¡Síguenos!
River
Foto Twiter @CARPoficial

Fútbol

Fiesta interrumpida

El Al Ain vence a River Plate con sangre sudor y lágrimas en los penaltis y ya espera rival en la final del Mundial de Clubes.

Dijo Carlos Peucelle, histórico delantero de River, que «La Máquina fue un invento de doña Rosa, la mamá de Adolfo Pedernera». Desconozco si este River de Gallardo también es resultado del ingenio de la madre que parió a Leo Ponzio o a Maidana, pero el espíritu de aquel equipo invencible sobrevuela las cabezas de los hinchas millonarios y deja ya unos números para la historia del club. Que pregunten en La Boca qué se siente ahora mismo. También recuerdo otra frase, esta vez de Ángel Labruna, que decía que «River es una cúpula de cuatro tipos comandados por un almirante» en referencia al marino Carlos Alberto Lacoste. Labruna, otra leyenda millonaria, ya describió entonces lo que sería este River de Marcelo Gallardo. Dirigidos por el cerebro del Muñe, este equipo funciona gracias a las manos de Armani, al pundonor de Ponzio, a la locura del Pity lo mires por donde lo mires y a los goles de un cuarto en discordia que hoy fue Borré como ayer pudo ser Pratto. River ha vuelto a la bohemia.

Por tradición, River Plate siempre se ha adherido al jugador de toque y de gambeta, por eso los más queridos en el Monumental son Di Stéfano, Francescoli o Aimar. Por eso hoy en día, el Muñe apuesta por Palacios, Nacho Fernández, Martínez o Quintero. Lírica en lugar de músculo. Desde que regresó de probar los sinsabores del infierno de la B, el Millo no se conforma con un mero resultado, ni siquiera con jugar mal y ganar, la evolución a la que ha sometido Marcelo Gallardo a sus jugadores hace que River busque más el arte que el oficio. Y el resulto es que el Muñeco lleva más de cuatro años al frente del Millonario y acumula nueve vueltas olímpicas: una Copa Suramericana, dos Recopas Suramericanas, una Suruga Bank y dos Copas Libertadores, la más reciente, en la final más larga que se recuerda ante Boca en Madrid. Es el hombre que más trofeos internacionales ha ganado con River Plate. En el ámbito local, el palmarés aumenta con dos Copas de Argentina y una Supercopa, también contra Boca. Es importante conocer los antecedentes para entender cómo llega este River a la final del Mundial de Clubes. Que la dura derrota que ha sufrido esta tarde en los penaltis no impida ver el bosque.


En cuanto al partido contra el Al Ain, puedo confirmar que el aterrizaje de River en Abu Dhabi fue algo forzoso. Berg ponía por delante al Al Ain cuando apenas transcurrían tres minutos del encuentro, los trapos estaban sin colgar y la defensa de River algo confundida después de tantos kilómetros a la espalda en las últimas dos semanas. Ponzio y Palacios tuvieron problemas para construir y ahí es donde el Pity Martínez lee mejor que nadie y se convierte en el primero de la clase. Parece que su carrera continuará en Estados Unidos, hecho que me provoca un disgusto tremendo teniendo en cuenta su talento. Europa le venía como anillo al dedo. En apenas cinco minutos, River le dio la vuelta al partido con dos goles de Santos Borré (2-1), un delantero listo que el Cholo tiene en mente. En la primera parte, River dio dos martillazos pero no convenció, simplemente se aferró a su superioridad como mejor argumento ante la voluntad del Al Ain.

La perseverancia suele tener premio, el Al Ain no pasó por el descanso y comenzó la segunda parte con el mismo objetivo que en la primera, desconcertar a River y obligarle a remar. Caio, su jugador más talentoso, subió el empate al marcador (2-2) y el Millonario padeció el golpe demostrando sorpresa. Gallardo decidió meter en el campo mas mordiente y Enzo Pérez ocupó el lugar de Palacios. El jugador pretendido por el Real Madrid tendrá que buscarse otra oportunidad para gustarse así mismo y a todos los que le observan, porque si su fichaje dependiese de su actuación en esta semifinal, no podría dormir tranquilo esta noche. Es un jugador extremadamente talentoso, pero ha de encontrar la regularidad que le haga marcar diferencias.

River tuvo tiempo de fallar un penalti —el Pity mandó el balón al travesaño—, pero convirtió su mala suerte en un estímulo positivo. El Millo renunció a sus principios y vendió su suerte al sálvese quien pueda, tantas veces criticado, tan alejado de la belleza, pero tan necesario y milagroso. Sin embargo, River no aprovechó ese preciso momento donde pudo haber roto el partido, esta vez no hubo grito de alivio en el descuento y la semifinal se fue a la prórroga.


La prórroga fue un combate nulo para ambos equipos. Pesaban las piernas y las inseguridades, asomaba una final y tanto River como el Al Ain firmaron la pipa de la paz y el pacto de verse las caras en los penaltis. Allí, donde la fortuna y la puntería se fusionan, Franco Armani, el mejor portero del continente americano, no pudo regalarle ni River y ni a Gallardo otra oportunidad para seguir reescribiendo la historia moderna del club. “El mensaje que nos dimos en Madrid es que no debemos dejar pasar esta oportunidad. Es un privilegio estar acá y no vamos a dejarlo pasar”, advertía Gallardo antes de jugar ante el Al Ain. River no reinará en el mundo, pero para llegar hasta aquí ha tenido que reinventarse y ganar mil batallas. Las lágrimas cesarán, porque River siempre vuelve. Por lo menos, disfrutar del camino ha sido sumamente placentero. Eso es River. Ese es el cuento que esta noche miles de madres millonarias contarán a sus hijos antes de dormir. Y ellos, contentos a pesar del dolor pasajero, les responderán con un «Gracias, vieja».

Periodista. Si suena Ella Fitzgerald, mejor. LaLaLandera. Tiene carácter, talento y, para colmo, nació cuando la mayor parte de nosotros ya teníamos media carrera hecha (o deshecha). Posee una gran habilidad para salir al corte en el fútbol y en la redacción, aunque es más de ponerla en la escuadra. Emperatriz de la batcueva.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies