¡Síguenos!
Federer
Roger Federer se despide de la Arthur Ashe I CORDON PRESS

US Open

Roger Federer es humano

El suizo sucumbe ante el calor y ante el australiano John Millman en cuatro sets 3-6, 7-5, 7-6 (7) y 7-6 (3).

Este día tenía que llegar. Roger Federer se ha visto afectado por las condiciones de nuestro planeta. Algunos le deben estar echando la culpa al cambio climático. Entre la terrible humedad que azotó Nueva York durante su partido (89%) y el hambre de John Millman, Federer claudicó. El camino del suizo hasta hora en Flushing Meadows había sido placentero, pero un muchacho australiano, espigado y que ostenta un gran talento para muchos desconocido, se cruzó por delante de él para truncar su viaje y torcerle el gesto a Roger.

Federer cometió más de 70 errores no forzados y más de 10 dobles faltas, un hecho casi inaudito sobre el que el suizo tendrá que reflexionar si no quiere terminar el año a la sombra. «Es uno de esos días en los que sabes que no es el día. Es duro cuando sientes algo así, todo es negativo. Estaba completamente apagado, no había circulación del aire, estaba empapado en sudor, mis pantalones también, incluso las bolas con las que jugábamos. Todo iba demasiado despacio, se hacía muy difícil encontrar winners. Si hubiéramos jugado con techo todo hubiera sido distinto, aunque es cierto que si me hubiera puesto dos sets a cero el partido también hubiese sido distinto», aseguraba el número 2 del mundo.

 

«Realmente hacía mucho calor esta noche, sentía como que no podía tomar aire, es una de las primeras veces que me pasa algo así sobre la pista. Simplemente sudaba y sudaba mientras perdía energía. No ha sido una cuestión de edad, simplemente he sufrido la humedad y el calor. En parte, hasta me he sentido aliviado cuando ha terminado el partido», reconocía el helvético en la rueda de prensa posterior a su derrota.

Roger, generoso hasta en sus peores momentos, no discutió el mérito de Millman. «Todo el crédito para John que ha jugado muy bien en unas condiciones que eran muy complicadas. Él viene de Brisbane, uno de los lugares más húmedos del mundo, conoce bien la sensación. Me encanta su intensidad, me recuerda a David Ferrer y ese tipo de jugador, los admiro cuando veo la pasión que le ponen al juego. Tiene un gran revés para protegerse en el fondo, cuando cometes un error él siempre te castiga. Ha tenido sus opciones, especialmente en una superficie tan lenta, ha podido restarme muchos saques».

 

Roger hizo balance tras dos torneos disputados y un verano que no recordará con mucho cariño: «Cincinnati fue un buen torneo con unas condiciones muy rápidas, era difícil encontrar el ritmo, pero logré hacer final en el primer torneo desde mi regreso. No tuve mi mejor final pero me fui feliz, perder era una opción real estando Novak al otro lado de la red. Aquí he pagado muy caro el calor, algo que podía ocurrir. No pasa nada, seguimos adelante, estoy feliz de tomarme unos días de descanso. Regresaré en la Laver Cup e intentaré acabar la temporada más fuerte». 

Periodista. Si suena Ella Fitzgerald, mejor. LaLaLandera. Tiene carácter, talento y, para colmo, nació cuando la mayor parte de nosotros ya teníamos media carrera hecha (o deshecha). Posee una gran habilidad para salir al corte en el fútbol y en la redacción, aunque es más de ponerla en la escuadra. Emperatriz de la batcueva.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en US Open

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies