¡Síguenos!

Opinión

¿Se puede vivir sin entrenador?

A un presidente con la cabeza bien ordenada no se le escapa el sinsentido que supone someterse a los designios de un entrenador que puede ser destituido en la jornada diez o en la quince.

La pregunta es el futuro y está respondida en la mente de algún presidente de referencia que no citaremos porque está feo señalar. Y podría no resultar tan descabellada. ¿No existen ya los coches sin conductor? ¿Acaso no hay robots capaces de escribir noticias cada vez más elaboradas? El razonamiento, en este caso, vendría a ser el mismo. O similar. ¿Por qué no podría funcionar un equipo de fútbol profesional sin entrenador? Me refiero, concretamente, a un gran club de fútbol, repleto de estrellas y no escaso de millones, y si no incluyo a clubes de menor rango es porque carecen de la tecnología adecuada y de la pose requerida.

Antes de desarrollar la hipótesis de trabajo (ampliamente detallada en las mentes de referencia), hay que señalar que la ausencia de entrenador no niega en esta ensoñación el trabajo de un staff técnico compuesto por tantos miembros como se puede esperar de un contratista generoso: preparadores físicos por docenas, coordinares ofensivos y defensivos al estilo de la NFL, estrategas militares, ojeadores sioux, nutricionistas flacos, psicólogos vieneses, decoradores florales y pilotos de drones. Pero sin entrenador. Esa es la clave.

La idea de los abolicionistas es hacer una corrección en el sistema. A un presidente con la cabeza bien ordenada no se le escapa el sinsentido que supone someterse a los designios de un entrenador que puede ser destituido en la jornada diez o en la quince, pero probablemente en la diez. Sobre esa base, y sin intervención del técnico en la planificación deportiva, las tareas del entrenador se reducen a decidir la alineación y comparecer ante la prensa, funciones perfectamente sustituibles.

¿Quién hará entonces las alineaciones? Muy sencillo. O no tanto. Serán consensuadas por una comisión técnico-demoscópica (CTD). Los socios serán consultados a través de encuestas semanales sobre los jugadores y la información recabada será procesada por una comisión que, bajo la supervisión del presidente (obvio), contrastará los datos obtenidos con parámetros estadísticos (robos, asistencias, pases buenos…)  y con otros de tipo financiero-comercial (flujo de ventas de camisetas, amortización de la inversión realizada, etc). Entre las ventajas de la participación popular está que el socio asume su responsabilidad y, en consecuencia, debe abstenerse del abucheo al palco o al entrenador, que, como hemos convenido, ha dejado de existir.

Las intervenciones públicas correrán a cargo de un especialista en el arte de la comunicación que transmitirá el mensaje previamente elaborado por la CTD tras una encuesta express y un primer rastreo de las redes sociales, no sin olvidar los parámetros financiero-comerciales y, por supuesto, la supervisión presidencial.

Es cierto que los coches sin conductor han experimentado diversos accidentes desde su puesta en marcha, pero nunca comparables en cantidad a los que han sufrido los coches con piloto humano. Es verdad que los robots no son capaces de escribir con ironía, pero sospecho que tampoco la buscan los presidentes. El VAR, sin ir más lejos, no es más que robotización del proceso arbitral y ya ha sido normalizada. Estamos destinados a que el negocio engulla lo que el fútbol tenía de subjetivo y emocional, y lo que hoy puede parecer una broma, o el inconfesable deseo de un presidente, es el futuro que viene o que atropella, ya se verá.

Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS y colabora con El Transistor de Onda Cero. Ahora se lanza a esta aventura de 'A la Contra' porque cree que hay que hacer cosas. Y esta tiene buena pinta y le apetece mucho.

1 Comment

1 Comment

  1. Miguel

    27/10/2018 at 11:28

    Eres un Crack Juanma!! Hay presidentes tan soberbios que no ven que ellos son el mal del Club. Además de ver aúna institución como su juego de Play.
    Éxitos, por méritos de otros no te hacen grande. Recordemos que ZZ llegó temporalmente y de emergencia…
    FP debe dimitir.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Opinión

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies