¡Síguenos!

Política

Todo es culpa nuestra

Estamos dormidos en nuestra pereza y esperando que alguien nos solucione nuestros problemas.

Sí, todo, porque nosotros los ponemos ahí y los jaleamos, nosotros los toleramos y les reímos las gracias y nosotros nos creemos todo lo que nos dicen. Ellos y sus acólitos, mediante sus cuentas en redes sociales, cuyas mentiras voceamos y repartimos a los cuatro vientos sin preguntarnos nada. Ver al Primer Ministro de Gran Bretaña, a un individuo de esa calaña, debería hacer que se nos cayese la cara de vergüenza al suelo, a los votantes y al resto de políticos. Ver a ese señor con esas formas, me lleva a plantearme qué hubiese sucedido si en vez de ser británico hubiese sido húngaro o polaco. Probablemente, se le impondrían sanciones.

Este hooligan arrogante, mentía cuando era periodista, pero sobre todo, le mintió a todos los británicos en la campaña previa al referéndum dando unas cifras falsas sobre la aportación de su país a la UE y además, pregonando que la salida no sería traumática y que no les costaría dinero. Además, les iban a permitir el libre tránsito de mercancías permitiéndole a Gran Bretaña la restricción del tránsito de ciudadanos. Tras la victoria del Brexit y su nombramiento como ministro, ni más ni menos que de Exteriores, y al ver que nada era como él le había prometido a los votantes, dimitió, huyendo del problema que él mismo se había empeñado en crear sin que nadie le exigiese responsabilidades y dejándole el problema a May y a todos los ciudadanos.

Pero no contento, y siendo un Primer Ministro que no ha elegido el pueblo, se permite ahora cerrar el parlamento, poniendo en una difícil tesitura a la Reina, con el doble propósito de que no le hagan una moción de censura y se tengan que convocar unas elecciones que con total seguridad iba a perder y de que, paralelamente, no se pueda votar en contra de una salida sin acuerdo de la UE.

Este individuo, junto con Donald Trump y otros que aún no gobiernan pero que terminarán por hacerlo en países de la UE, es el tipo de hombre que nos gobierna gracias a nuestra falta de criterio, a nuestra pusilanimidad y a que nos dejamos manejar por verdades a medias, emitidas por gente a quien no conocemos explicadas en 280 caracteres, a pesar de que sabemos que Facebook has sido acusada de intrusión y de que las otras redes se usan de una manera inmoral y tendenciosa. También sabemos que Putin, a quien la UE le cercena sus planes imperialistas de expansión, está detrás de todo. Tras el escándalo de Facebook, solo un inapreciable porcentaje de usuarios ha dejado esa red. Hemos seguido exactamente igual, sin contrastar nada y en la era de la Humanidad donde más información disponible existe, es donde estamos más confusos y cuando dejamos que más nos engañen y manipulen sin oponer nada de nuestra parte. Estamos dormidos en nuestra pereza y esperando que alguien nos solucione nuestros problemas.

Así que todo es culpa nuestra y nos lo merecemos…¡Vaya si nos lo merecemos!

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Política

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies