¡Síguenos!
Imagen de la exposición de Schumacher en Maranello. ZUMAPRESS.com / Cordon Press

Fórmula 1

50 años de Schumacher

El legendario piloto alemán cumple medio de siglo de vida en el más absoluto de los secretos

Michael Schumacher cumple 50 años en el más absoluto de los secretos. La celebración será íntima, como todo lo que ha acontecido en la vida del legendario piloto alemán en los últimos cinco años. Sólo unas pocas personas podrán felicitarle y probablemente no descubramos quiénes. Schumacher está corriendo la carrera más dura de su increíble trayectoria desde su mansión de la ciudad suiza de Gland, a orillas del lago Leman. También la más larga.

El 29 de diciembre de 2013, el Kaiser esquiaba junto a su familia en la estación de Meribél, en los Alpes franceses. Ese día está marcado en negro en la historia del deporte y de, sobre todo, sus seres queridos. Schumacher se golpeó la cabeza con una roca mientras esquiaba fuera de pista. Entonces tenía 44 años. Fue trasladado de urgencia al hospital de Grenoble, donde lo sometieron a una neurocirugía para salvarle la vida. Los médicos lo lograron, pero el siete veces campeón del mundo entró en coma. Seis meses después, despertó. Desde entonces, su estado se desconoce, aunque se cree que estaría atravesando un periodo vegetativo.

Las informaciones sobre la salud de Schumacher llegan a cuenta gotas por deseo expreso de sus allegados. Hace escasos días, se cumplieron cinco años de su fatídico accidente en la nieve. La familia del piloto alemán emitió un comunicado en el que se esbozaban algunos pocos detalles de su situación actual: “Podéis estar seguros de que Michael está en las mejores manos y estamos haciendo todo lo humanamente posible para ayudarle. Por favor, entendednos si estamos siguiendo los deseos de Michael y manteniendo un tema tan delicado como la salud, como siempre ha sido, en privado”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Statement of Michael’s family: “We are very happy to celebrate Michael’s 50th birthday tomorrow together with you and thank you from the bottom of our hearts that we can do this together. As a gift to him, you and us, Keep Fighting Foundation has created a virtual museum. The Official Michael Schumacher App will be released tomorrow, so that we can review all together Michael’s successes. The app is another milestone in our effort to do justice to him and you, his fans, by celebrating his accomplishments. We wish you a lot of fun with it. Michael can be proud of what he has achieved, and so are we! That’s why we remember his successes with the Michael Schumacher Private Collection exhibition in Cologne, by publishing memories in social media and by continuing his charitable work through the Keep Fighting Foundation. We want to remember and celebrate his victories, his records and his jubilation. You can be sure that he is in the very best of hands and that we are doing everything humanly possible to help him. Please understand if we are following Michael’s wishes and keeping such a sensitive subject as health, as it has always been, in privacy. At the same time we say thank you very much for your friendship and wish you a healthy and happy year 2019.” @keepfighting #Michael50 #TeamMichael

Una publicación compartida de Michael Schumacher (@michaelschumacher) el

 

Desde que sufriera el accidente pocas personas han entablado contacto con Schumacher. Las comunicaciones las marcan Corinna Betsch, su esposa desde 1995, y Sabine Kehm, portavoz de la familia. Quien sí pudo conocer de primera mano el estado de Schumi fue su buen amigo Jean Todt, presidente de la FIA. “No me gustan los cumpleaños, pero contactaré con la familia por teléfono y después iré de nuevo a visitarle. Vuelvo a repetir que he visto con él muchas carreras de F1 en su casa y que veremos muchas más” reveló Todt a La Gazzetta dello Sport. Otro que también entabló contacto con Schumacher fue el arzobispo alemán Georg Gänswein: “Me senté frente a él, lo toqué con ambas manos y lo miré. Su cara, como todos sabemos, es la típica cara de Michael Schumacher; solo se ha vuelto un poco más rellena. Siente que a su alrededor hay gente que lo ama, que se preocupa por él y, gracias a Dios, mantiene alejado al público demasiado curioso. Una persona enferma necesita discreción y comprensión”.

El 50 cumpleaños de Schumacher será celebrado de forma muy especial en Maranello. El Museo Ferrari inaugura una exposición en homenaje al hombre que terminó con la sequía de 21 años sin títulos de pilotos de la escudería italiana. Además, su familia ha lanzado una aplicación virtual en la que se rememoran los mejores momentos en la carrera del Kaiser. “La aplicación es otra meta en nuestro esfuerzo de hacerle justicia a él y a vosotros celebrando sus logros. Esperamos que os divirtáis con ella”, rezaba el comunicado.

Recopilar la trayectoria de Schumacher en una sola aplicación debe de conllevar un trabajo inagotable. El piloto alemán es el único de la historia que puede presumir de haber alzado a los cielos siete títulos mundiales. Los dos primeros fueron los que logró con Benetton en 1994 y 1995; los más recordados los cinco consecutivos con Ferrari entre 2000 y 2004. Toda una vida frente al volante de un monoplaza que le consolidó como uno de los pilotos más grandes y respetados de la historia de la Fórmula 1.

Hace poco más de un mes, la familia de Schumacher publicó la última entrevista que concedió el piloto antes de sufrir el accidente que lo ha mantenido oculto del mundo los últimos cinco años. Grabada el 30 de octubre de 2013, Schumi respondió a las preguntas de varios de sus aficionados. En ese encuentro dejó muy claro cuál fue el momento de mayor felicidad de su carrera: “El campeonato más emotivo fue sin duda el de Suzuka en el año 2000 con Ferrari. Después de 21 años sin Mundiales para Ferrari y cuatro años para mí sin conseguirlo, finalmente ganamos la carrera, una carrera excepcional, y ganamos el gran campeonato”. También confesó quién era su ídolo: “Cuando era niño, en mi época del karting, veía a Ayrton Senna o Vincenzo Sospiri, a quien admiraba mucho porque era un buen piloto, pero mi ídolo real era Toni Schumacher porque fue un gran futbolista”. Schumacher no se quiso despedir sin intentar adivinar la razón de su éxito. “Siempre he pensado: no soy demasiado bueno, tengo que trabajar más. Creo esa es una de las claves para convertirme en lo que me he convertido”. Una clave aplicable a la Fórmula 1 y a cualquier otro ámbito de la vida.

Las esperanzas de los aficionados están depositadas en Mick Schumacher, el hijo del legendario piloto alemán. Mick sigue coleccionando méritos para debutar en la Fórmula 1 y este año competirá en la Fórmula 2. Presumiblemente, su debut histórico en la élite llegará más pronto que tarde. Algunos como Nico Rosberg ya han advertido que no es bueno cargarle la mochila de piedras al joven Mick, que comenzó su carrera automovilística utilizando el apellido de soltera de su madre. Que el apellido Schumacher continúe recorriendo los circuitos de medio mundo sería el mejor regalo de cumpleaños que podría recibir Michael, a la espera de un milagro médico.

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Año I después de Alonso | Fórmula 1 | A la Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fórmula 1

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies