¡Síguenos!

RELATOS

Tiempo

Les dijeron que habían encontrado su tiempo y que podían pasar a retirarlo cuando quisiesen; prometieron cuidarlo, mimarlo y darle su verdadera importancia

Hacía mucho que no les faltaba de nada, que tenían todo aquello que habían soñado, todo lo que pensaban que necesitaban para ser felices como en los cuentos: una casa grande, un barco, dos coches, dos hijos, todo aquello por lo que luchaba cualquiera durante toda su existencia. Pero una mañana, al ir a hacer el inventario anual de sus vidas, ese que hacían como algo rutinario todos los años, los responsables, mirándolos a los ojos con una serena expresión de pesar, les dijeron que lo sentían mucho, pero que no tenían tiempo, que se les había acabado, lo que los descolocó, porque eso nunca se lo espera nadie, porque siempre es a los demás a los que les pasa. Pero cuando te pasa de nada te sirven el resto de cosas y de pronto todo su mundo se derrumbó porque cayeron en la cuenta de la magnitud enorme del problema, porque el tiempo no se toca, ni se ve y casi nadie sabe lo que es.

El tiempo es el espacio que pasa entre un beso y otro, entre aquella vez que me dijiste te quiero y la siguiente. El tiempo son todas las cosas que nos sucedieron desde que ella dio sus primeros pasos y se fue a la universidad, lo que pasó entre que le dieron el primer trabajo y aceptó casarse con él, lo que duraron todas las cosas que nos dijimos sin sentirlas de verdad y lo que duraron también las que no nos dijimos a pesar de sentirlas en lo más profundo de nuestra alma.

Y entonces fueron a buscarlo, pero no había donde, y comprobaron entonces y por sí mismos el insondable abismo que se abría ante ellos; comenzaron a darse cuenta de que hacía mucho que no se preocupaban por el tiempo, porque hay muchas veces que tenemos cosas y no las sabemos apreciar y las gastamos sin pensar que pueden acabarse, pero que son insustituibles y entonces juntos, y agarrados de la mano, comenzaron a recordar todas aquellas peleas que habían durado unas horas más de lo debido y en las que no se habían hablado, ni siquiera se habían mirado, y en las veces en las que uno le pidió al otro que necesitaba su espacio; en todos aquellos momentos en los que el trabajo fue mucho más importante que sus vidas y comenzaron a sumar momentos, ratos, instantes perdidos y ocasiones desaprovechadas, y se dieron cuenta que ese tiempo daba para llenar parte de una vida e incluso se dieron cuenta de que el tiempo es realmente elástico, porque un solo instante de felicidad era capaz de llenar horas y días.

En aquel lugar había mucha más gente pidiendo tiempo y los que atendían, amables pero tremendamente eficientes, le contestaban a todo el mundo lo mismo, que eso no dependía de ellos, que lo sentían, y que al haber tantas solicitudes se hacía por sorteo y entonces todos los solicitantes se quejaron diciendo que no era justo y que la selección debería ser por cualidades o atributos, por ganas e incluso teniendo en cuenta quienes eran los que más y mejor lo iban a aprovechar; pero los que atendían les volvieron a contestar lacónicamente que lo lamentaban y que no dependía de ellos. Nadie dijo nunca que la vida fuese justa.

Pero un día, uno de aquellos eficientes responsables los llamó para decirles que habían encontrado su tiempo y que podían pasar a retirarlo cuando quisiesen y sin poder creérselo todavía fueron y lo recogieron, prometiendo cuidarlo y mimarlo y darle su verdadera importancia. Entre lágrimas, entre abrazos y con una cierta pena pensando en aquellos a los que no llamaron y se quedaron sin tiempo, él le propuso a ella dar la vuelta al mundo, a recorrer muchos países, los dos solos, pero hacia el este. Cuando ella le preguntó el motivo, él le respondió que hacia el este, siempre se gana un día y aunque iban a vivir muchos días juntos, se había dado cuenta de que un solo día entero a su lado, era toda la eternidad.

Para Yolanda.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en RELATOS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies