¡Síguenos!

Real Madrid

Real Madrid: por qué no funcionó el 3-5-2 contra el Salzsburgo

En el sexto partido de pretemporada, el Madrid visitaba en Austria al Salzburgo, un buen equipo pero que sin duda sería la cenicienta en cualquier grupo de Champions. Los 16 goles encajados en lo que va de pretemporada invitaban sin duda a una profunda reflexión. Y Zidane movió ficha: montó una defensa de tres centrales y un 3-5-2 con la inclusión de Militao como tercer central. Sin embargo, había una duda. ¿Era el partido idóneo para sacar alguna conclusión con este sistema? Los austriacos eran sin duda el rival más flojo de la pretemporada. ¿Tiene sentido probar una nueva defensa ante el contrario más débil y el día que vuelve al equipo Casemiro, tu centrocampista de contención?

El sistema de inicio pareció lo evidente, o sea poco entrenado. ¡¡Ay esos once partidos tirados a la basura la temporada pasada!! Marcelo, posiblemente el jugador más beneficiado por el experimento, tardó media hora en conectarse al encuentro. Kroos tampoco se encontraba cómodo, Carvajal andaba como perdido en tierra de nadie y solo Casemiro, siempre a lo suyo, y la pareja Hazard- Benzema parecían entender a qué se jugaba.

El Salzburgo salió muy brioso con una presión alta que incomodó muchísimo la salida desde atrás del Madrid. Los blancos repetían pérdidas y pérdidas que Casemiro tenía que solventar una y otra vez. Ni Militao ni Varane conectaban con limpieza con sus laterales; Ramos, lento e impreciso, tampoco ayudaba y nadie parecía saber cómo salir jugando, se repetían las acciones más o menos individuales y la cascada de pérdidas, porque una cosa es cambiar un dibujo y otra muy diferente que tus jugadores lo sepan aplicar. Media hora tardó el equipo en asentarse. A partir de ese momento pudo controlar el partido, aunque el propio sistema le creaba un problema en ataque.

Con este 3-5-2, en cada jugada el Madrid situaba a ocho jugadores por detrás de la línea del balón, lo cual impedía una circulación ofensiva de la pelota. El equipo intentaba jugar con ataques posicionales pero era imposible crear peligro porque Ramos, Varane, Militao, Carvajal, Marcelo, Kroos y Casemiro siempre estaban por detrás del balón. Solo Isco, tan móvil como desacertado y la pareja Hazard- Karim aparecían por delante. De esta forma, el ataque del Madrid estaba siempre desactivado. Solo la calidad del belga y el francés hizo posibles algunas llegadas peligrosas.

Tuvo que ser en una contra inventada por ¡¡Courtois!! y en la que solo intervinieron Benzema y Hazard como el Madrid se puso por delante. Un gol de bella factura en un gran contragolpe que recordó la etapa Mou.

Al descanso llegó el Madrid con tranquilidad, los impetuosos austriacos son lo que son y solo en dos errores de Casemiro y Varane amenazaron con empatar.

De esa primera parte hay que decir que la fiabilidad defensiva estuvo más en el trabajo de Casemiro que en la defensa de tres centrales, que, posicionalmente, estuvo sujeta con alfileres, con continuos desajustes.

La segunda mitad fue un desastre. Zizou solo hizo dos cambios en el descanso, Valverde y Nacho entraron por los dos brasileños “debutantes”, pero el equipo se vino abajo, nada funcionó. Los austriacos se apoderaron del partido y si no le dieron la vuelta al marcador es porque en el Salzburgo juegan varios delanteros con el síndrome Vinicius. Entonces quedó más claro aun que quien había soportado defensivamente al equipo había sido Casemiro y no los tres centrales, en este caso Ramos-Varane-Nacho. Como siempre y a partir del minuto 70, el partido, debido a los cambios, se convirtió en una feria donde pudo ganar cualquiera.

 


CALIFICACIONES


ZIDANE. Usó su pizarra y él tendrá que sacar sus propias conclusiones, ver en qué momento físico anda el equipo y algunos jugadores en especial, pero hay una evidencia: este equipo carece de identidad. Tras once partidos del año pasado y seis de esta pretemporada… ¿a qué juega el Madrid?, ¿cuál es la idea?

COURTOIS. Se inventó el contragolpe del gol con una de sus grandes virtudes, la viveza en el saque con la mano. Estuvo seguro en todas sus acciones.

VARANE. Cometió demasiados errores de peso, errores de esos que ante equipos de verdad te cuestan derrotas. Torpe con el balón y sobre todo muy lento en la toma de decisiones con él. No se encontró cómodo en la defensa de tres, demasiado caído a la banda, su entendimiento con Carvajal fue un desastre.

RAMOS. Muy lento y físicamente superado, tampoco supo leer bien su posición como eje de la defensa de tres, generando muchísimos desajustes cada vez que saltaba a tapar la espalda de Casemiro. Sorprendentemente torpe en dar salida al juego, una de sus grandes cualidades.

MILITAO. En el Oporto era lateral o central diestro, colocarle como central zurdo en esa defensa le desperfiló, lo que hizo que su relación con el balón y con su lateral no fuese fluida, Marcelo no le ayudó jugando tan adelantado y lejos de él. Pasó bastante desapercibido.

CARVAJAL. Quiso más que pudo. Tardó mucho en entender cuál era su posición y que movimientos debía hacer para mezclar bien con Varane, entender cuando se tenía que acercar al francés y cuando separarse de él para ser opción de pase. Aun le falta velocidad para terminar sus acciones de ataque con peligro.

ISCO: Se mató a correr para intentar equilibrar el ser centrocampista y delantero. Se le vio muy implicado en la presión, pero estuvo muy desacertado con el balón. Su actitud desde luego ha cambiado, pero su juego no mejora. Casemiro y él apenas si supieron encontrase.

CASEMIRO. En los 45 minutos que estuvo en el campo hizo gala de su carácter defensivo. Cometió algunos errores con el balón, pero su trabajo en defensa tuvo bastante peso en el equilibrio del conjunto, más que el esquema de tres centrales.

KROOS. Tardó casi media hora en encontrar su sitio en el campo. Con Casemiro sobre el césped y tres centrales detrás de él, su falta de ímpetu defensivo apenas sÍ se apreció. Físicamente se le vio algo mejor que sus compañeros de mediocampo, pero su ritmo nunca fue alto, jugando siempre muy cómodo en el trabajo defensivo.

MARCELO. Una de las decepciones del sistema, ya que era el gran favorecido por el dibujo. Muy liberado en defensa, brilló más por gestos técnicos casi malabares que por su peso en el partido. No ayudó a Militao en la salida del balón colocándose tan adelantado. Cada minuto que juega hace más titular a Mendy.

BENZEMA. Tuvo dos y las falló, pero estuvo listo para asistir a Hazard en el gol y en un par de contras, o sea el Karim de siempre, lúcido fuera del área y fallón ante el gol. Parece que él y el belga empiezan a hablar el mismo idioma.

HAZARD. Dejó detalles de jugadorazo y un buen gol a la contra, pero anda muy lejos de ser el futbolista franquicia sobre el que gire el juego del equipo. Se le vio comprometido y con señales de entenderse con Karim, Isco y Marcelo.

NACHO. Comenzó con un par de errores con el balón y sin acoplarse al dibujo. Su pretemporada está siendo un desastre. Lento, torpe y descolocado, su presencia en la plantilla cada vez se entiende menos.

VALVERDE. Tuvo un comienzo brillante con tres o cuatro acciones de calidad al sacar el balón jugado, pero luego se vio desbordado por el físico de los autriacos en el mediocampo. El árbitro le perdonó en dos ocasiones la segunda amarilla.

JOVIC. Jugó unos minutos para ir entrando en la dinámica. Condujo una buena contra con un notable zurdazo. Poco más…

ODRIOZOLA y LUCAS VÁZQUEZ. Ambos pasaron inadvertidos, el vasco apenas sí tocó el balón y el gallego se limitó a correr y correr.

VINICIUS. Salió muy activo y con muchas ganas, el partido estaba roto y todo apuntaba a minutos para su lucimiento. Pero si hay jugadores a los que se les baja la persiana en el área, a Vinicius se le aparece el Muro de Berlín. Una pena.
.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Real Madrid

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies