¡Síguenos!
Paolo y Cesare Maldini. / Foto: Buzzi/Cordon Press

Multideporte

Talento en la sangre y buenos maestros

Muchos atletas han tenido hijos que han continuado representando a su apellido en la misma o distintas disciplinas deportivas

La genética es caprichosa y en la vida de los deportistas más. Muchos atletas han tenido hijos que han continuado representando a su apellido en la misma o distintas disciplinas deportivas. Son deportes que desde muy pequeños ya tienen a su alcance y que además poseen la suerte de tener grandes maestros en casa.

Los Maldini es un gran ejemplo de continuar con la saga de futbolistas en la familia. Cesare Maldini fue central del Milán durante la década de los 50 y 60. Con el club rossoneri ganó cuatro scudettos. Años más tarde los tifosi de uno de los clubes más laureados de Italia vieron jugar a uno de los mejores jugadores de su historia: Paolo Maldini. Il eterno capitano, como era apodado el futbolista, jugó un total de 902 partidos vistiendo la camiseta del Milán y de la de la selección italiana. Además, ganó siete scudettos, cinco Copas de Europa, una Copa de Italia, 5 Supercopas de Europa y 3 Copas iIntercontinentales (actual Mundial de Clubes). Seguramente en unos años, los seguidores rossoneri puedan disfrutar también de Christian Maldini, el hijo del Paolo y de quien hay ya buenos informes como prometedor jugador.

Mazinho, ex jugador del Valencia y campeón del Mundo con la selección brasileña, tuvo dos hijos: Thiago Alcántara y Rafinha, ambos futbolistas de primer nivel y bastante conocidos en la liga española. Cuando su padre jugaba en el Celta de Vigo, los dos futbolistas se hicieron virales cuando jugaban a regatearse entre ellos. En esa época, ya se intuía que había madera de futbolista en esos dos críos. 15 años más tarde, los aficionados de Bayern de Múnich y los del F.C. Barcelona disfrutan de Thiago y Rafinha.

Los hijos de Zidane también han decidido seguir los pasos de su padre y convertirse en futbolistas. Al mejor maestro lo han tenido en casa, un profesor con un curriculum impecable: ganador de todo (Ligas, Champions, Mundial y Eurocopa). Además, como entrenador, en dos temporadas y media, logró conquistar una Liga, 3 Copas de Europa, 2 Supercopas de Europa y 2 Mundiales de Clubes. De momento, sus dos hijos mayores, Enzo y Luca, han conseguido llegar al fútbol profesional. El primero de ellos se encuentra jugando en el Rayo Majadahonda, actualmente en la Segunda División española. Por el contrario, Luca Zidane juega en el Real Madrid Castilla, en la Segunda División B. Además, Theo y Eliyaz juegan en las categorías inferiores del club blanco.

Otro caso más reciente es el de Cristiano Ronaldo Jr: el hijo del crack portugués ya juega en el equipo sub 9 de la Juventus de Turín. El día de su debut anotó cuatro goles y seguramente en unos años le veamos como profesional. Cristiano ha declarado en varias ocasiones que le gustaría que su hijo fuese futbolista, especialmente delantero, pero que será lo que el pequeño elija. En unos años conoceremos cómo le ha ido al pequeño Ronaldo.

Pero no solo los futbolistas tienen hijos y triunfan en ese deporte. Hay otros, como Stephen Curry, que es hijo de Dell Curry, un exjugador de la NBA que llegó a participar en 16 temporadas de la mejor liga de baloncesto del mundo. Otro caso es el de LeBron James, que tiene tres hijos y dos de ellos ya juegan al baloncesto. Alguna vez el alero de los Lakers ha declarado que quiere jugar un año con su hijo en la NBA. El mayor tiene 15 años y en cuatro temporadas podríamos verle competir contra su padre, pero de momento lo hace en casa con amigos.

Uno de los casos más curiosos es el de la familia de deportistas Noah.  Zacharie Noah fue un futbolista camerunés que consiguió una Copa de Francia y más tarde se vio obligado a retirarse por una lesión. Su hijo, Yannick Noah, se convertiría en tenista profesional y fue ganador de un Roland Garros y de un Open de USA, pero este último en la modalidad de dobles. Después de su carrera en el tenis, se dedicó a la música. Joakim Noah, seguramente el más conocido de toda la saga, es jugador de la NBA y pertenece actualmente a los New York Knicks. Jugó en los Chicago Bulls ocho temporadas y esta será su segunda campaña en la Gran Manzana. Una familia de deportistas en la que cada uno de ellos ha ido triunfando en un deporte distinto.

Patrick Ewing Jr, Carlos Sainz Jr, Mick Schumacher… Son muchos los hijos de deportistas que han elegido seguir el camino de sus vástagos. Muchos aficionados intentan seguir sus carreras por la admiración que tenían por sus padres, pero son distintos. Aunque los hijos de los deportistas, en algunas ocasiones, también llevan el talento en la sangre y además tienen esa suerte de tener en casa a los mejores maestros.

Describe su cabeza como el garaje de Homer Simpson: siempre desorganizado. Le promete a diario a una Marge imaginaria llamada conciencia que luego más tarde lo organizará, pero nunca lo hace. Un sillón, su cerveza Düff, el mando a distancia y el televisor con retransmisiones deportivas son sus acompañantes en el día a día. En A La Contra encontró el lugar donde puede contar esas hazañas del deporte que tanto le gusta ver.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Multideporte

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies