¡Síguenos!
Arriba, Ferrán Torres, Eric García, Abel Ruiz, Juan Miranda y Arnau Tenas. Abajo: Sergio Gómez, Víctor Gómez, Bryan Gil, Antonio Blanco, Moha y Hugo Guillamón. Foto: SeFutbol

Fútbol

Así es la Generación del 2000, la próxima edad de oro del fútbol español

En los torneos de fútbol siete de Benalmádena y Arona (actual Liga Promises) ya se vaticinaba que chicos como Ferrán Torres, Abel Ruiz, Juan Miranda… no serían jugadores del montón, sino formidables futbolistas.

La Selección española cosechó un nuevo triunfo el pasado sábado en categorías inferiores, cuando la Sub-19 se alzó con el Europeo. El conjunto dirigido por Santi Denia doblegó a Portugal en la final (0-2) con un doblete de Ferrán Torres. La generación del 2000, a la que se han unidos algunos jugadores nacidos en 2001 en este torneo, no para de agrandar el palmarés del combinado nacional; ganaron el campeonato de Europa Sub-17 (les faltó el Mundial de la categoría, en el que fueron subcampeones) y Sub-19.

La promoción del 2000 siempre auguró un buen futuro. Tanto que con doce años en los torneos de fútbol siete de Benalmádena y Arona (actual Liga Promises) ya se vaticinaba que chicos como Ferrán Torres, Abel Ruiz, Juan Miranda… no serían jugadores del montón, sino formidables futbolistas. Y eso que en aquellos certámenes estaban los hermanos Obama, cuya participación eclipsaba al resto de los mortales que trataban de hacerles frente. Aquello no parecía importarle al Valencia; la columna vertebral de aquel conjunto valencianista, compuesta por Torres, Ruiz, Hugo Guillamón y Víctor Chust, ha estado presente en la plantilla campeona.

Ferrán ha sido uno de los jugadores más destacados del campeonato, más allá del doblete anotado en la final. Poco queda de aquel chaval delgado y fibroso que con doce años destacaba por la banda derecha. Ni siquiera su melena, cambiada por el tupé. Lo único que permanece invariable es su posición. El valenciano es el único de los campeones que en su club tiene ficha con el primer equipo, desde enero del año pasado. Torres nos sigue recordando una demarcación que está en vías de extinción: el extremo derecho puro.

Detrás de Ferrán, defendían Víctor Chust y Hugo Guillamón, los centrales de aquel recordado Valencia. Guillamón era suplente en los torneos de fútbol siete, pero la marcha de su homólogo Víctor al Real Madrid, en infantiles, aumentó los galones del aún valencianista. Ambos habían vuelto a ser pareja en la Selección en los certámenes disputados, pero la irrupción de Eric García (2001), central que el Manchester City le birló al Barcelona cuando terminó la etapa cadete, movieron del tablero a Víctor, cuyo lugar pasó a ser el banquillo.

Los centrales tenían a su izquierda a Juan Miranda, lateral izquierdo cuyo golpeo demostró en Benalmádena y Arona que podía ser igual de letal que el de cualquiera de los personajes de Oliver y Benji. Sus hermanas en su comunión se atrevieron a pronosticar que acabaría en Barcelona cuando aún jugaba en el Betis. Pudo parecer todo un gesto de osadía, pero cuatro primaveras más tarde se confirmó el presagio de sus parientes: dejó Olivares (Sevilla) para marcharse a La Masía. Esperando su oportunidad en el mismo carril, se encontraba Miguel Gutiérrez, un año menor que Miranda. La temporada realizada por el madridista no ha pasado desapercibida ni para Santi Denia ni para Zidane. El técnico francés lo ha convocado para la pretemporada con el primer equipo y el exjugador colchonero lo incluyó en su lista para el torneo.

El lateral derecho de este equipo siempre lo había ocupado Mateu Morey. Una lesión en el menisco externo de su rodilla izquierda en el mes de agosto lo tuvo apartado de los terrenos de juego durante siete meses. Cuando volvió, no fue convocado a ninguno de los partidos tras haberle anunciado al Barcelona su intención de no renovar su contrato con el club al que llegó procedente del Mallorca (el 1 de julio firmó con el Dortmund). En abril tuvo una recaída, pero sólo fue una rotura de grado dos del ligamento lateral izquierdo de la rodilla izquierda. Su ausencia ha sido cubierta por su suplente en la Selección, Víctor Gómez, del Espanyol. El jugador del Atlético de Madrid Ricard Sánchez también entró en la lista debido a la lesión del mallorquín. Ambos son catalanes y tienen en común un pasado en el Barça: mientras que Gómez dejó el conjunto perico para marcharse a La Masía y acabar regresando, Sánchez se enfundó la elástica del Nástic antes que la azulgrana y la colchonera.

Antonio Blanco y Mohamed Aiman Moukhliss, Moha, eran los componentes de la sala de máquinas, del doble pivote. Ambos del Real Madrid. Blanco es cordobés y jugaba en el Séneca (histórico equipo de inferiores y principal competidor del Córdoba en la provincia), pero la llamada del conjunto merengue en infantiles propició que hiciera las maletas rumbo a la capital. En cambio, su compañero llegó dos años antes que él al combinado madridista, en 2010. Ambos han estado secundados en sus ideas por Sergio Gómez, un catalán que cambió de bando en la Ciudad Condal en 2010, al dejar el Barça por el Espanyol, y que en enero de 2018 fichó por el Dortmund, cuyo camino ha emulado su excompañero Morey.

Los barcelonistas Álvaro Sanz (2001) y Jandro Orellana completaban el cupo de centrocampistas. El conjunto blaugrana no dudó en incorporar a Sanz procedente del Zaragoza. Orellana, en cambio, dejó como los Gómez (Sergio y Víctor) el Espanyol para fichar por el Barcelona. Parecía que una lesión en los isquiotibiales, cuyo tiempo de baja rozó el año y le dejó fuera del Mundial Sub-17, frenaría su progresión, pero en su regreso ha logrado alcanzar un óptimo estado.

El costado derecho en ataque estaba bien cubierto por Ferrán, el único de los jugadores de banda del 2000, y el izquierdo por el sevillista Bryan. El extremo zurdo, natural de Barbate (Cádiz), era muy del gusto del exentrenador de su club, Pablo Machín, cuya confianza en el chico le hizo debutar en Primera. La creencia en él también la ha mantenido Caparrós. Y Lopetegui, quien lo ha citado para la pretemporada. Por Ander Barrentxea apostó Asier Garitano durante su etapa en el banquillo de la Real Sociedad, y lo siguió haciendo Imanol Alguacil. Y por Víctor Mollejo lo está haciendo Simeone, que le dio sus primeros minutos en el Wanda y lo tiene vigilado.

Abel Ruiz es el capitán del equipo y el delantero centro. Fue el jugador más destacado del Valencia en el torneo de Benalmádena (el de Arona ya lo jugó con el Barça) y logró el premio al mejor jugador por delante de Salomón Obama. Se convirtió en uno de los más codiciados deseos de La Masía. Y rápidamente se movieron para traerlo. El valenciano aceptó y desde entonces milita en el conjunto barcelonés. Como Alejandro Marqués, cuya titularidad en el primer partido por delante de Ruiz sorprendió. Este atacante es hispano-venezolano también dejó el Espanyol, aunque no para enfundarse la camiseta blaugrana, sino para ir al Terrassa, donde sus apariciones sedujeron al Barcelona. La selección venezolana lo llamó, pero dijo que no, y a los tres meses le llegó la llamada de España.

A esta generación le espera un buen porvenir como afirma Santi Denia, el seleccionador: “La Sub-19 ayudará a la Selección absoluta a ser campeona”. Son chicos rebeldes. Los nacidos en el 2000 lo llevan demostrando desde los torneos de fútbol siete, donde la superioridad de los Obama era más que presente. Lo hicieron en el Europeo Sub-17, donde un empate en el 91’ les permitió alzarse con el título en la tanda de penaltis frente a los ingleses. No les faltaron agallas en el Mundial, pero los anglosajones les pagaron con la misma moneda. Hay que confiar en esta camada, pero no elevarlos a ningún altar para no llenarle de piedras la mochila. Porque ya lo decía Rubén Darío: “Juventud, divino tesoro”.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies