¡Síguenos!
Zuerlein, en acción. / Foto: ZUMAPRESS.com/Cordon Press

Deporte USA

Zuerlein silencia el Superdome

Los Angeles Rams jugará la Superbowl tras derrotar a New Orleans Saints en la prórroga (23-26)

Bajo el ruido ensordecedor del Superdome, los Saints dominaron el primer cuarto ante unos Rams a los que les costó adecuarse al ambiente. No en vano, al finalizar los primeros quince minutos, los angelinos sólo acumulaban 15 yardas y habían cerrado sus dos primeros drives con una intercepción de Demario Davis a Goff y un punt. Todo lo contrario que los de New Orleans, que lograron anotar en sus tres posesiones del parcial inicial: dos field goals de Lutz y un touchdown de Griffin en su primera recepción de la temporada situaron el marcador en un momentáneo 13-0.

Sin embargo, el conjunto de Sean McVay logró cambiar la dinámica de su ataque (su defensa estaba funcionando a pesar de las anotaciones de los Saints) al poco de iniciarse el segundo cuarto merced a una jugada de engaño de sus equipos especiales que le permitió alargar su posesión hasta inaugurar el marcador con un field goal de Zuerlein (13-3). De ahí al descanso, Drew Brees no encontró ritmo en el ataque de los Saints (sirvan como ejemplo los dos sacks que sufrió en el quinto drive del partido para NOLA) y los Rams redujeron la renta hasta los tres puntos en su última posesión de la primera mitad gracias a la aparición del siempre vertical Brandin Cooks (57 yardas en 3 recepciones) y a un touchdown de carrera de Todd Gurley (13-10). La igualdad se veía sobre el campo y también en las estadísticas: 138 a 166 yardas y 15:44 a 14:16 minutos en el tiempo de posesión.

Tras la reanudación, y pese a un primer drive de los Rams que acabó en punt, ambos conjuntos recuperaron su mejor versión en ataque durante el tercer parcial. Los Saints encontraron por fin a Kamara e Ingram (en la primera mitad, NOLA únicamente logró 13 yardas de carrera) para protagonizar un buen drive que terminó con un touchdown de Taysom Hill (20-10). En cualquier caso, Goff y sus compañeros respondieron en la posesión siguiente con notable protagonismo de nuevo de Cooks y un touchdown de Higbee (20-17).

Después de ese touchdown y con la Superbowl esperando todavía a su primer invitado, se entró en el parcial definitivo del encuentro con las defensas deteniendo los avances de los ataques de ambos equipos. Durante los siguientes minutos, si Brees no encontró a sus receptores (especialmente a su preferido, Michael Thomas, únicamente 36 yardas iniciado en el tiempo reglamentario), Goff se topó con el sack de Cameron Jordan. Pero ambas franquicias cuentan con dos de las mejores ofensivas de la competición y el encuentro terminó decidiéndose en esa faceta. Con un buen drive de los Rams que C.J. Anderson se quedó a menos de una yarda de convertir en touchdown: McVay decidió no jugársela en el cuarto down y Zuerlein puso con un field goal el empate en el marcador a falta de 5:03 para la conclusión (20-20). Con un pase profundísimo de 43 yardas de Brees que Ginn recepcionó. Con el field goal que anotó Lutz a falta de 1:41 (23-20). Con otro buen último drive de Goff. Y con el field goal de 48 yardas que Zuerlein transformó a falta de 15 segundos para llevar el encuentro a la prórroga (23-23).

Ya en el tiempo extra, el tradicional ruido ensordecedor del Superdome no fue suficiente para evitar que la historia cambiara por completo: el veterano Brees, que nunca había perdido un partido de postemporada en su estadio, fue interceptado por Johnson y Zuerlein, con un field goal desde 57 yardas, condujo hacia la Superbowl a Los Angeles Rams, una franquicia que no visita el partido por el título desde el 3 de febrero de 2002, justamente 16 años desde que el próximo 3 de febrero en Atlanta vuelva a disputar de nuevo la Superbowl. Esa vez, precisamente en el Superdome de New Orleans, perdieron ante unos New England Patriots de Bill Belichick y Tom Brady que sumaron el primer título de la historia de la franquicia… Les suena, ¿verdad? ¿Se cerrará otra vez el círculo el próximo 3 de febrero?

Periodista en retirada. Escritor de varias novelas que se negó a publicar y de una que sí publicó. Gris en un mundo en blanco y negro. Franquista de Battiato y marxista de Groucho. Adscrito a la religión de Billy Wilder. Ideólogo del Happysmo y creador de Los Jonastruebistas, pese a que nadie sepa muy bien lo que son. De Guadalajara a Madrid, aunque siempre volviendo al punto de partida. Se marchó a vivir a Estados Unidos porque estaba cansado de trasnochar para ver deporte y dormir poco, pero ahora las ojeras en la cara vuelven a ser su seña de identidad. Fantasea con formar parte de Los Nikis desde que era pequeño, si bien hasta el momento se conforma con utilizar como estado de whatsapp frases salidas de sus canciones. Le encanta decir "estribaciones de la sierra de Albarracín". Va al cine cada vez que reestrenan una película de Stanley Kubrick. Tiene un río favorito y un libro firmado por Jeffrey Eugenides. Prefiere tomar el aperitivo en la Sacrestia Farmacia Alcolica. Si te ve en la fila del autobús a las seis de la mañana es muy probable que te salude al llegar te conozca o no en persona

3 Comments

3 Comments

  1. Pingback: Los Patriots volverán a la Superbowl por tercera vez consecutiva | Deporte USA | A la Contra

  2. Pingback: No solo está la NFL, también existe la LNFA I Multideporte I A la Contra

  3. Pingback: Superbowl: Los gurús de la NFL dan como favoritos a los Patriots

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Deporte USA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies