El recuerdo de un Manresa-Barça interminable | Liga ACB | A la Contra
¡Síguenos!
Juan Carlos Navarro, en un Barça-Manresa de esa misma temporada (2008/2009). CORDON PRESS

Liga ACB

El recuerdo de un Manresa-Barça interminable

El Baxi Manresa–Barça Lassa disputado el jueves no quedará en la memoria de muchos. Vayamos a uno más particular: uno con cuatro prórrogas. Retrocedamos hasta el 23 de marzo de 2009.

El Baxi Manresa–Barça Lassa disputado el juevesno quedará en la memoria de muchos aficionados. Después de un año de fogueo en la LEB Oro, los blanquirrojos se estrenaron ante su público en la máxima competición nacional con una derrota (78-88). El conjunto culé acabó con las esperanzas locales en el último cuarto para lograr su segundo triunfo del curso. Un partido de lo más corriente. Vayamos a uno más particular: uno con cuatro prórrogas. Juan Carlos Navarro, homenajeado el jueves en el Nou Congost, fue uno de los protagonistas.

Ahora, retrocedamos hasta el 23 de marzo de 2009. Jornada 27ª de la temporada 2008/2009. Los barceloneses, que aquel año se alzaron con el título de ACB tras un lustro de sequía, visitaron la cancha de sus vecinos manresanos. Aquel año, Navarro regresó de su corto periplo en tierras americanas y Xavi Pascual firmó su primera campaña completa en el banquillo blaugrana. En la 2009/10 aterrizarían en Barcelona grandes nombres como Pete Mickeal, Ricky Rubio o Erazem Lorbek, decisivos para la conquista de la segunda Euroliga del club. Buenos tiempos para el aficionado culé.

Al frente del banquillo local estaba Jaume Ponsarnau, actual técnico del Valencia. Aunque el miembro más ilustre de aquel equipo, sin ninguna duda, era Serge Ibaka. En Manresa tan solo pudieron disfrutar un año de los tres que había firmado el hispano-congoleño. Los Oklahoma City Thunder, poseedores de sus derechos, pagaron su clausula de salida a la NBA el verano de 2009.

Volviendo al partido, no debemos permitir que la volatilidad de los patrocinios nos confunda. Los nombres oficiales de ambos clubes en aquel momento eran Ricoh Manresa y Regal Barcelona. Manresa–Barça, y punto. El pabellón del Nou Congost acogió uno de los partidos más trepidantes y largos de la historia de la competición, que estableció el récord de prórrogas, aún vigente, en un partido de ACB: cuatro.

La igualdad fue la tónica durante todo el encuentro. Los manresanos tomaron ventaja en los instantes finales, pero un triple de Navarro colocó el empate a 71 en el marcador. Primera prórroga. En ella, fueron los culés los que llegaron por delante a los segundos finales, pero Bulfoni anotó una espectacular bandeja que volvió a equilibrar las fuerzas.

Un Navarro muy enchufado amenazó con romper el duelo, sin éxito. Aquel día debía quedar en la memoria de todos. Esta vez, el encargado de regalar cinco minutos más a los espectadores fue Serge Ibaka. El hispano-congoleño forzó la segunda prórroga con un complicado tiro a tabla.

En el tercer tiempo extra, el Manresa volvió a llevar la iniciativa, comandado por un genial Guille Rubio (acabó con 34 puntos); pero el equipo de Xavi Pascual no le perdió la cara al partido. Una canasta de Lubos Barton llevó el partido a su cuarta prórroga. De récord.

Pascual y Ponsarnau llegaron a los cinco minutos definitivos de este histórico choque como cabía esperar, con pocos efectivos. Siete fueron los jugadores eliminados (nueve al final), entre ellos Ibaka y Navarro. Con el escolta fuera de combate, los locales se apuntaron con claridad este histórico triunfo. Después de tres horas repletas de pasión y canastas agónicas, el marcador se detuvo en el 122-117 final.

Los aficionados del Barcelona que recuerden este partido sonreirán al recordar este duelo, a pesar de la derrota, tal vez mucho más que con la victoria de esta jornada. Cómo no recordar aquellos maravillosos años: tres títulos de ACB en cuatro temporadas y uno de Euroliga, además de un dominio aplastante sobre su eterno rival.

El contraste es aún mayor si lo comparamos con la historia reciente del club. Desde 2013, la entidad blaugrana solo ha ganado un título liguero y dos de Copa del Rey. En competición europea, el desastre ha sido aún mayor, ya que en los últimos dos años ni siquiera han estado cerca de luchar con los equipos punteros del Continente; algo que, por presupuesto y prestigio, debería ser una obligación. Este año han comenzado con buen pie, pero por ahora parecen lejos de Baskonia y, sobre todo, del Real Madrid. ¿Será Pešić capaz de devolver al Barça a la super élite europea? Y lo más importante: ¿tiene equipo para ello?

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio
Anuncio

Más en Liga ACB

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies