¡Síguenos!
La selección de waterpolo. @LaLigaSports

Waterpolo

Una brillante España jugará la final del Mundial de waterpolo

La selección española de waterpolo femenino jugará su segunda final consecutiva tras vencer a Hungría por 16 a 10 en el Mundial de Gwangju

La selección española de waterpolo femenino jugará su segunda final consecutiva tras vencer a Hungría por 16 a 10 en el Mundial de Gwangju. Se repetirá la final de Hungría, donde las waterpolistas españolas perdieron contra los Estados Unidos. Además, con la victoria de hoy consiguen la clasificación automática para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, ya que USA ya está clasificado.

España al inicio se puso con dos goles de diferencia. Pero las húngaras no fueron un rival sencillo. Desde el primer minuto sacaron a relucir su gran defensa, esa que las ha llevado a disputar estas semifinales. Pero en frente se encontraron una España muy superior y, por esto, tuvieron que realizar más faltas de lo normal. Esto las penalizó, ya que durante muchos minutos tuvieron que jugar en inferioridad.

El primer tiempo del partido se desarrolló con mucha igualdad. A España le entró casi todo lo que disparó a puerta: 5 goles en 10 tiros. En cambio, Hungría se encontró con la madera, que en muchos de sus disparos repelió sus intentonas. Esto llevó a las de Miki Oca a conseguir una ventaja de tres goles que facilitó mucho las cosas. En el segundo cuarto, la suerte cambió. Las españolas se encontraron con los palos y las húngaras empezaron a anotar las ocasiones que tuvieron gracias a Gyongyossy. La boya titular de Hungría se hizo fuerte delante de la portería española y consiguió mantener a su país en el partido.

La perfección llegó en la segunda parte. Jugaron sin cometer ningún error, como si de fondo sonase una canción de Mozart que acompañaba a la excelencia. Hungría tuvo que nadar contra un maremoto cuando atacaban las españolas. Cada ocasión que tuvieron se tradujo en un ataque en superioridad o gol. Todos los tiros lejanos de Roser Tarragó y de Judith Forca entraron y, cuando utilizaron el juego interior con las boyas, Maica García y Paula Leitón tampoco fallaron. Pero la fiesta no terminó aquí. En defensa se convirtieron en un muro que Hungría no consiguió descifrar: tan solo un gol en el tercer cuarto.

En el último cuarto las nuestras disfrutaron y demostraron todo su potencial, seguramente pensando en que las americanas podrían estar mirando de reojo. Su excelso ataque y defensa no cesó. Continuaron igual, como si el partido estuviese ajustado, cuando en realidad ganaban por seis goles de diferencia (15-9). Aguantaron los últimos minutos sin dejarse llevar, sabiendo que estaban en la final, pero que hasta que no suena la bocina esto no se acaba.

La selección española tiene una espinita clavada. Es la final del último Mundial de Waterpolo en Hungría 2017, cuando Estados Unidos pasó por encima de las españolas (13-6). Ahora este equipo es más maduro y, sin la presión de tener que clasificarse para los Juegos Olímpicos, intentarán vengarse de aquella derrota. El viernes, a las 18:30, la selección disputará la final del Mundial.

 

Describe su cabeza como el garaje de Homer Simpson: siempre desorganizado. Le promete a diario a una Marge imaginaria llamada conciencia que luego más tarde lo organizará, pero nunca lo hace. Un sillón, su cerveza Düff, el mando a distancia y el televisor con retransmisiones deportivas son sus acompañantes en el día a día. En A La Contra encontró el lugar donde puede contar esas hazañas del deporte que tanto le gusta ver.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Waterpolo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies