¡Síguenos!
El público de La Bombonera es uno de los más pasionales del mundo. / Foto: Photogamma/Cordon Press

Fútbol

Superclásico, la pasión como bandera

Me preguntó mi hermano que por qué lo llaman Superclásico si cualquier encuentro de LaLiga puede ser mejor que ese, pero mi respuesta fue clara: “Sólo un argentino puede entender la magnitud de ese evento»

Se supone que los encuentros empiezan a un día y una hora. Mentira. ¡Qué no les engañen! Las rivalidades están presentes durante todo el año. En el supermercado, en el vecindario, entre los familiares. Pero durante la semana del partido se magnifican. Y en Argentina todo es elevado al cuadrado. O al cubo. El fútbol es su verdadera religión.

El Superclásico logra paralizar Buenos Aires: ese día no se piensa en otra cosa. Largas previas, espectacular colorido, cánticos y, ¿por qué no decirlo?, buenos jugadores. El cartel del pasado domingo no fue comparable con alguno del pasado (ya no están Aimar, Riquelme, Caniggia, Ruggeri, Maradona…), pero sería mentira decir que el partido no contó con futbolistas con calidad.

La rivalidad entre estos equipos se ha extendido hasta límites inverosímiles, si no que le pregunten a Riquelme y Aimar. Ambos han intercambiado camisetas cuando se han enfrentado en Valencia y Villareal, mientras que cuando llegaba el Superclásico el Payaso recibía la del 10 de Boca, pero este se negaba a recibir la suya porque su madre no le dejaría entrar en su casa.

No sólo es esta una de las peculiaridades del acontecimiento. 93 son las traiciones que se cuentan en la capital de Argentina. 93 son los jugadores que han portado la camiseta millonaria y la xeneize. En esta larga lista, destaca Maidana, segundo capitán de River y campeón de la Libertadores de 2007 con Boca, y figuran otros como Batistuta, Hugo Gatti, Ruggeri y Caniggia.

Un evento que también ha tenido su parte negativa. En 2015, ambos conjuntos se enfrentaron en los octavos de final de la Libertadores. En el partido de la vuelta, en La Bombonera, se llegó con empate a cero al descanso. En el momento de regresar al terreno de juego, los jugadores de River fueron atacados con gas pimienta, que fue introducido en su túnel hacia el césped. Cuatro futbolistas (Funes Mori, Kranevitter, Ponzio y Vangioni) padecieron lesiones en los ojos y en la piel. Tras los hechos acaecidos, el encuentro fue suspendido y finalmente la Conmebol le otorgó el pase a cuartos a River. El encuentro fue calificado como “el Superclásico de la vergüenza”.

Ambas escuadras son las que tienen mayor magnitud dentro del país. No había sido así en los últimos años en el combinado nacional. Sin embargo, Scaloni sí que ha decidido mirar hacia los equipos bonaerenses. Cuatro fueron los convocados (Exequiel Palacios, Gonzalo ‘Pity’ Martínez, Armani y Cristian Pavón) en la última lista. Ninguno supera los 25 años, salvo Armani. Hay futuro en el país. O, para qué engañarnos, hay más presente que porvenir.

Como acontecimiento, el Superclásico es superior al Clásico. Los fuegos artificiales, las gradas, los aledaños… hacen que sea un evento de una magnitud inigualable. No falta la felicidad, que siempre está presente en las hinchadas, aunque ahora se haya trasladado al Monumental (victoria 0-2). Por lo menos hasta la próxima revancha.

1 Comment

1 Comment

  1. Juan García

    29/09/2018 at 06:30

    Jamás olvidaré el espectáculo que presencié en ‘la Bombonera’ en un viaje que hice a Buenos Aires. Lo que vi en las gradas, desde mi platea, incluso mucho antes de que comenzara el partido, fue algo alucinante. He visto partidos de fútbol en medio mundo pero jamás he visto alentar a un equipo como lo hacen los boquenses, con su pasión; con sus instrumentos de música; sus lluvias de papelitos; sus banderas; sus canciones; sus coreografías; su inagotable, constante, apoyo al equipo… Un futbolero no debería dejar de ver lo que es eso, aunque sea una vez en la vida. ¡Algo increíble!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies