¡Síguenos!
Alba Planas. Pablo Rodrigo Studio

Series

Skam (y Alba Planas) mola

Skam España es otra cosa, es un producto pequeño, manejable y sobre todo, original. Original en el planteamiento con una interacción entre clips, RRSS y programación tradicional.

Muchos todavía no sabéis qué es “Skam España”. Pero deberíais. Ir a Movistar+ y buscar, que para eso está esa función del mando. Porque en la ficción española hay vida más allá de las grandes (y muchas veces magníficas) producciones de Movistar, Bambú o Netflix. “Skam España” es otra cosa, es un producto pequeño, manejable y sobre todo, original. Original en el planteamiento con una interacción entre clips, RRSS y programación tradicional, original en el guion mostrando unas vivencias cercanas y ·normales” y sobre todo original en el reparto. Porque los responsables de Movistar+ y Zeppelin, productores de esta serie, decidieron elegir un grupo de actores que se salieran de los caminos habituales de la ficción española, donde un puñado de nombres han canibalizado la mayoría de los papeles principales.

En “Skam España” no ha sido así, y es que para que resultara más realista se buscaron actores desconocidos para el gran público, cerrándose sus perfiles personales en las Redes Sociales. La idea era que se tuviera la sensación de estar observando la vida real de un grupo de adolescentes, y para ello qué mejor que dar vida a los personajes mediante actores desconocidos para el gran público. Está claro… primer punto, hay que evitar ver a Fulanito “haciendo de”, segundo punto, los actores elegidos tienen que ser creíbles… y amigo, eso ya no es tan fácil.

Pero ha surgido una magnífica Irene Ferreiro, una nada impostada Hajar Brown y sobre todo, la protagonista de la primera temporada, Alba Planas. “Skam España” es otra cosa, es un producto pequeño, manejable y sobre todo, original. Original en el planteamiento con una interacción entre clips, RRSS y programación tradicional, , que nació en Madrid hace escasos 18 años, ha sabido encarnar a la perfección el espíritu “Skam”. Desenfadada y emotiva, sabe trasmitir todos los claroscuros de la adolescencia reflejándolos en Eva, su personaje. Porque huye de histrionismos, de gritar exageradamente, o de gesticular sin sentido; porque la gente no habla en alto cuando está sola o echa gasolina, y porque no todo en la vida es un terrible drama o una divertidísima comedia. Alba Planas ha demostrado desparpajo y cercanía, pero también tener las tablas y el instinto necesario para conseguir conmover al espectador sin necesidad de acudir a la sobreactuación. Alba sabe reír y sabe llorar, y sobre todo, sabe mirar.

Y si no has visto “Skam” estás tardando. Porque mola. Mola porque es diferente, porque es fresca y porque no tiene (todavía) los resabios de las series ganadoras. Y porque están Alba, Irene, Hajar y resto del reparto. Y sí, estás tardando.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Series

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies