¡Síguenos!
Rusia
Los jugadores rusos celebran un gol durante su partido ante Egipto I CORDON PRESS

Mundial Rusia 2018

Rusia emula a la URSS

La selección de Rusia ha hecho historia: el gigante del Este jugará por primera vez unos octavos de final del Mundial desde la caída de la Unión Soviética.

Su balance de partidos de preparación a la gran cita no invitaba al optimismo, con resultados negativos, cambios de sistema constantes y lesiones de futbolistas claves. Jorge Valdano dijo que el fútbol es un estado de ánimo y esa es una frase que casa muy bien con el rendimiento que están teniendo los muchachos de Stanislav Cherchésov. Porque su verdadera Copa del Mundo comenzó cuando se escucharon los primeros acordes de ese imponente himno nacional que “glorifica a una patria sagrada”. Entonces, los jugadores rusos empezaron a carburar como el satélite Sputnik en su camino hacia el cielo.

Los aficionados de Rusia más jóvenes nunca han visto a su país entre los 16 mejores del máximo torneo intercontinental. Los que tienen más partidos, y años, a sus espaldas recordarán México 86 por ser el Mundial que encumbró al Olimpo de los dioses a Diego Armando Maradona, que llevó a la selección argentina a ganar su última Copa del Mundo con una actuación individual antológica. También fue la última vez que vimos a la Unión Soviética superar una fase de grupos, saliendo líderes por delante de la Francia de Platini y, como Rusia en este Mundial, debutando con una goleada (6 a 0 ante Hungría) que terminaría siendo la más abultada de la competición. La ilusión de los soviéticos se esfumó muy pronto, cuando en un emocionante cruce de octavos ante Bélgica la selección del Este fue eliminada en la prórroga por 3 goles a 4.

La URSS que se presentó en la Copa del Mundo de México 86 es vista hoy como un compendio de nacionalidades: con futbolistas rusos, ucranianos y georgianos en su gran mayoría del Dinamo de Kiev y el Spartak de Moscú. Aquella plantilla estaba entrenada por el carismático Valeri Lobanovski, el técnico por excelencia del fútbol del este de Europa. Conocido por sus métodos de disciplina y conocimientos tácticos, Lobanovski convirtió al Dinamo de Kiev en uno de los mejores equipos del mundo, siendo el primer soviético en ganar una competición europea. En el club de la capital de Ucrania estuvo 21 temporadas repartidas en dos periodos de tiempo distintos (1974-1990 y 1997-2002).

En México 86, la superpotencia socialista estaba en vías de descomposición, tanto política como deportivamente. Los años en los que la URRS imponía miedo a sus rivales ya habían pasado. En 1958, la Unión Soviética debutó en una Copa del Mundo cayendo en cuartos de final en un torneo que terminaría levantando la Brasil de Pelé, mientras que en 1960 ganó la primera Eurocopa de la historia, celebrada en Francia. Aquel equipo estaba liderado desde la portería por el único portero con un Balón de Oro en su palmarés: Lev Yashin. En la gran final, la Unión Soviética derrotó a Yugoslavia con un gol histórico en los minutos finales de Ponedelnik. La década de los 70 fue desastrosa para todos los soviéticos ya que no se logró la clasificación para ninguno de los dos Mundiales celebrados tanto en Alemania como en Argentina. Sí que consiguieron clasificarse para la Copa del Mundo de España 82, aunque no lograron pasar de grupos, algo que harían por última vez cuatro años después.

El declive la URSS no solamente era deportivo. La superpotencia que había nacido en 1922 e influenciado a medio mundo desde su posición como baluartes del comunismo se estaba resquebrajando para cuando la selección nacional perdía con Bélgica en el estadio mexicano de León. Un año antes había alcanzado el poder Mijail Gorbachov, que comenzó un programa de aperturismo político (Perestroika) que tuvo que hacer frente a una serie de problemas en la economía e industria soviética. En 1991 la URSS se desintegró de forma definitiva y ya en el Mundial de 1994 Rusia debutaba como país independiente. El partido de octavos de la selección del Este de Europa supondrá su vuelta a unos octavos de final del Mundial, la primera vez en la historia en el que habrá once futbolistas de nacionalidad rusa… esta vez sin la hoz ni el martillo.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Mundial Rusia 2018

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies