último cuarto los blancos amenazaron con marcharse en el marcador, pero un parcial de los locales, liderados por Beaubois, volvió a apretar el partido. El afortunado triple de Doncic comenzó a decantar la balanza de forma casi definitiva, y dos triples de Campazzo desde la misma posición terminaron por hundir al Baskonia y certificar el campeonato.

 

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Liga ACB

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies