¡Síguenos!

Videojuegos

Tetris Effect: un clásico que vuelve con fuerza

El popular juego de puzles no solo consigue adaptarse a los nuevos tiempos sino que demuestra que sigue en plena forma.

Nadie puede negar que los años 80 están de moda y es que su tremenda influencia a todos los niveles culturales se pueden apreciar en el día a día en casi todos los géneros, algo que nos recuerda que cuando las cosas se hacen bien, realmente se vuelven eternas y Tetris Effect es buena muestra de ello en el mundo de los videojuegos.

Este título diseñado por Alekséi Pázhitnov en 1984 ha pasado por todas las consolas que se le puedan venir a uno a la cabeza, desde las portátiles a las más poderosas, sin olvidarnos de los smartphones que también han hecho su agosto con él, y se ha convertido por derecho propio en uno de los mejores juegos de la historia e igualmente en uno de los más versionados, pero siempre manteniéndose fiel a sus principios básicos como son las numerosas combinaciones rocambolescas de sus tetrominós, las distintas piezas que se componen de cuatro elementos cada una.


Un tiempo nuevo


Aunque los tiempos no pasan en balde, lo cierto es que ‘revitalizar’ la sencilla (y compleja al mismo tiempo) e insuperable mecánica del Tetris para esta nueva versión se perfilaba como todo un desafío para cualquiera que tuviese por delante esta labor digna de titanes.

Por ese motivo, el encargado de esta nueva propuesta no fue otro sino el genial Tetsuya Mizuguchi, creador de los sugerentes Rez y Lumines, que aportaría su toque personal para insuflarle aire fresco a este clásico imperecedero.

En este sentido, el japonés nos ha sorprendido con una apabullante mezcla de color y sonido que se convierte en una deliciosa sinestesia a la hora de ofrecernos una versión más ajustada a los tiempos que corren aunque sin alterar la mecánica de Tetris, que “si algo no está roto, no lo arregles” como bien dice la expresión anglosajona.


Un estilo propio


Sin embargo, Mizuguchi no sigue una línea continuista en este clásico atemporal sino que le imprime personalidad y su particular impronta. Lo primero de todo es comprobar que el uso de la música, que pasa desde los ritmos de la electrónica a los pausados del jazz, se adapta a nuestra forma de jugar y no en pocas ocasiones nos acostumbraremos a realizar nuestra maniobra según los acordes que estemos escuchando.

Cada una de las fases de las que se compone el Modo Viaje tiene su estilo y música idónea, desde los evocadores paisajes desérticos hasta los tropicales, urbanitas e incluso los cósmicos. La conjunción de todos los elementos en cada uno de los casos roza la perfección.

Otra de las novedades que se incluyen es el Modo Zona. Según vayamos llenando un indicador, podremos disponer de una oportunidad preciosa en la que el tiempo se detiene y aprovecharla para incrementar nuestras puntuaciones pese a que inicialmente lo usaremos para sobrevivir en un momento de máxima necesidad.

Gracias a eso, podremos superar el máximo que siempre ha caracterizado al juego como su propio título indica y cuyo equivalente son cuatro líneas. Nuestro objetivo será alcanzar los Octotris (ocho líneas), Dodecatris (doce), Decahexatris (dieciséis) y el inigualable Ultimatris, cuando nuestra maestría (y los Hados) lo permitan.

Hay que destacar que no solo está presente el Modo Viaje sino que tendremos alternativas a nuestra disposición como son el Sprint (despejar 40 líneas), Maratón (150 líneas), Ultra (tres minutos de margen para completar la fase) y otra propuesta novedosa como es Misterio, que convierte el juego en un caos fabuloso porque todo se puede poner patas arriba, desde dar la vuelta a la pantalla a doblar el tamaño de los tetrominós, con el objetivo de pillarnos con el paso cambiado.

Por último, siempre nos queda la opción Relax, sin la presión inherente del juego y pudiendo disfrutar de una música relajada mientras iniciamos el proceso de ‘desconexión’ tras una larga sesión.

Desgraciadamente, Tetris Effect no cuenta con un modo multijugador al uso sino que se centra en la experiencia para uno solo con las múltiples alternativas que os hemos comentado y nuestro espíritu competitivo se tiene que conformar con comparar las puntuaciones en relación con el resto de jugadores.

En su defecto, nos encontramos con el Weekend Ritual, que se convertirá en un desafío para toda la comunidad y en la que se desbloquearemos un nuevo avatar si se alcanza el objetivo de puntos.


Una experiencia única para los sentidos


Entre las distintas posibilidades que nos aporta este Tetris Effect se encuentra la posibilidad de jugarlo en realidad virtual a través de la exclusividad que le une con el sistema PS VR de Playstation, y la verdad es que la posibilidad merece la pena, convirtiéndose en otro punto extra de este medio de cara a la campaña navideña cuyo pistoletazo de salida es el Black Friday.

En este sentido, podremos disfrutar tanto de resoluciones 4K con el plus del HDR al igual que un entorno en el que el casco, el mando y el propio jugador son los únicos elementos durante nuestro particular viaje, que casi se convierte en una experiencia vital.

Se consigue tanta inmersión en dicha propuesta que completar todos los niveles se convierte en todo un desafío, que es como debe ser, y prestar la atención debida a todos los elementos que nos rodean es complicado porque la concentración se dirige a superar la fase en cuestión, no pudiendo apreciar como se merece todo lo que nos rodea.
No obstante, resulta complementario alternar tanto la versión estándar como la de la realidad virtual para lograr una visión global y es que, en ambos casos, Tetris Effect llega a ser un título muy enriquecedor.


Conclusiones


Aunque no pocas personas enarcaron la ceja ante el anuncio del Tetris Effect y lo que podía aportar como elemento novedoso a este clásico atemporal, dichas reservas han quedado atrás gracias a la ingeniosa propuesta de Tetsuya Mizuguchi, que combina imagen y sonido de forma magistral en esta experiencia zen, amén de las innovaciones que ha incorporado.

Si todo lo anterior no es suficiente, el entorno de realidad virtual se convierte en un acierto absoluto y refuerza el catálogo de la VR que ya cuenta con una robustez más que notable.

Si habéis cerrado los ojos en algún momento de vuestra vida y habéis seguido viendo las distintas piezas del juego, no lo dudéis porque Tetris Effect no os va a decepcionar.

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Spyro Reignited Trilogy: el triunfo de la nostalgia | Videojuegos | A la Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Videojuegos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies