¡Síguenos!
Celebración en Toronto anillo. ZUMAPRESS.com / Cordon Press

NBA

Toronto fue una fiesta

En inglés o en francés, no ha importado el idioma. El triunfo de los Raptors ha sido el de toda Canadá.

Estados Unidos cuenta con 29 franquicias en la NBA. Canadá solamente con una. El histórico anillo de los Raptors de Marc Gasol se ha celebrado en Toronto, pero también en todo el país. Un país con una extensión territorial superior a la de Estados Unidos y que se ha volcado con su único representante en la Liga de las Estrellas. Mientras los vecinos del sur están fraccionados en 29 aficiones diferentes, el gigantesco norte ha hecho piña con la primera franquicia canadiense de la historia en ganar un anillo. En inglés o en francés, no ha importado el idioma, el triunfo de los Raptors ha sido el de toda Canadá. Las celebraciones han estado a la altura de la hazaña. Ni siquiera el impasible Kawhi Leonard pudo contenerse.

Toronto festejó, al igual que Montreal, Ottawa, Halifax, Calgary o Vancouver. Nada más terminar el sexto partido de las finales, decenas de miles de ciudadanos canadienses saltaron a las calles a celebrar un anillo histórico. El cuerpo de policía de Toronto felicitó al equipo por la victoria, pero demandó precaución. “Por favor, respeten a los agentes, sigan sus instrucciones y celebren esta noche con seguridad”, escribieron en su cuenta oficial de Twitter. Ha sido una noche larga en Canadá… Y todavía se espera el multitudinario desfile de los campeones alrededor de Toronto. Para facilitar las celebraciones, la policía cortó el tráfico en la principal avenida de la ciudad. El epicentro de todos los aficionados fue la Dundas Square. La noticia más negativa fueron los dos vehículos policiales que resultaron dañados en los alrededores del Scotiabank Arena después de que varios hinchas se subieran encima de ellos.

A lo largo de toda la postemporada, los aficionados de los Raptors han demostrado lo pasionales que pueden llegar a ser. Las concentraciones en la Maple Leaf Square, la plaza que da acceso al estadio del equipo, se han convertido en un punto con tanta o más pasión que el Scotiabank Arena. Hasta el extremo de que los medios norteamericanos lo apodaron como Jurassic Park. Aquí en España, tanto Guille Giménez como Antoni Daimiel optaron por ponerle un nombre más popular: el botellón. La formula es sencilla: miles de personas se congregan frente a una pantalla gigante, con puestos de comida y bebida alrededor, mucha música y, sobre todo, ganas de vibrar con los Toronto Raptors. La cola para entrar a la plaza y seguir el primer partido de las finales contra Golden State Warriors comenzó a las cuatro de la mañana y se prolongó por nada menos que quince horas.

El modelo del Parque Jurásico se ha imitado en los principales puntos de la geografía canadiense. La pasión por el baloncesto se ha despertado en Canadá, un país en el que los deportes nacionales son el hockey sobre hielo y el lacrosse. Muchas de las personas que salieron a celebrar por Toronto no eran canadienses de nacimiento. La ciudad, al igual que todo el país, integra entre sus vecinos a una mezcla muy variada de culturas y razas venidas de todos los rincones del mundo. De hecho, el gobierno de Canadá anunció un plan a corto plazo para acoger a más de un millón de inmigrantes en los próximos tres años… una política migratoria que contrasta radicalmente con la de la administración Trump de Estados Unidos.

Uno de los aficionados de los Raptors más celebres, el rapero Drake, formó parte de las celebraciones nocturnas. Sus piques con los jugadores de los equipos que iban pasando por el Scotiabank Arena no fueron bien encajados por todo el mundo. En cualquier caso, el reflejo de su rostro después de la grave lesión que sufrió Kevin Durant, en contraposición con la gran cantidad de hinchas locales que se alegraron, puso de manifiesto que el popular rapero canadiense no tenía ninguna clase de maldad. El Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, fue otra de las voces autorizadas que mostró su apoyo a los Raptors. Con varios tuits, de hecho. Uno de ellos, viendo el sexto partido desde el sofá junto a sus dos hijos y su mascota. Una estampa de lo más familiar. Ya habido incluso quien ha hecho sorna de que el primer anillo en la historia de una franquicia fuera de las fronteras estadounidenses se haya producido en pleno gobierno de Donald Trump…

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en NBA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies