¡Síguenos!

Barcelona

Setién, un loco del ajedrez: «Modric es tan versátil que sería la dama»

El nuevo entrenador del Barcelona habló de su pasión por el ajedrez en una entrevista publicada por Marca y firmada por Jesús Boyero.

Quique Setién, el nuevo entrenador del Fútbol Club Barcelona, es un gran aficionado al ajedrez que habló de su pasión con nuestro compañero Jesús Boyero en una entrevista publicada por Marca el 23 de septiembre de 2016, cuando entrenaba a Las Palmas. «En el Racing (1977-85 y 1992-96) jugaba esporádicamente con algunos compañeros y, sobre todo, con Pedro Alba. Más tarde, en el Atlético (1985-1988), con Julio Salinas, aunque él no estaba tan enganchado como yo. En aquella época, un directivo del club me trajo de Estados Unidos una Chess Challenger, una de las prime-ras computadoras de cierto nivel, y me la llevaba a las concentraciones. En el Logroñés (1988-1992), en mi casa daba simultáneas  a Lopetegui, Poyatos, García Pitarch, Linde…».

«Hubo épocas en las que me despertaba por las noches, antes de los partidos, pensando en uno u otro movimiento. Jugaba muchas horas al ajedrez y eso no podía ser. El descanso era obligatorio y me dedicaba a lo que me dedicaba. Con mucha voluntad logré desconectar y tomármelo de manera más relajada. Lo de desvelarme por una jugada hace ya muchos años que no me sucede».

En la entrevista con Boyero, Setién hablaba de las similitudes entre fútbol y ajedrez. «Podemos encontrar todas las que queramos. No sé si se puede comparar, pero las piezas tienen que estar muy bien coordinadas. No se pueden dejar por ahí sueltas. Mi concepto como entrenador y en el ajedrez es atacar con cierto orden y controlar la retaguardia. Puedes ser un jugador ofensivo, pero siempre controlando lo que pasa atrás, no dejar piezas sueltas, que haya sincronización. Es lo mismo que pasa en el futbol cuando tienes un equipo coordinado, en el que todos sus jugadores conectan, hay buenas asociaciones… De joven iba más a lo loco: siempre para adelante, avanzar los peones, no mirar lo que dejas atrás, olvidarte de la defensa… Luego te daban las que te daban».

«Nunca en un partido de fútbol, salvo cuando era joven, jugué con tanta tensión como cuando participé en los abiertos de Benasque —1992, 1993 y 1994—. El corazón me iba a mil por hora y eso que no era profesional y jugaba en las mesas de mitad de la clasificación. Además, iba para desintoxicarme del fútbol, aunque disputaba partidillos con aficionados, a respirar oxígeno de los Pirineos y, sin embargo, sufría cuando no jugaba bien».

«Para mí, en gran medida, Fisher y Maradona han sido los más grandes, hasta que en el caso del fútbol he visto a Messi. Cruyff, Maradona fueron los más grandes en la época en que tenías ídolos. Me influenciaron porque hacían cosas que nunca vas a poder hacer. El argentino se retiró antes de tiempo; Fischer se convirtió en un fantasma tras el Mundial de 1972 y no lo pudimos disfrutar más. Messi lleva más de 10 años siendo el mejor cada domingo. Y ves que tiene una continuidad que no se la he visto en nadie».

«Es el sueño de tu vida la primera vez en el Bernabéu o el Nou Camp. Luego no significa tanto. El día que me enfrenté a Kasparov o cuando jugué con Deep Blue Junior invitado por IBM fueron excepcionales. Me gusta luchar contra estos fenómenos, puedes hacerlo solo una vez».

«Ganar al Madrid no es fácil (Las Palmas se iba a enfrentar a los blancos) porque hagas lo que hagas siempre tiene recursos. Haciendo un símil ajedrecístico, siempre están bien preparados para cualquier apertura. No les vas a ganar mientras el mate sea inmediato. Como reflexionaba un rival de Karpov hay que ganarle tres veces: en la apertura, el medio juego y el final. El Madrid es así. Tienen jugadores que, con independencia del juego del equipo, pueden resolver el partido en cualquier momento. Tú siempre te puedes equivocar. En el ajedrez puedes tener ventaja en una partida, pero si te pones a pensar en dónde has dejado las llaves, la lías».

Setién identificó a los jugadores del Real Madrid con las fichas del ajedrez. «Modric sería la dama. Es un jugador tan versátil y tiene tanta capacidad para entender las variantes del juego… A mí me entusiasma. Controla el centro del campo, maneja todas las situaciones, tiene la movilidad de la dama. Cristiano es un gran rematador, es la pieza que te da el mate. Puede ser la dama, la torre o un simple peón. Morata o Bale, que es muy rápido, podrían ser el alfil…».

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Barcelona

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies