¡Síguenos!
Marlon Mack, uno de los jugadores destacados del partido. / Foto: ZUMAPRESS.com/Cordon Press

Deporte USA

Los Colts arrasan a los Texans en Houston

Al descanso ya estaba prácticamente decidido un encuentro en el que los de Indianapolis fueron superiores desde los planteamientos de Reich a la ejecución de unos jugadores liderados por Luck (7-21)

Los aficionados estaban esperando que empezaran los playoffs de la NFL para disfrutar de vibrantes encuentros en el camino hacia la Superbowl y se encontraron con un partido sin historia en el duelo que abría el Wild Card Weekend. Frank Reich, imbuido por el espíritu Eagles del equipo campeón del que formó parte hasta el año pasado como coordinador ofensivo, dio una auténtica lección en sus planteamientos a su homólogo Bill O’Brien (con Josh McDaniels viéndolo desde su casa en Boston, habrá que imaginar) y los Colts pasaron por encima durante muchos minutos a unos Texans que no comparecieron, salvo J.J. Watt, en el choque hasta más allá del descanso. Las estadísticas de los dos primeros cuartos son clarificadoras (276 yardas para los Colts por 117 de los Texans, un único penalty para los visitantes por 6 para los locales) y, además, ayudan a entender el desarrollo del juego en esos periodos, especialmente los números de la efectividad con el tercer down: 33% para los Texans, 100% para los Colts.

Más allá de las estadísticas de la primera media hora (esas 191 yardas de pase de Luck para 2 pases de touchdowns y 1 intercepción, las 62 yardas de carrera con 1 touchdown de Mack o las escasas 26 yardas en 3 recepciones de Hopkins, el receptor estrella de los locales), la sensación sobre el campo también fue reveladora: la defensa de los Texans fracasó con estrépito ante el ataque de los Colts, dinámico con la excelente selección de pase de Luck y la variedad de receptores, y vertical a la carrera con el, como siempre, excelente trabajo de su línea ofensiva (mención especial para esa bestia llamada Quenton Nelson). De tal modo, los de Indianapolis ya salvaron en su primera posesión dos tercer down para terminar anotando un touchdown por medio de Eric Ebron (0-7) y volvieron a anotar otro touchdown en su segunda posesión con Mack jugando a la carrera (0-14).

En el otro lado del campo, Deshaun Watson no encontró la forma de superar la defensa visitante (las decisiones de O’Brien tampoco ayudaron) en un oxidado ataque texano que terminó sus tres primeras posesiones con dos punts y una intercepción de Moore al QB de los Texans en una jugada de cuarta y cuatro. También fue interceptado Luck por Brandon Dunn con ayuda del siempre omnipresente J.J. Watt, pero los Colts lograron ampliar su renta en un drive casi perfecto con un touchdown de Inman a falta de 6:24 minutos para el descanso (0-21). De ahí al tiempo de asueto, los de Houston tuvieron una última oportunidad para meterse de verdad en el encuentro, pero un sack de Muhammad a Watson en la red zone (es el QB de la competición que más sacks recibe en la red zone) y un inexplicable pase a la end zone con el backfield vacío de Watson a Hopkins en una jugada de cuarta y una cerraron todas las posibilidades de remontada local cuando todavía quedaba por disputarse la mitad del encuentro.

Porque, por mucho que los aficionados intentaron convencerse a sí mismos durante los anuncios publicitarios de que todavía quedaba tiempo suficiente para que el partido volviera a equilibrarse, la verdad es que ese deseo era, visto lo visto sobre el terreno de juego, una verdadera quimera. Se encargó de recordárselo el tercer periodo, que se diluyó entre pases incompletos y carreras insuficientes. No hay mejor dato para definirlo que este: las seis primeras posesiones de la segunda mitad terminaron en punts hasta que Coutee por fin logró el primer touchdown texano (7-21). Faltaban ya sólo 10:57 minutos para el final del partido y fue una ilusión irreal, una acuosa ensoñación en el desierto, para los Texans ante unos Colts que, pese a tener que hacer punt en el siguiente drive, supieron detener un último buen ataque de los texanos y manejar el tiempo de posesión hasta el término del partido.

En la Divisional Round, los Kansas City Chiefs esperan a los Indianapolis Colts. Los Texans, que nunca en su historia han superado esa ronda, verán ese partido desde casa.

Periodista en retirada. Escritor de varias novelas que se negó a publicar y de una que sí publicó. Gris en un mundo en blanco y negro. Franquista de Battiato y marxista de Groucho. Adscrito a la religión de Billy Wilder. Ideólogo del Happysmo y creador de Los Jonastruebistas, pese a que nadie sepa muy bien lo que son. De Guadalajara a Madrid, aunque siempre volviendo al punto de partida. Se marchó a vivir a Estados Unidos porque estaba cansado de trasnochar para ver deporte y dormir poco, pero ahora las ojeras en la cara vuelven a ser su seña de identidad. Fantasea con formar parte de Los Nikis desde que era pequeño, si bien hasta el momento se conforma con utilizar como estado de whatsapp frases salidas de sus canciones. Le encanta decir "estribaciones de la sierra de Albarracín". Va al cine cada vez que reestrenan una película de Stanley Kubrick. Tiene un río favorito y un libro firmado por Jeffrey Eugenides. Prefiere tomar el aperitivo en la Sacrestia Farmacia Alcolica. Si te ve en la fila del autobús a las seis de la mañana es muy probable que te salude al llegar te conozca o no en persona

2 Comments

2 Comments

  1. Pingback: Divisional Round: la cabra y el cabrón entran en juego | Deporte USA | A la Contra

  2. Pingback: Estos Chiefs van muy en serio | Deporte USA | A la Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Deporte USA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies