¡Síguenos!
Elia Viviani.

Giro de Italia

Triplete de Viviani en la víspera del Zoncolan

El sprinter italiano se impuso a Sam Bennett en una volata limpia. La general no sufre cambios con Yates líder a la espera de la alta montaña.

Con los ojos y la mente clavados en el Zoncolan, los velocistas han apurado una de sus últimas balas en la meta de Nervessa Della Battaglia. La victoria ha ido a parar al zurrón de Elia Viviani (Quick Step), que llegaba al sprint de hoy con ganas de resarcirse después de haberse cortado ayer camino de Imola y haber dejado ese triunfo en bandeja a Sam Bennett (Bora). Pero solamente ha tardado un día en tomarse su propia venganza, superándolo con autoridad y logrando su tercera etapa, una más que su rival irlandés.

 


Viviani, muy superior


Su eufórica celebración nada más cruzar la meta era un fiel reflejo de la rabia contenida por los últimos resultados. Se había empezado a poner en duda su supremacía en las llegadas y ha querido despejar dudas a lo grande. Ha ganado con una solvencia enorme, aprovechando una mala colocación del corredor del Bora, que remontó posiciones en el golpe de pecho final, pero solamente pudo ver en primera persona como Viviani pasaba el rodillo.

El resto de hombres rápidos de la carrera apenas están pudiendo pedir permiso al dúo estelar. Se están repartiendo los puestos de honor entre varios de ellos, pero siempre a cuerpo y medio de los mejores. Arrancó con empuje Jakub Mareczko (Wilier Triestina), ya retirado, se ha mantenido siempre regular Sacha Modolo (Education First) y van apareciendo a días sueltos y a ráfagas otros como Danny Van Poppel (Lotto NL Jumbo) o Niccolo Bonifazio (Bahrein Merida).

A pesar de la velocidad (46 km/hora de media), la jornada ha transcurrido sin sobresalto alguno, siendo la más cómoda para los hombres de la general desde aquellos días de sonrisas por Israel, cuando el Giro todavía estaba en pleno bostezo de buenos días. Hoy tuvieron su momento de gloria Andrea Vendrame (Androni), Alessandro Tonelli (Bardiani), Markel Irizar (Trek), Eugert Zhupa (Wilier Triestina), habitual fugado, y Marco Marcato (UAE Emirates). Estuvieron en cabeza 170 kilómetros y echaron un bonito pulso al pelotón, pero nunca con opciones reales de tener visos de llegar.

 


El impresionante Zoncolan


Pasadas dos semanas, el Giro afronta la hora de la verdad en lo que a la clasificación general se refiere. El primer plato es fuerte como pocos otros, el espectacular Monte Zoncolan, considerado como uno (o el) de los puertos más duros de toda Europa. Se trata de un ascenso de 10 kilómetros con una pendiente media del 12%, que cuenta con varias zonas del 20 y el 22%. El hombre del mazo ya se está relamiendo pensando en la agonía de los protagonistas.

Pero no es solo el Zoncolan, es que la de este sábado es una verdadera etapa de altísima montaña con 186 kilómetros. Antes de afrontar el coloso final, los corredores pasarán por otras cuatro subidas —una de segunda y tres de tercera categoría—, todas ellas duras y exigentes, que irán calentando las piernas de los ciclistas. Después, esos últimos diez kilómetros terminarán de mostrar las cartas de cada corredor. Si los escaladores más retrasados en la general como Miguel Ángel López (Astana), Fabio Aru (UAE Emirates) o Chris Froome (Sky) quieren dar la vuelta a la tortilla, ha llegado su momento. Ya no hay vuelta atrás.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Giro de Italia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies