¡Síguenos!
Star Wars

Cine

Cuando Star Wars está de luto se acerca un poco al lado oscuro

Si hay que decir algo que diferencie al universo Star Wars del resto de sagas galácticas y no galácticas es que gustan tanto los “buenos” como los “malos”. Hoy es el día en que un soldado imperial se hace un retrato, hay que recuperar esta palabra, con un caballero Jedi o con el mismísimo Chewbacca.

Hoy es 4 de mayo, el día de Star Wars, y no porque sea el día de su estreno, sino porque en plena fiebre galáctica el partido conservador inglés felicitaba a través de un periódico a su candidata Margaret Thatcher por ganar las elecciones del año 1979. Se hizo entonces un juego de palabras entre la fecha, May the 4th y la frase de May the force be with you, cerrando con la frase: «May the 4th Be With You, Maggie. Congratulations».

(Mañana además es el día del lado oscuro para celebrar los momentos de gloria oscura por si no quieres acercarte a la “Escoria rebelde”, cuando se conmemora el estreno del episodio III: La venganza de los Sith y donde vimos la lucha épica del ya casi Darth Vader y un joven Obi-Wan).

Pero hoy es el día para celebrar que llevamos 40 años disfrutando de la fuerza, los sables de luz y del lado oscuro, o del reverso tenebroso, que mola más. Hoy es el día en que los que apenas teníamos 10 años cuando vimos Una nueva esperanza, nos damos cuenta de que al final, después de todo, amar la saga no es solo fruto de una buena película, sino de un plan minucioso para exprimir nuestras mentes consumistas y para que nos dejemos otro poquito más de dinero en otro muñequito, esta vez para nuestros hijos. Mentira, tú lo querías y lo sabes.

Hoy es el día en que te das cuenta de que has perdido la cuenta de las veces que has visto alguna de las películas pero piensas en cuándo tu padre te llevó a verla en un cine de la Gran Vía y el día en que llevaste tú a tu hijo.

Uf.

Hoy es el día en que recuerdas a Carrie Fisher como la princesa Leia Organa, a Sir Alec Guinness como el Maestro Obi-Wan Kenobi, Peter Cushing como Gobernador Tarkin o al pequeño Kenny Baker como R2-D2…

Hoy es el día en que te acuerdas de que pusiste una foto en twitter de tu hija vestida de Rey sosteniendo un pack de películas en las manos y el mismísimo Luke Skywalker le dió un like desde el otro lado del planeta. ¿No es para quererlo?

Y es que de esto se trata, de que STAR WARS no es una colección de películas, es un modo de vida, y es una comunidad de fanáticos a escala mundial y es una excusa para no dejar atrás tu juventud.

Hoy celebramos el día de Star Wars y lo hacemos de luto, vestidos de Darth Vader o de otro caballero Sith por que Peter Mayhew, el gran Chewbacca, ha muerto a los 74 años. Éste entrañable señor inglés participó en la trilogía clásica interpretando a ese maravilloso “felpudo con patas” y en la nueva etapa le dejó el trabajo duro a Joonas Suotamo; el exjugador de baloncesto finlandés recibió el asesoramiento de Mayhew para encarnar al guerrero wookie para que no nos diésemos cuenta de que se había cambiado de actor.

Adiós Peter, gracias por tu mirada, por tus movimientos de cabeza estilo perrete que tantas veces nos hicieron sonreír, ahora estás con Carrie, en casa.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Cine

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies