¡Síguenos!

Europa League

El Sevilla cae en una noche de sufrimiento extremo para los españoles

El Sevilla cayó eliminado en la prórroga y el Valencia se clasificó con un gol en el último minuto. El Villarreal fue el único de los españoles que no sufrió.

Praga asistió a la caída del rey. El Sevilla no estará en los cuartos de final de la Europa League después de una cruel eliminación en los últimos instantes de la prórroga. El conjunto hispalense nadó contra viento y marea para terminar ahogado a escasos metros de la orilla. En España y en la República Checa, a lo largo de 210 minutos, los de Pablo Machín tuvieron que hacer frente a un sin fin de obstáculos. Probablemente demasiados. La mala suerte se cebó con el Sevilla. El Slavia selló su clasificación tras una noche en la que competieron como si su vida fuese en ello. El Mudo Vázquez pareció matar la eliminatoria con su remate de cabeza a comienzos de la prórroga. Nada más lejos de la realidad, el conjunto checo respondió casi al instante. En la última jugada de la noche, Kjaer, el mejor de los suyos, introdujo la pelota en la meta de Vaclik en un intento desafortunado de despeje. El Sevilla debió de hacerle algo muy grave al conjunto checo en otra vida. Más que una eliminación, esto fue un castigo demasiado amargo para la afición sevillista.

Una vez más, volvió a quedar claro que los errores individuales están penalizando al máximo al equipo nervionense. El primero valió un tanto en contra al cuarto de hora. El Slavia lanzó un saque de esquina que Skoda peinó en el segundo palo y Ngadeu finalizó. El Sevilla estaba obligado a marcar, como mínimo, dos goles para darle la vuelta a la tortilla. Si al final hubieran sido tan pocos… Los de Machín se volcaron al ataque con más corazón que cabeza. El penalti que transformó Ben Yedder al borde del descanso fue una liberación. La tensión se notaba en los rostros de los jugadores sevillistas. La segunda mitad se reanudó con una nueva pena máxima, sólo que a favor del Slavia. Soucek no la desaprovechó y volvió a poner en ventaja a los locales. Tocaba remar de nuevo. La contestación del Sevilla llegó a los pocos minutos. Fue una respuesta casi violenta, la de un Munir que firmó uno de los grandes goles de esta competición gracias a una volea espectacular desde fuera del área. Ben Yedder intentó evitar la prórroga, pero el meta del conjunto checo se lo impidió con una parada imposible. Condenados al sufrimiento. Los treinta minutos de añadido fueron de una crueldad extrema con el rey de la Europa League.

 


Machín, despedido; Caparrós, nuevo técnico


Tras la eliminación europea del Sevilla el club ha decidido despedir a su entrenador, Machín. En un comunicado, la entidad hispalense ha anunciado su cese y quién le relevará: Joaquín Caparrós, que hasta hoy era el director deportivo, y que se hará cargo del equipo hasta final de temporada. El Sevilla es sexto en Liga, perseguido por Valencia y Betis en la lucha por Europa, a sólo un punto. En Copa fue eliminado por el Barça en cuartos de final (tras un contudente 6-1 en la vuelta y perder una ventaja de 2-0 en la ida).

La jornada europea arrancó de una forma premonitoria. La cosa pudo ser todavía peor para los españoles, pues el Valencia selló su pase a los cuartos de final a falta de treinta segundos para la conclusión del partido. Fue una clasificación agónica. Los de Marcelino jugaron con fuego durante los noventa minutos y estuvieron a medio minuto de morir abrasados. Un tanto de Gonçalo Guedes en la última jugada de ataque certificó el pase a la siguiente ronda de los ches. Hasta ese recorte y definición a sangre fría del portugués, donde otros hubieran pecado de precipitación, el Valencia estaba eliminado de la Europa League. Restaban solamente cinco minutos de encuentro cuando un impresionante zurdazo desde fuera del área de Suleymanov puso al conjunto español contra las cuerdas. Pese al amago de ataque cardíaco, la afición valencianista sigue ilusionada con celebrar el año del centenario con un doblete.

El Valencia optó en Krasnodar por aplicar el plan más sufridor de todos. El conjunto de Oleg Fomenko entró al partido como una locomotora rusa que atropello uno por uno a los futbolistas ches. El primer susto no se hizo de rogar. Ari adelantó a los locales pero el árbitro anuló el gol por mano previa. El delantero brasileño del Krasnodar, un dolor de muelas, se marchó lesionado a los treinta minutos de juego. Su salida del campo fue el principio de la recuperación del Valencia. Sin embargo, el comienzo de la segunda mitad volvió a enfriar a los de Marcelino. Cheryshev, aplaudido por sus compatriotas cuando el speaker citó su nombre, gozó de una ocasión clara al segundo palo que no pudo aprovechar. La tragedia se mascaba en Rusia. A falta de cinco minutos para el 90, el Krasnodar logró el tanto que eliminaba al Valencia. El castigo a la desastrosa gestión de la eliminatoria que hicieron los ches. Fue entonces cuando Guedes se puso el traje de superhéroe para salvar a su equipo sobre la bocina. El extremo portugués se ha pasado toda la temporada entre lesiones y malos partidos. Esta fue su noche.

 


El partido con menos emoción de la jornada, algo de agradecer, fue el del Villarreal. Los de Javi Calleja se presentaron ante su afición con el magnífico 1-3 a favor que cosecharon en San Petersburgo. Bastaba con no liarla y dejar que la lógica se impusiese por su propio peso. Lejos de especular, el Submarino Amarillo volvió a imponerse en la cita de la vuelta gracias a los goles de Gerard Moreno, recuperado para la causa cuando más lo necesita su gente, y Carlos Bacca. Paradójicamente, este Villarreal que tan mal lo está pasando en LaLiga ha sido el equipo español que mejores sensaciones ha transmitido en esta ronda de la Europa League.

El Zenit saltó al césped del antiguo Madrigal con ganas de reivindicarse. El conjunto ruso comenzó el partido asustando a los aficionados groguets. Sardar Azmoun dispuso de dos manos a manos consecutivos que no logró definir. El primero por exceso de confianza al tirar una vaselina que se marchó por encima del larguero; el segundo por mérito de Andrés Fernández, que no se precipitó y achicó muy bien el remate del delantero iraní. El Zenit perdonó y el Villarreal mató. Gerard Moreno finalizó una contra de libro con un disparo pura clase ante el que, también hay que decirlo, pudo hacer algo más el portero ruso. El mismo Lunev debió de pensar que la segunda mitad era innecesaria y estuvo a punto de regalarle a Gerard Moreno el doblete. El punta barcelonés no marcó el segundo pero sí que se lo puso en bandeja de plata a Bacca. El colombiano aprovechó el centro milimétrico de su compañero de ataque para cabecear a placer contra la red. Los minutos restantes se consumieron con la tranquilidad de saber que nada raro iba a suceder. Ivanovic maquilló el resultado en el añadido. El Villarreal vivió una noche plácida, a diferencia de los otros dos equipos españoles.

 


Resto de resultados de la vuelta de octavos:

RB Salzburgo 3-1 Nápoles

Dinamo de Kiev 0-5 Chelsea

Arsenal 3-0 Rennes

Inter de Milán 0-1 Eintracht de Frankfurt 

Benfica 3-0 Dinamo de Zagreb

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Europa League

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies